SOCIEDAD

La pobreza severa desciende casi a la mitad en Navarra y se sitúa como la más baja de España

La zona de Tudela es la región de la Comunidad foral con mayor tasa con "una de cada seis personas en situación de pobreza severa".

Un joven mendigo en calle ARCHIVO
Un joven mendigo en calle ARCHIVO  

El III Informe sobre pobreza y desigualdad en la Comunidad Foral constata que Navarra tiene los mejores datos a nivel estatal con un 2,6 % de pobreza severa, lo que significa un descenso del 44,6 % con respecto a los datos del informe presentado el año anterior (4,7 %).

En término numéricos esto supone pasar de 30.110 personas en pobreza severa a 16.724, según el informe del Observatorio de la Realidad Social del departamento de Derechos Sociales, que ha sido presentado en rueda de prensa por la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y dos representantes del Observatorio de la Realidad Social, Luis Campos y Antidio Martínez de Lizarrondo.

Navarra, de acuerdo con los datos del índice GINI, presenta porcentajes de pobreza inferiores a los de la media de los países de la Unión Europea, situándose al nivel de Noruega o Finlandia, y a nivel estatal se posiciona como la comunidad menos desigual del país y la que tiene el porcentaje más bajo de pobreza.

Sin embargo, Maeztu ha recalcado que aunque los datos sean favorables "no podemos darnos por satisfechos" y que hay que "seguir poniendo el acento" en problemas "serios", tales como la desigualdad intrarregional presente en algunos grupos de la población navarra y en el territorio, con "notables diferencias" de norte a sur.

Según Martínez de Lizarraga, los colectivos más afectados por las dificultades de la pobreza severa por edad y sexo son los menores de 16 años con un 18,3 % y las mujeres con un 12 % frente al 10,8 % de los hombres y, además, ha destacado que la tasa de pobreza en la población extrajera es 5 veces superior a la de la población local.

Por áreas de servicios sociales, el documento también resalta las diferencias entre el norte y sur de la comunidad, con la zona de Tudela a la cabeza con "una de cada seis personas en situación de pobreza severa" que, aún teniendo el dato más alto, ha mejorado con respecto al 2018, según la Estadística de Renta de Navarra.

Esto, llevado a los barrios de Pamplona, muestra que las tasas más altas de pobreza se encuentran en Echavacoiz y las más bajas en Ermitagaña, con 5,5 puntos menos que la media de la capital foral.

Campos ha expuesto que el informe es "muy riguroso", contiene una "alta cantidad de datos" y fuentes "muy diversas", tales como el indicador AROPE que utiliza la UE y que combina tres magnitudes: renta, privación material severa e intensidad de trabajo, y coloca a Navarra como la segunda región de España, tras el País Vasco.

Asimismo, la Comunidad Foral según la tasa AROPE se sitúa como la decimocuarta región a nivel europeo con menor riesgo de pobreza y exclusión y menos de la mitad (12,6 %) que el conjunto de España (26,1 %).

Otro de los indicadores que se han tomado como fuente es el índice S80/S20, que mide "la relación de desigualdad entre la renta media equivalente obtenida por el 20% de la población con el nivel de renta más alto respecto a la renta media equivalente obtenida por el 20% de la población con el nivel de renta más bajo".

Según el S80/S20, la Comunidad Foral presenta una "mayor cohesión social" y el "ratio más bajo" con respecto a otros territorios del país, con una desigualdad que descendido hasta el 3,9 % con respecto al 2017 (4,4), y por debajo de países como Suecia o Francia.

En conclusión, la situación de Navarra en relación con la desigualdad y la pobreza es "notablemente mejor" que la media española y europea, aunque se siguen observando "desigualdades" territoriales y sociales, como feminización de la pobreza y una mayor incidencia de la misma en menores de 16 años y personas inmigrantes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La pobreza severa desciende casi a la mitad en Navarra y se sitúa como la más baja de España