SOCIEDAD

Atentos al cielo: así vigila la Policía Foral a los ciudadanos para que respeten el confinamiento

La unidad de drones de la Policía Foral utiliza esta herramienta como método preventivo y disuasorio.

La Policía Foral vigila los cielos con drones para que ningún ciudadano se salte el estado de alerta durante la crisis del coronavirus. MIGUEL OSÉS
La Policía Foral vigila los cielos con drones para que ningún ciudadano se salte el estado de alerta durante la crisis del coronavirus. MIGUEL OSÉS  

Toda herramienta es útil para controlar a la ciudadanía y que esta siga respetando el confinamiento decretado tras el estado de alarma. La Policía Foral cuenta con una herramienta idónea para una situación así: los drones.

La unidad de drones de la Policía Foral lleva operativa algo más de un año y es fundamental para todo tipo de asuntos policiales.

Desde rescates en la montaña, inspecciones oculares por fallecimientos o accidentes de tráfico. "Para cualquier cosa que se te ocurra hemos estado con los drones", informan fuentes de la unidad.

Los drones utilizados son de varios tipos: cámara térmica, con zoom, lejanía, etc. Dependiendo de la operación utilizan unos u otros, de una característica o tamaño diferente.

IDÓNEO PARA EL CONFINAMIENTO

"Desde el aire nos facilita mucho las cosas. De esta manera se evita la proximidad, los contagios de los agentes y es más discreto. Para estas circunstancias el uso de drones ha resultado mucho mejor de lo que esperábamos", apuntan desde la Policía Foral.

Controlando desde el aire se evitan muchos riesgos innecesarios, como puede ser el propio contagio de los agentes. Como indican desde esta unidad, se trata de un método menos invasivo y de esta manera consiguen evitar que la gente se esconda.

"Para la época en la que estamos, en este estado de alarma, es el mejor medio del que disponemos", explican.

Respecto al número de denuncias, al tratarse de un estado excepcional no se puede afirmar que hayan crecido durante estas semanas. Lo que sí tiene clara esta unidad es que esta vigilancia aérea es un método de prevención.

"La gente ya no solo mira lo que hay en la calle, saben que desde el cielo también los estamos controlando. Es un método preventivo y disuasorio, que la ciudadanía sepa que se vigila por el aire y esto evita que muchas veces salgan a la calle", concluyen.

VIGILANCIA EN ALLOZ

El año pasado, en el mes de julio, esta unidad de la Policía Foral también fue necesaria para controlar las aglomeraciones que se formaron en el embalse de Alloz.

El empleo de los drones y el apoyo de una patrulla sobre el terreno, hizo posible realizar un control y vigilancia desde el aire más exhaustiva, permitiendo recorrer todas las orillas del embalse comprobando la existencia de posibles infracciones a las ordenanzas municipales o a la legislación medioambiental, además de la posibilidad de auxiliar en su caso a personas que lo puedan necesitar.

El uso de estas aeronaves no tripuladas por la Policía Foral permite vigilar una importante extensión de terreno en muy poco tiempo, accediendo con facilidad a las playas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Atentos al cielo: así vigila la Policía Foral a los ciudadanos para que respeten el confinamiento