SOCIEDAD

Los presos de ETA reclaman la contrapartida ante la derrota de la banda: el fin de la política penitenciaria

La dirección del coletivo de presos reclama que se les conceda la libertad condicional o que se libere a los etarras enfermos.

Manifestación en Pamplona en apoyo a los presos de ETA. ARCHIVO
Manifestación en Pamplona en apoyo a los presos de ETA. ARCHIVO  

Los miembros de la dirección del Colectivo de Presos Politicos Vascos (EPPK), Ainhoa Mujika y Jon Olarra, han opinado este domingo que, "desaparecida ETA, es hora de desactivar la política penitenciaria de excepción" para los presos de la banda terrorista.

Gara publica "la primera entrevista a la dirección de EPPK", colectivo que agrupa a los presos de ETA, "tras la desaparición" de la banda, en la que sus dirigentes han denunciado que en España "no se nos aplica la ley, sino que más bien nos la retuercen con unos objetivos políticos muy concretos y en defensa de un proyecto político determinado".

Han valorado que Francia "haya comenzado con los acercamientos", y eso les hace "ver las cosas a corto-medio plazo con optimismo" y vaticinar que "la situación de excepcionalidad" en las prisiones se va a terminar.

"Cada vez son más familias las que tienen que recorrer menos kilómetros para realizar las visitas", pero "esos acercamientos son un punto de partida", ya que "se tienen que acelerar", además de "resolver otros problemas, como el acceso a la libertad condicional y la liberación de los presos gravemente enfermos", han advertido.

El EPPK apuesta asimismo, según indica en la entrevista, por avanzar dentro de la vía legal para conseguir mejoras en su situación dentro de las cárceles para los presos de la banda terrorista ETA.

Mijika ha asegurado que se les deniega sistemáticamente el cambio de grado penitenciario, a pesar de que "los presos políticos vascos ni somos un peligro ni estamos inadaptados, así que los requisitos principales ya los cumplimos".

PRIMER GRADO

Sin embargo, "el hecho de pertenecer a una organización armada ha sido el motivo absoluto, incuestionable e inapelable, para mantenernos en primer grado de forma sistemática e indefinida".

Olarra ha afirmado que, "desaparecida ETA, es hora de que el Gobierno desactive la política penitenciaria excepcional que iba incluida dentro de la denominada lucha antiterrorista".

A su juicio, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, habla del principio de legalidad cuando "la política de dispersión y alejamiento que se nos aplica es una medida política discrecional que decide el Gobierno".

Mujika ha insistido en que "es imposible desvincularse de algo que ya no existe", y así, con el fin de ETA, "el argumentario se les ha acabado y todo dependerá de la voluntad que tengan y de lo coherentes que sean con todo lo que han estado manifestando todos estos años".

Ha pedido al nuevo Ejecutivo del PSOE empezar a avanzar "paso a paso", porque "no es la primera vez que veríamos que el discurso del mismo partido cambia dependiendo de si está en el Gobierno o en la oposición".

RECONOCIMIENTO DEL DAÑO

Por lo que respecta al reconocimiento del daño, afirman que "las veces" que por su parte se ha reconocido el daño causado, "se ha querido hacer con respeto, con sinceridad, con sobriedad, dándole toda la importancia que merece este asunto".

"Las reflexiones planteadas por EPPK respecto a estos temas parten de una reflexión sincera en la que no pretendemos eludir nuestras responsabilidades, pero tampoco asumir exigencias impuestas desde la necesidad de determinadas fuerzas políticas de imponer un relato único y excluyente, a fin de eludir sus propias responsabilidades", sostienen.

Respecto a las apelaciones para que se califique ese daño como "injusto", dicen que "los conflictos políticos que acaban derivando en enfrentamientos violentos siempre parten de situaciones injustas y acaban produciendo daños injustos".

"Toda guerra en sí misma es injusta", justifican, para añadir que "se debería sacar a las víctimas del espacio de la confrontación política", ya que "se mezcla intencionadamente la necesidad de reparación de las víctimas con la disputa política diaria, más centrada en el desgaste del adversario político".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los presos de ETA reclaman la contrapartida ante la derrota de la banda: el fin de la política penitenciaria