• jueves, 07 de julio de 2022
  • Actualizado 19:40
 
 

CULTURA

Pedro Salaberri recibe "agradecido y emocionado" el premio Príncipe de Viana de la Cultura

El premio valora su obra pero también su trayectoria vital y su encaje e interacción en la vida cultural de la Comunidad foral.

El pintor Pedro Salaverri recibe de manos de la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, el premio Príncipe de Viana de la Cultura. GOBIERNO DE NAVARRA
El pintor Pedro Salaberri recibe de manos de la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, el premio Príncipe de Viana de la Cultura. GOBIERNO DE NAVARRA

El pintor Pedro Salaberri ha recibido "agradecido y emocionado" el premio Príncipe de Viana de la Cultura 2022, un galardón que valora su obra pero también su trayectoria vital y su encaje e interacción en la vida cultural de la Comunidad foral, ha reconocido él mismo.

Lo ha dicho tras recibir el premio de manos de la presidenta de Navarra, María Chivite, en un acto celebrado en Sangüesa en presencia de su familia y de las principales autoridades de Navarra, donde ha reconocido que hoy era "un día particularmente feliz para mí y los míos".


En su discurso Salaberri ha repasado los hitos vitales que le han llevado a este momento, 55 años después de iniciarse en la pintura, que "ha sido mi forma de aprendizaje, una pasión", desde que con 14 años comenzó a trabajar en un estudio de arquitectura para años después matricularse en la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona, "un oasis mental, un espacio de libertad" en un momento políticamente restringido durante el franquismo.

Allí conoció a la que hoy es su mujer, María Carmen Pueyo -cuya alusión le ha emocionado de tal manera que ha tenido que detener sus palabras- y también a otros artistas de referencia, como Mariano Royo, Pello Azketa y Luis Garrido.

Paralelamente comenzó a realizar excursiones montañeras con sus hermanos, que le inspiraron para comenzar a pintar los primeros paisajes y la naturaleza, "allí donde no había tensiones interesadas y aceptábamos todo sin reproches", ha relatado, para indicar que su mirada también se fijó en la ciudad, donde vivía, y que vio que también debía "pintarla con amor y respeto".

"Esas vivencias tan intensas quise contarlas en mis cuadros para animar a otras personas a que disfrutaran de aquello que amábamos, aunque no lo mitificábamos. Aspiraba a que en los cuadros que pintaba se plasmara mi convicción de que el arte y la vida puedan ser la misma historia", ha añadido.

"La pintura ha sido en mí un continuo proceso de preguntas a las que he intentado responder. Y, al mismo tiempo, pintar me ha dado satisfacciones de todo tipo", ha relatado.

Además, Salaberri ha indicado que la pintura le ha llevado a colaborar con otras disciplinas de la cultura, "mi estudio siempre ha sido el espacio en que mejor me imagino el mundo. Pero salir de él para colaborar con otros lo hace más amplio, más variado y más interesante", de ahí su "red amplia y llena de amistades" del que se siente parte y que, junto a su familia, "me hacen sentir vivo y con ganas de seguir viviendo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pedro Salaberri recibe "agradecido y emocionado" el premio Príncipe de Viana de la Cultura