SALUD

Un cirujano del Hospital Reina Sofía de Tudela recibe dos premios en unas jornadas internacionales

El Dr. Mario de Miguel Valencia ha sido galardonado en las XXVII Jornadas Internacional de Coloproctología gracias a dos comunicaciones.

El Dr. Mario de Miguel Velasco y el Dr. Mario de Miguel Valencia. GOBIERNO DE NAVARRA
El Dr. Mario de Miguel Velasco y el Dr. Mario de Miguel Valencia. GOBIERNO DE NAVARRA  

Dos comunicaciones (una oral y otra en formato póster) presentadas por el Dr. Mario de Miguel Valencia, cirujano del Hospital Reina Sofía de Tudela, han sido premiadas en las XXVII Jornadas Internacionales de Coloproctología, celebradas en Baiona (Pontevedra) el pasado mes de octubre.

Los trabajos de investigación han sido realizados conjuntamente por la Unidad de Cirugía Colorrectal del Complejo Hospitalario de Navarra y el Servicio de Cirugía General del Hospital Reina Sofía de Tudela, con la colaboración del Departamento de Economía de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y la sección de Análisis de Coste del Servicio Navarro de Salud.

Las comunicaciones recogen los resultados a largo plazo de la neuroestimulación de raíces sacras (SNS) para el tratamiento de la incontinencia fecal. El Dr. Mario de Miguel Velasco y su equipo del antiguo Hospital Virgen del Camino de Pamplona, junto a otros pocos centros españoles, introdujeron esta técnica en nuestro país para el tratamiento de la incontinencia fecal.

En Navarra, se está utilizando desde el año 2002 y continúa en la actualidad, para tratar aquellos casos de incontinencia fecal más severos que no responden a terapias de primera línea como medidas higiénico dietéticas, fármacos o rehabilitación pélvica.

La incontinencia fecal tiene un impacto muy negativo en la calidad de vida de los pacientes y genera elevados costes económicos. Puede afectar entre el 1 y 12% de la población adulta, incrementándose con la edad hasta el 25%, y cercana al 50% en situaciones de institucionalización como centros geriátricos.

LOS RESULTADOS HASTA 2016

El análisis se prolonga durante 14 años, desde 2002 a 2016. El Dr. De Miguel Valencia, explica que "por un lado se han analizado los resultados funcionales y de calidad de vida, valorando, entre otros aspectos, si la edad es un factor que pudiera afectar a los mismos". "Por otro lado, bajo supervisión de los profesores del Departamento de Economía de la UPNA, Juan Manuel Cabasés y Eduardo Sánchez, se ha realizado una evaluación económica, comparando los costes económicos y la efectividad de la neuroestimulación de raíces sacras frente al tratamiento sintomático de los pacientes con incontinencia (pañales, medicación…)”, ha añadido.

Así pues, la SNS puede responder a la necesidad de los pacientes de disponer de un tratamiento mínimamente invasivo y reversible que consigue mejorar la gravedad de los síntomas, evitando posibles complicaciones asociadas a cirugías más agresivas.

El Gobierno, en su comunicado, ha comentado que "interesaba valorar su coste eficacia porque es una técnica que implica un coste económico alto, en su mayor parte (81.6%) derivados del coste de los dispositivos (11.130 €). Por otra parte, paliar los síntomas de una persona con incontinencia fecal severa puede generar un coste anual de unos 1.100€ en pañales, medicación, etc".

Del estudio, a la vista de los sus resultados, se concluye que “la SNS es efectiva en el 70% de los pacientes tratados, mejorando la continencia y calidad de vida a largo plazo, sin influir la edad” y “en comparación con el tratamiento sintomático, es una técnica que cumple los criterios establecidos de coste eficacia del sistema sanitario español y de los estándares europeos”.

“Estos resultados se pueden considerar relevantes, dado que, además de confirmar la eficacia del tratamiento, son muy importantes para los sistemas sanitarios cuando deben evaluar nuevas tecnologías para decidir incluirlas o mantenerlas en su cartera de servicios porque, aunque resulten costosas, sin embargo, cumplen criterios de costo eficacia y costo utilidad”, señala el cirujano.

LA TÉCNICA

La SNS es una técnica con baja morbilidad, realizada bajo anestesia local en régimen de Cirugía Mayor Ambulatoria (siendo dados de alta el mismo día). Consiste en estimular los nervios sacros mediante un generador de impulsos eléctricos, de manera que el sistema nervioso module el funcionamiento del recto y esfínteres anales para corregir la incontinencia fecal. Esta técnica también se emplea en el tratamiento de disfunciones urinarias, estreñimiento o dolor crónico, entre otras aplicaciones.

El procedimiento se inicia con una fase de 'screening' (estimulación aguda en quirófano y temporal durante 3-4 semanas), de manera que selecciona para el implante definitivo a aquellos pacientes que hayan tenido éxito en el período de prueba. El paciente tiene un electrodo alojado en las raíces sacras y recibe impulsos del generador colocado en el tejido graso subcutáneo de la zona glútea.

Las mujeres, especialmente multíparas, de edad avanzada, que han sido sometidas a cirugías o traumas pélvicos (resección colorrectal por cáncer, partos instrumentales…) con posible lesión de esfínteres o estructuras nerviosas, tienen mayor riesgo de sufrir incontinencia. Otros factores asociados son la radioterapia pélvica o enfermedades neurológicas.

Hasta este momento, el Complejo Hospitalario de Navarra es uno de los centros españoles que más implantes definitivos para incontinencia fecal ha realizado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un cirujano del Hospital Reina Sofía de Tudela recibe dos premios en unas jornadas internacionales