PREMIUM  SOCIEDAD

Más vale prevenir que curar: Cruz Roja Navarra aconseja cómo cuidar a los colectivos más vulnerables al frío de estos días

Invita a prestar especial atención a aquellas personas de nuestro entorno que, por su situación vulnerable, corren mayores riesgos.

Los niños son unos de los más vulnerables al frío de estos días. ARCHIVO
Los niños son unos de los más vulnerables al frío de estos días. ARCHIVO  

La llegada de bajas temperaturas, típicas del Invierno, puede llegar a producir episodios de frío intenso en la Comunidad foral, siendo un riesgo para la salud de las personas, sobre todo para aquellas que se encuentran en situación de vulnerabilidad como son los mayores, infancia, enfermos crónicos y dependientes. También se suman a estas personas las que tienen bajo peso, alcohólicos o personas con discapacidad.

Así lo indica a través de un comunicado Cruz Roja Navarra que advierte de que cuando hace frío, en condiciones normales, el termostato interno de nuestro organismo reacciona provocando el estrechamiento de los vasos sanguíneos próximos a la piel, y evitando así que perdamos el calor de nuestro cuerpo.

Si además de frío, existe humedad o viento, o la situación personal es más vulnerable, nuestro organismo tiene que hacer esfuerzos para adaptarse y mantener la temperatura corporal normal. Esta adaptación hace que el organismo reaccione con pequeñas contracciones involuntarias de los músculos (tiritona) para mantener el calor.

FRÍO Y VULNERABILIDAD 

En la actualidad, junto a los climáticos, se producen cambios en la estructura y formas de vida de la sociedad. El aumento de las personas mayores es una realidad. En los últimos años cada vez es más frecuente encontrar personas que viven solas, en su mayoría de avanzada edad. Además, existen quienes no cuentan con capacidad para poder hacer frente a situaciones de frío intenso, ya sea por disponer de sistemas eléctricos anticuados, por falta de mantenimiento de los mismos o a causa de la pobreza energética.

El uso inadecuado de braseros eléctricos, estufas de gas o cualquier otro tipo de sistema de calor inseguro, supone un peligro para las personas.

Con el descenso de las temperaturas, Cruz Roja Navarra invita a prestar especial atención y seguimiento a aquellas personas de nuestro entorno (portal, escalera, comunidad, localidad..) que por su situación vulnerable (mayores, dependientes, enfermos crónicos...) corren mayores riesgos durante las épocas de frío intenso.

Además, desde sus Centros de Contacto, intensifica en estos periodos las comunicaciones periódicas con personas dependientes, cuidadoras o que viven solas, a quienes les recuerda las medidas preventivas a tomar y realiza un seguimiento sobre su estado de salud. Para ello realiza llamadas telefónicas desde sus Asambleas de Azagra, Burlada, Cascante, Cintruénigo, Estella, Logroño, Pamplona, Sangüesa, Tafalla y Tudela.

Cruz Roja Navarra, desde su programa “Prevenir es vivir” viene sensibilizando a la población en la prevención y atención a los problemas de salud derivados de las temperaturas extremas, bien sea por calor o frío. Los descensos de temperaturas ocasionan impactos en la salud de la población.

Por lo tanto, Cruz Roja ve necesario tomar medidas preventivas y actuar en los periodos en que la salud puede verse afectada por el descenso térmico. Para ello, con el fin de evitar situaciones de riesgo en los sectores más vulnerables de la población, se ofrecen una serie de consejos a seguir. Son los siguientes. 

En el exterior (en la calle, en el campo):

-Procure buscar refugio en un lugar cerrado. Si tiene que permanecer en el exterior, procure resguardarse del frío y la humedad.

-Si puede, evite las actividades en el exterior sobre todo una vez que se haya ido el sol.

-Si tiene que hacer actividades en el exterior durante las horas de más frío (una vez oscurecido) no olvide abrigarse, (sobre todo las extremidades), no llevar prendas apretadas o mojadas, beba líquidos calientes y azucarados, no tome bebidas alcohólicas y permanezca en movimiento.

En el hogar:

-Procure permanecer en las estancias donde haya algún foco de calor (radiador, estufa,..) o donde pueda estar abrigado.

-Cierre las ventanas, baje las persianas, corra las cortinas.... evitando que las corrientes de aire o el agua entren .

-Utilice las medidas tradicionales a su alcance: mantas, estufas, radiadores,.. Recuerde que el papel entre el cuerpo y la ropa hace que el calor corporal se

mantenga.

-Si utiliza braseros de carbón o enciende algún fuego, recuerde que tiene que dejar entrar el aire de cuando en cuando, para no correr riesgo de asfixia.

En el automóvil:

-Solo emprenda viaje si es imprescindible.

-Lleve el depósito lleno de combustible.

-Lleve una manta.

-Cargue la batería del teléfono móvil antes de salir.

-Lleve líquidos azucarados y calientes (termo con café, caldo o leche caliente).

-Utilice la calefacción, pero cada cierto tiempo (1/2 h aprox), abra durante unos segundos las ventanas.

-Si viaja con personas vulnerables (personas mayores, infancia, enfermos crónicos...) preste especial atención a los cambios bruscos de temperatura que se producen al entrar y salir del vehículo y que pueden afectar a los pasajeros del mismo. Tomando las precauciones necesarias; bajar la temperatura interior poco a poco e incluso abrir un poco la ventana poco antes de bajarse del vehículo.

-Cuando haga un viaje largo no olvide descansar y consumir alimentos calientes. Nunca bebidas alcohólicas.

A nivel personal:

-Intente mantenerse seco y abrigado de forma continua.

-Use ropa de abrigo (varias prendas superpuestas: camiseta, camisa, jersey...), no apretada y proteja de manera especial cabeza, manos y pies.

-Utilice un calzado impermeable, cómodo y que no le apriete.

En las comidas:

-Haga comidas con alto contenido en grasas y azúcares que le aporten la energía necesaria para combatir el frío.

-Beba líquidos azucarados y calientes siempre que no exista contraindicación médica.

-Evite las bebidas alcohólicas.

Si tiene algún problema de salud:

-Consulte con su médico acerca de las medidas suplementarias que debe adoptar si padece alguna enfermedad de riesgo.

-Siga tomando sus medicamentos. No se automedique.

-Si se encuentra mal, no se pare e intente resguardarse mientras pide ayuda.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más vale prevenir que curar: Cruz Roja Navarra aconseja cómo cuidar a los colectivos más vulnerables al frío de estos días