SOCIEDAD

Mejorar la calidad: el diagnóstico del Plan de Empleo advierte de la "precarización" del trabajo en Navarra

En 2019 hubo "un importante incremento de la contratación", pero "un 39 por ciento de los contratos son de menos de una semana".

Un trabajador con una carretilla elevadora en una empresa. ARCHIVO
Un trabajador con una carretilla elevadora en una empresa. ARCHIVO  

El diagnóstico que servirá para la elaboración del Plan de Empleo de Navarra advierte de la "precarización" que existe en el mercado de trabajo en la Comunidad foral y propone introducir medidas para mejorar su "calidad".

El diagnóstico, elaborado por el Observatorio de la Realidad Social del Gobierno de Navarra, ha sido presentado este viernes en rueda de prensa por la consejera de Derechos Sociales, María Carmen Maeztu, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, y el director general del propio Observatorio, Luis Campos.

María Carmen Maeztu ha señalado que Navarra ha recuperado el empleo destruido durante la crisis, pero ha señalado que "vamos a un mercado laboral más dualizado". "Una parte minoritaria pero importante del mercado de trabajo ha agudizado su precariedad en forma de temporalidad extrema, jornadas parciales no deseadas, malos salarios en algunos casos e importantes desigualdades de género, edad y origen", ha afirmado.

Por ello, la consejera ha señalado que "desde las políticas públicas y en el futuro Plan de Empleo no solo hay que incidir en el apoyo a la creación de más empleo, sino hacerlo también incidiendo en su mayor calidad".

Por su parte, el consejero Manu Ayerdi ha afirmado que el diagnóstico es "un documento magnífico que va a ayudar mucho en el trabajo de debate y reflexión en la elaboración del Plan de Empleo" y ha confiado en que el plan pueda estar acordado antes del verano.

"CRONIFICACIÓN DE LA PRECARIEDAD"

Detallando algunos aspectos recogidos en el diagnóstico del Plan, de unas 180 páginas, Luis Campos ha señalado que "estamos ante una cronificación de unas cuotas importantes de precariedad en el actual sistema de trabajo y una pérdida del papel del trabajo como elemento básico de inclusión e integración social".

Según recoge el diagnóstico, el 33 por ciento de las personas desempleadas llevan más de un año en desempleo, es decir, son parados de larga duración. Además, hay colectivos especialmente vulnerables. Se trata de personas mayores de 50 años, jóvenes fuera del sistema educativo y personas inmigrantes.

Luis Campos ha dicho que se está produciendo "un importante incremento de la contratación, con cotas máximas en 2019", pero "un 39 por ciento de los contratos son de menos de una semana de duración y un 28,8 por ciento a tiempo parcial".

La consejera de Derechos Sociales, María Carmen Maeztu, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, y el director general del Observatorio de la Realidad Social, Luis Campos. EUROPA PRESS

Según ha añadido, "existe también un desajuste entre la oferta y la demanda en términos de adecuación de las exigencias cognitivas por parte de los trabajadores, es decir, un desajuste entre la capacidad formativa de los trabajadores y lo que está demandando la empresa".

También recoge el informe unas importantes diferencias comarcales en cuanto a la evolución del desempleo y señala que en las zonas de la Ribera, la Ribera Alta, y Tierra Estella "el desempleo está todavía lejos de volver a la situación previa a la crisis".

El informe también dedica un apartado al reto demográfico, que "tal vez sea una de las líneas de trabajo que vamos a tener que desarrollar con una perspectiva de medio y largo plazo más importante". "Estamos ante una población muy envejecida, lo que va a suponer un desafío para el reemplazo generacional, es decir, qué capital humano va a reemplazar los puestos de trabajo que poco a poco van a pasar a la jubilación. Más del 20 por ciento de la población ya tiene 64 o más años", ha señalado Luis Campos.

Con este análisis, la consejera María Carmen Maeztu ha presentado algunas líneas por las que deberían discurrir las políticas activas de empleo, que son competencia de su departamento.

Así, ha planteado, entre otras medidas, "mejorar la empleabilidad de las personas beneficiarias de los programas, adaptar las habilidades profesionales a las demandas que tiene el mercado de trabajo, dotar a las personas de herramientas de desenvolvimiento en el mercado laboral, potenciar la autonomía de las personas para que sean capaces de articular estrategias por sí mismas, acompañar en un proceso de cambio del modelo productivo más acorde con las expectativas de las personas, y procurar también un incremento de la inserción laboral así como una mejora de las expectativas laborales de las personas ocupadas".

Por su parte, Manu Ayerdi ha incidido en que Navarra lleva tiempo trabajando en la Estrategia de Especialización Inteligente, "según la cual apostamos por una Navarra que sea competitiva en lo económico y cohesionada en lo social y en lo territorial, con una gestión sostenible del medio ambiente. "Este modelo de desarrollo se traduce en un modelo de empleo de calidad. Esa visión de Navarra tiene una correlación con el empleo, que es el empleo de calidad", ha destacado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Mejorar la calidad: el diagnóstico del Plan de Empleo advierte de la "precarización" del trabajo en Navarra