• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:58

 

 
 

SOCIEDAD

Los pensionistas convocan manifestaciones en Navarra y aseguran que "van a seguir peleando sin descanso"

El colectivo ha ratificado que su lucha ha servido para poner en evidencia "las grandes mentiras de que el Sistema Público de Pensiones es insostenible".

Concentración de pensionistas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. MIGUEL OSÉS
Concentración de pensionistas en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona. MIGUEL OSÉS

Los movimientos de pensionistas de Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra han anunciado que las manifestaciones convocadas este sábado tienen como principal objetivo exigir al Gobierno de España "sin más dilación" la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012 y los recortes de las reformas de pensiones de 2011 y 2013 que siguen "vigentes". Igualmente expresarán su rechazo a los recortes que las recomendaciones del Pacto de Toledo ratificadas por el Congreso "abren la puerta".

El colectivo ha hecho público este martes un manifiesto consensuado de forma conjunta, donde se han ratificado en que su lucha ha servido para poner en evidencia "las grandes mentiras de que el Sistema Público de Pensiones es insostenible".

Han recordado en su escrito que el problema de las pensiones "está en los ingresos, no en los gastos, y garantizarlas requiere más y mejor empleo, redistribuir equitativamente la riqueza que trabajadoras y trabajadores generamos con nuestro trabajo y una profunda reforma fiscal que lo haga posible".

Tras recordar que el pacto de Toledo ha rechazado sus principales reivindicaciones y que tras la votación del Congreso el factor de sostenibilidad, las pensiones de miseria y las reformas de 2011 y 2013 siguen vigentes y se abre la puerta a nuevas reformas, el movimiento exige también a los Gobiernos vasco y navarro y a sus Parlamentos "que hagan lo que sea necesario para que las necesidades de los pensionistas sean satisfechas".

El movimiento ha recordado también, a quienes esperan que abandonen su lucha, "que pierdan toda esperanza porque van a seguir peleando sin descanso hasta conseguir unas pensiones públicas dignas, justas y suficientes para su generación y las venideras".

Tras remarcar que transcurrido un año desde la movilización general realizada el 30 de enero de 2020 y tres años de movilizaciones continuas, lo conseguido "es insuficiente", aunque aquellos que "quieren privatizar y reducir a su mínima expresión el Sistema Público de Pensiones esperan que nos vayamos de las calles".

El colectivo concluye su nuevo comunicado recordando que su tabla de reivindicaciones, que volverán a poner sobre la mesa en las manifestaciones de este sábado, incluyen una pensión mínima de 1.080 euros en el objetivo de equipararla al 60% del salario medio; garantizar por Ley la revalorización automática de las pensiones en función como mínimo del incremento del coste de la vida; o la derogación del factor de sostenibilidad y los coeficientes reductores de la jubilación anticipada con 40 años de cotización.

Igualmente demandan acabar con la brecha de género, incrementar hasta el 100% de la base reguladora la pensión de viudedad y eliminar las desgravaciones fiscales de planes y fondos de pensiones. De cara a abordar estas demandas, los pensionistas han pedido "ser consultados en este proceso de reforma".

Por todo ello, han invitado a personas y organizaciones sociales y sindicales a compartir con ellos la movilización de este sábado, 13 de febrero, para "celebrar tres años de movilización continua y renovar su compromiso en defensa de unas pensiones públicas, dignas, justas y suficientes".

Asimismo, han anunciado que continuarán exigiendo "con carácter de urgencia medidas sanitarias y socio sanitarias que pongan freno a la situación dramática a la que se está asistiendo, sobre todo en las residencias".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los pensionistas convocan manifestaciones en Navarra y aseguran que "van a seguir peleando sin descanso"