• sábado, 08 de mayo de 2021
  • Actualizado 02:57

 

 
 

SOCIEDAD

El cupón de la Once 'cae' en Pamplona: 350.000 euros repartidos desde un kiosko del centro de la ciudad

El cupón agraciado fue para el número 31.742, que ha conseguido un premio de 35.000 euros para cada uno. 

Un kiosko de venta de lotería en Pamplona. Navarra.com
Un kiosko de venta de lotería de la Once en Pamplona. Navarra.com

El cupón diario de la Once ha dejado 350.000 euros en Pamplona en el sorteo celebrado el martes con la venta de varios cupones agraciados con las 5 cifras. 

El vendedor del premio ha sido Edison Ivan Ortega Alvarado que vendió el número agraciado desde su kiosco situado en la Plaza del Castillo con Bajada Javier. El vendedor ha mostrado su felicidad "por poder repartir este premios en esta época de falta de alegrías sociales" y ha manifestado que espera que sea el preludio del sorteo esoecial que se celebra este 11 de noviembre (11/11).  

El Cupón diario de la Once ofrece, de lunes a jueves, por 1,5 euros, 55 premios de 35.000 euros a las cinco cifras.

Además, el cliente tiene la oportunidad, por 0,5 euros más, de jugar también a la serie, y ganar ‘La Paga’ de 3.000 euros al mes durante 25 años, que se añadirá al premio de 35.000 euros. Tienen premio de 500 euros los números anterior y posterior al agraciado; y premios de 200, 20, y 6 euros a las cuatro, tres y dos últimas cifras, respectivamente, del cupón premiado. Así como reintegros de 1,5 euros a la última y primera cifra.

Los cupones y productos de juego de la Once se comercializan por los 20.000 agentes que integran su red de ventas. A través del Terminal Punto de Venta (TPV), el cliente puede elegir además el número que más le guste. También se pueden adquirir desde la página web oficial de Juegos Once y establecimientos colaboradores autorizados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cupón de la Once 'cae' en Pamplona: 350.000 euros repartidos desde un kiosko del centro de la ciudad