• domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:30

 

 
 

SOCIEDAD

Penalizaciones de hasta 200 euros: los problemas de los navarros con las compañías telefónicas

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido más de 4.000 consultas y reclamaciones sobre telefonía en los últimos cinco meses.

Un hombre responde a un mensaje de WhastApp desde su teléfono móvil.
Un hombre responde a un mensaje desde su teléfono móvil. ARCHIVO

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido más de 4.000 consultas y reclamaciones sobre temas de telefonía en los primeros cinco meses del año.

Gran parte de las desavenencias de los consumidores navarros vienen por los desacuerdos en las condiciones firmadas, por lo que la asociación recomienda a los consumidores que, antes de realizar una portabilidad de una operadora a otra, soliciten las condiciones por escrito y las estudien detenidamente.

Entre los motivos más casuales de quejas recibidas se encuentran los cobros de penalizaciones al cambiar de compañía, que en muchas ocasiones no tienen justificación. Por ello, Irache recuerda que estas cláusulas de permanencia deben ser previamente aceptadas por el consumidor, deben responder a una ventaja económica y el importe cobrado debe ser proporcional al tiempo que queda por cumplir.

"La falta de contrato escrito hace que el consumidor no sepa si tiene permanencia o no. Cuando le cobran 200 euros por este concepto, debe exigir la grabación telefónica de su contratación", explica la asociación. Aun así, debido a la complejidad de esta gestión, muchos consumidores acaban renunciando a un dinero que les pertenece. "Otras veces el problema viene de que no han aplicado la penalización de forma proporcionada y le han cargado 180 euros a falta de tres semanas para cumplir el plazo y la penalización no debía haber superado los 15 euros", añade.

Otras compañías están apostando por las "permanencias inversas" para que, según vaya disminuyendo el tiempo para cumplir el plazo, mayor sea la cantidad a pagar del consumidor por irse, provocando una posible renuncia al cambio de operadora.

INSTALACIONES NO DESEADAS

Es muy importante que antes de iniciar el proceso de cambio de compañía se esté seguro de que se va a llevar a cabo el cambio de operadora. Si no, y en caso de aceptar una posible contraoferta de su actual operadora, el cliente podría verse obligado a pagar más de cien euros por la instalación del cableado, router u otros aparatos de la nueva compañía. Otro problema añadido en estas situaciones es que, si el consumidor no devuelve los aparatos, también pueden acabar cobrándoselos. 

COBROS DE LA ANTERIOR COMPAÑÍA

Otro problema habitual es el de aquellas compañías que siguen cobrando por servicios que ya no prestan. "Lamentablemente, muchos consumidores se dan cuenta de esto después de perder cientos o miles de euros, En ocasiones, la anterior compañía reconoce el error y devuelve los importes cobrados de más. Pero otras veces la antigua operadora señala que no se le comunicó convenientemente la portabilidad o que los cobros proceden de servicios que no se cambiaron", explica Irache.

AUMENTO DE LA FACTURA

Ocurre en menor medida, pero también muchos han acudido a la asociación con quejas sobre este asunto. Puede ser que encuentres en tus factores veinte o treinta euros adicionales. Estos provienen de servicios de ocio o información que ofrecen empresas diferentes a la operadora, pero a través del servicio telefónico. La mayoría de estos servicios provienen de entregar el número de teléfono a determinadas páginas o al pinchar anuncios publicitarios desde el propio móvil.

CAMBIO EN LAS CONDICIONES

"En ocasiones, personas que han visto que su factura se encarecía han sufrido cambios unilaterales en las condiciones del contrato. Es un problema que se da porque muchas veces los consumidores se sienten indefensos o desconocen que los cambios en el contrato deben ser aceptados por ellos", afirma la asociación en relación a un problema en auge.

DESCONOCIMIENTO DE LAS CONDICIONES

La mayor parte de los problemas provienen de la falta de información. Ésta se da con frecuencia en las contrataciones telefónicas, en las que no siempre coincide las promesas del comercial con las condiciones que se concretan en la llamada verificadora. Además, es muy común que los consumidores desconozcan y no tengan por escrito sus condiciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Penalizaciones de hasta 200 euros: los problemas de los navarros con las compañías telefónicas