SOCIEDAD

La Mancomunidad de Pamplona reclama la construcción de un centro de tratamiento de residuos en Imárcoain

Su presidente, David Campión, dice que "vincular el nuevo centro a un antiguo vertedero es no entender nada de la política ambiental y de residuos".

Imagen de una excavadora recogiendo algunas de las basuras de un vertedero. ARCHIVO
Imagen de una excavadora recogiendo algunas de las basuras de un vertedero. ARCHIVO  

El presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP), David Campión, ha defendido este miércoles la "necesidad" e "idoneidad" de la construcción de un centro de tratamiento de residuos en Imárcoain, y ha destacado que ahora "toca agilizar al máximo los trabajos" para "no ahondar en el problema ambiental que estamos generando" y que la nueva planta pueda iniciar su andadura en el 2023.

"Ya es hora de coger el toro por los cuernos y de ponernos manos a la obra para resolver este gran problema", ha señalado Campión, que ha pedido a los grupos políticos que los Presupuestos Generales de Navarra para el próximo año "cuenten ya con una partida específica para respaldar este proyecto".

En una sesión de trabajo en el Parlamento de Navarra, solicitada por PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, Campión ha explicado que cerca de un 60% de los residuos de la comarca de Pamplona son vertidos en Góngora "sin ningún tratamiento previo", por lo que, según ha dicho, "para resolver este problema" es necesario "un plan de choque con dos bases, un ambicioso plan para la separación en origen y un centro de tratamiento de residuos".

Según ha expuesto, Pamplona y su comarca es "una de las últimas capitales de provincia que no cuenta con un centro de tratamiento de residuos", por lo que ha defendido que su instalación es "imprescindible" y "necesaria" para el tratamiento integral.

Ha remarcado, además, que "el nuevo centro de tratamiento de residuos es una instalación industrial, equivalente a una fábrica, con menos impacto de las que ya están en nuestros polígonos industriales, y que lo que consigue es aprovechar al máximo los residuos reutilizables y reducir a la mínima parte posible los residuos sin valor".

"Es un eslabón imprescindible con el que no cuenta la comarca y forma parte de la jerarquía de residuos", ha reseñado Campión, que ha considerado que, "con más de una década de retraso", ahora "toca agilizar al máximo los trabajos que nos lleven a superar esta situación de grave perjuicio ambiental que generan los residuos urbanos de la comarca".

"INGENTE PROBLEMA AMBIENTAL"

En este sentido, ha subrayado que "cualquier proceso político o de otra índole que nos llevase nuevamente a demorar años el tratamiento de los residuos, por legítimo que sea, ahondará en el ingente problema ambiental que estamos generando". Y ha advertido de que "cada día que pasa sin resolverse el problema de tratamiento de los residuos en la comarca es un día en el que 240 toneladas se vierten sin tratamiento".

Asimismo, el presidente de la MCP ha asegurado que, "aunque quisiera", la mancomunidad "no puede construir las nuevas instalaciones en Góngora", ya que el convenio firmado en el año 2008 con el Ayuntamiento de Aranguren "vincula y obliga a la MCP no solo a dejar de usar el vertedero en el año 2023", sino que, además, "prohibió realizar nuevas instalaciones en Góngora".

Ha opinado, además, que "vincular el nuevo centro a un antiguo vertedero es no entender nada de la política ambiental y de residuos de la Unión Europea", y ha defendido que el proceso seguido hasta la fecha en relación al nuevo centro de tratamiento ha sido "incuestionable técnica y administrativamente".

En el turno de los grupos parlamentarios, Ramón Alzórriz, del PSN, ha considerado "fundamental" que "la ciudadanía entienda que lo que separa en dos contenedores, el marrón y el verde, acaba cayendo en el vertedero de Góngora", y ha lamentado que "llevamos diez años de incumplimiento por depositar en vertedero los residuos urbanos sin tratamiento". A su juicio, en este tema "estamos hablando de una guerra política", porque el "problema" ha surgido cuando "ha aparecido la ubicación".

ACTUACIÓN URGENTE

En representación de Geroa Bai, Pablo Azcona ha defendido la "urgencia" de esta actuación y que su ubicación sea en Imárcoain. Ha considerado que "vincular las plantas de tratamiento a vertederos es algo del pasado, que a futuro no es ni recomendable ni entendible", y ha remarcado que el convenio firmado con el Ayuntamiento de Aranguren ha de "cumplirse".

Por parte de EH Bildu, Adolfo Araiz ha rebatido las declaraciones de Alzórriz y ha lamentado que, con sus afirmaciones sobre los residuos en los contenedores verde y marrón, "se carga en dos minutos el trabajo de 30 años". Según ha dicho, no es cierto que estos residuos se junten, sino que "lo que no se separa en los domicilios, no se separa en Góngora". Ha apoyado, además, la nueva planta en Imárcoain.

En representación de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón ha afirmado que, teniendo en cuenta las manifestaciones del presidente del MCP, "todas las decisiones que se han tomado han seguido los procesos de participación y con unanimidad", por lo que, según ha indicado, "no es el momento de volver atrás y pensar en Góngora otra vez".

Finalmente, Juan Luis Sánchez de Muniáin, de Navarra Suma, ha remarcado que "nadie ha discutido que haya que hacer una planta", pero se ha preguntado "por qué no se puede hacer en Góngora, aprovechando las instalaciones", y "por qué no se ha contemplado en las alternativas" esta ubicación. "Aquí nadie dice que, a pesar de ser necesaria la construcción de una planta, va a seguir siendo necesario el mantenimiento de un vertedero", ha subrayado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Mancomunidad de Pamplona reclama la construcción de un centro de tratamiento de residuos en Imárcoain