PREMIUM  SOCIEDAD

La plantilla Ibercake-Dulca exige a la empresa en Pamplona que abone los más de 1,6 millones de euros que debe a los despedidos

Denuncian que después de que el Tribunal Supremo "declarase nulo el cierre y despido de los más de 50 trabajadores de la planta de Santacara, sigue sin cumplir con sus obligaciones".

Manifestación de UGT y CC OO en Pamplona frente a la Delegación. PABLO LASAOSA (4)
Manifestación de UGT y CC OO en Pamplona frente a la Delegación. PABLO LASAOSA (4)  

Los trabajadores de Ibercake-Dulca se han manifestado esta mañana en la delegación del Gobierno en Pamplona para exigir que la empresa" cumpla con las sentencias y abone los más de 1,6 millones euros que debe a los trabajadores y trabajadoras injustamente despedidos por la dirección". 

Según ha señalado CCOO en un comunicado, "Ibercake en primer lugar incumplió con el acuerdo laboral suscrito con la plantilla en 2010 por el que la empresa se comprometía a mantener el empleo durante un mínimo de cuatro años. Ésta era precisamente la condición para que Ibercake se pudiese hacer con la propiedad de la planta en el proceso concursal de Pastas Garro. Lejos de mantener el empleo y la producción, la empresa desvió la actividad a otras plantas del grupo". 

Asimismo, señalan que, cuando en agosto de 2013 la dirección plantea el cierre de la fábrica, desde el sindicato se opusieron "al cierre recurriendo ante los tribunales el Expediente de Regulación de Empleo. Tanto el Juzgado de lo Social como el Tribunal de Justicia de Navarra declararon nulo el ERE, al igual que lo hizo el Tribunal Supremo, exigiendo a la empresa la reincorporación de los despedidos a sus puestos de trabajo".

DESPIDO DE MÁS DE 50 TRABAJADORES

En este sentido, denuncian que después de más de tres años desde que el Tribunal Supremo "declarase nulo el cierre y despido de los más de 50 trabajadores de la planta de Santacara, la empresa sigue sin cumplir con sus obligaciones, y para ello no ha dudado en plantear concurso de acreedores en otras dos plantas del grupo, Horno de Tuesta y Horno de Almansa, y lo hace con el único objetivo de no abonar sus deudas con los trabajadores despedidos injustamente".

Así, los trabajadores han manifestado su "rechazo a la forma de proceder del Administrador Concursal de Ibercake ya que en lugar de velar por los intereses de los acreedores, que en estos momentos son los propios trabajadores, está defendiendo y tomando decisiones que favorecen los intereses de la empresa".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La plantilla Ibercake-Dulca exige a la empresa en Pamplona que abone los más de 1,6 millones de euros que debe a los despedidos