SOCIEDAD

Más de 80 alumnos del centro Andrés Muñoz Garde participan en un programa de terapia asistida con perros

Los profesionales y equipo canino de la asociación Biak Bat participan en la actividad educativa diaria del centro.

Un perro de asistencia junto a una alumna del colegio Andrés Muñoz Garde. CEDIDA
Un perro de asistencia junto a una alumna del colegio Andrés Muñoz Garde. CEDIDA  

Un total de 85 alumnos del centro público de educación especial Andrés Muñoz Garde, en Pamplona, han participado a lo largo de 2019 en un programa de terapia asistida con perros de la mano de la asociación Biak Bat.

Los profesionales y equipo canino de la asociación Biak Bat participan en la actividad educativa diaria del centro con el objetivo principal de aumentar la motivación en el aprendizaje y fomentar el desarrollo integral. Desde el año 2015, el centro educativo trabajo con la terapia asistida con perros.

Hasta el curso 2017/2018 fue la asociación de padres y madres, con el apoyo de Biak Bat, la que financió el programa, pero solo podía atender a una cuarta parte del centro cada curso. Para el curso 2018/2019 se planteó el reto de conseguir un programa para todo el centro, aproximadamente 84 alumnos. De esta forma se consiguió que finalmente fuera el Departamento de Educación de Gobierno de Navarra el que asumiera el coste del mismo.

Por ello, durante el 2019 se ha realizado el programa dividiendo a todo el centro en dos bloques y finalmente han sido 85 personas, 37 alumnas y 48 alumnos, los que han participado y disfrutado del mismo, realizando en torno a 220 sesiones.

El equipo profesional ha estado formado por 8 personas, entre las que hay profesionales de la psicología, pedagogía, educación social y educación canina con amplia formación y experiencia en la inclusión de animales en entornos educativos.

El equipo animal lo han conformado 6 perros: Ivonne, Nipón, Lua, Inka, Nur y Diana, que han acudido al centro dos veces por semana. En coordinación directa con tutores se han trabajado objetivos relacionados con la promoción de la comunicación en general y del lenguaje en particular, con el impulso del desarrollo motor y de la autonomía, responsabilidad, confianza, así como el aumento del bienestar emocional entre otros.

Entre los retos que se plantean para el año 2020 está la realización de una investigación educativa para valorar el impacto de la intervención tanto en el aprendizaje y bienestar del alumnado como en el resto de profesionales y del clima escolar. Se espera que de nuevo como este año el Departamento de Educación asuma el coste de su realización y colabore en la investigación.

La asociación Biak Bat ha destacado que "la experiencia de estos cinco años nos indica que el trabajo con perros en el ámbito educativo crea un ambiente óptimo para el aprendizaje y el desarrollo integral del alumnado que participa, todo ello desde la innovación educativa y bienestar animal".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más de 80 alumnos del centro Andrés Muñoz Garde participan en un programa de terapia asistida con perros