PREMIUM  SOCIEDAD

Los peligros de creer en los bulos de internet: de toro suelto a toro disecado en Carcastillo

La Policía Foral tuvo que acudir hasta la localidad tras recibir el aviso de que un gran astado campaba a sus anchas por la zona.

Toro disecado en Carcastillo. POLICÍA FORAL
Toro disecado en Carcastillo. POLICÍA FORAL  

En estos tiempos de conectividad continua y permanente, de uso indiscriminado de las redes sociales, los peligros inherentes a las nuevas tecnologías están a a la orden del día, sobre todo los relacionados con los bulos y noticias falsas que encuentran un eco desmedido a través de internet.

Sin ir más lejos, y de creer a pies juntillas lo que proclaman los mensajes que muchas veces se reenvían sin que uno se pare a pensar si son siquiera ciertos, nos encontramos con que, por ejemplo, tres miembros de La Manada habrían parado en Cadreita a cenar en un restaurante tras abandonar la prisión de Pamplona hace un mes y que iban a pasar la noche en una casa rural de la localidad ribera.

La noticia, obviamente, era falsa, como ya se desmintió en Navarra.com. Hace poco más de una semana, por las redes corrió como la pólvora un viral llamado Momo. Se trataba de una terrorífica mujer que, de agregar su número de móvil a tu agenda, te respondía de forma intimidatoria adivinando tus datos personales y los de tus familiares.

De nuevo, era un hecho falso, como se encargó de alertar la Guardia Civil, que apuntaba que podía tratarse desde una simple broma a cuyos autores se les fue de las manos, o incluso de un ciberataque, empleado para conseguir los datos personales.

Precisamente, uno de los más graves que tuvo lugar en Navarra fue un ataque desvelado en marzo por el que un virus entraba en el WhatsApp y se hacía con su control, dejando al usuario sin poder acceder a este popular servicio de mensajería.

El ciberataque comenzaba cuando uno de tus contactos te escribía para pedirte que por favor le reenviaras un enlace que te iba a llegar por SMS. Era falso. Al hacerlo, la lista entera de contactos pasaba a depender del hacker, que se hacía con el control del WhatsApp, llegando después a reclamar dinero para liberarlo.

UN TORO JUNTO A LA PRESA

Tras varias denuncias, la Policía Foral alertó de que los usuarios debían tener mucho cuidado con estas acciones y permanecer siempre alerta ante los bulos que llegan a nuestros móviles.

Sin embargo, parece que el ejemplo no cundió muy bien, y este sábado una nueva noticia falsa se desplegó por Carcastillo, alertando de que en las inmediaciones de la localidad había un gran toro suelto.

Para dar consistencia al bulo, se incluían en esos mensajes fotografías del supuesto animal, un gran ejemplar cárdeno, en las cercanías de la presa situada en el río Aragón a su paso por el municipio.

Como de costumbre, esa noticia sin confirmar también resultó ser mentira. Pero su repercusión llegó hasta la Policía Foral, que tuvo que acudir hasta la zona para comprobar que no había ningún astado suelto, sino que se trataba de un animal disecado, que se estaba empleando en una sesión fotográfica.

Los agentes del cuerpo policial autonómico han vuelto a remarcar que se debe tener mucha precaución a la hora de dejarse embaucar por estos bulos víricos que crecen desmedidamente a través de las redes sociales y que, en la mayoría de los casos, suelen terminar siendo falsos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los peligros de creer en los bulos de internet: de toro suelto a toro disecado en Carcastillo