• jueves, 11 de agosto de 2022
  • Actualizado 14:31
 
 

SALUD

La sanidad navarra vuelve a salir a las calles contra el Gobierno de Chivite

Los sanitarios, que han convocado para este viernes una movilización, denuncian "las carencias de nuestro Sistema Sanitario" y destacan que "es urgente su fortalecimiento”.

Acto de protesta convocado por el Sindicato Médico de Navarra en el marco de la huelga contra el Real Decreto Ley que permite contratar médicos extracomunitarios sin tener homologada su especialidad. MIGUEL OSÉS
Acto de protesta convocado por el Sindicato Médico de Navarra en el marco de la huelga contra el Real Decreto Ley que permite contratar médicos extracomunitarios sin tener homologada su especialidad. MIGUEL OSÉS

Partidos y sindicatos han anunciado este miércoles su adhesión a la manifestación que en defensa de la sanidad pública y la mejora de las condiciones laborales de sus profesionales ha convocado para el viernes la Plataforma Navarra de Salud.

Entre los apoyos políticos figuran los de Podemos, Izquierda Unida y Batzarre que, en un comunicado conjunto, sostienen la necesidad de aprobar en esta legislatura una ley elaborada con participación social y que "garantice una respuesta real a las necesidades".

“Es evidente que la pandemia ha evidenciado las carencias de nuestro Sistema Sanitario y es urgente su fortalecimiento”, dicen, y añaden que se trata de una debilidad padecida por los profesionales, "que llevan meses soportando cargas de trabajo muy elevadas", y por una ciudadanía que "ha visto como la calidad de la atención prestada ha descendido de manera considerable.”

Los tres partidos apuesta por ello por reorientar las políticas de salud hacia el fortalecimiento de plantillas, el desarrollo de un plan de Acción de Atención Primaria y un aumento del presupuesto destinado a la Sanidad Pública, para garantizar así "una atención de calidad".

También han mostrado su adhesión a la manifestación del viernes los sindicatos LAB, ELA, CCOO, ESK, Steilas, CGT, CNT y Solidari, que en una rueda de prensa conjunta ha subrayado que la crisis sanitaria provocada por la covid "ha supuesto un cambio social sin precedentes en términos generales y en el ámbito de la salud, en particular".

Tras apuntar que se han detectado "fallos del sistema de carácter estructural que ponen a los trabajadores de la sanidad pública contra las cuerdas", estos sindicatos afirman en un comunicado que la "merma en las condiciones laborales" les "impide en muchos servicios y áreas poder proporcionar una atención de calidad en los cuidados y una mínima seguridad al paciente".

Y critican que "después de dos años, la dirección del Servicio Navarro de Salud no ha establecido en ningún momento una hoja de ruta concreta por la que transitar" sino que, "al contrario, ha mostrado una completa falta de previsión, actuando en una permanente improvisación en materia de personal, sin anteponerse a las olas y variantes generadas por el covid".

Al respeto reconocen en marzo de 2020 "un volumen de contratación amplio" pero "no podemos decir lo mismo a nivel cualitativo pues no se han implementado unas adecuadas condiciones laborales del personal, tanto sanitario como no sanitario", aseguran, y critican las prórrogas "contratos muy precarizados, en lugar de acceder a una contratación digna y estable".

Factores, señalan lo sindicatos, que han "multiplicado el agotamiento físico, emocional y psicológico" de la plantilla del SNS y "terminado por llenar una mochila de deficiencias que se venían arrastrando desde hace muchos años", por lo que a día de hoy el estado es de "desmotivación, decepción y hartazgo, una situación ante la cual lo único que no se puede hacer es no hacer nada".

Y apuestan por redimensionar y estabilizar plantillas reduciendo la temporalidad y la "saturación" de los servicios, "dignificar" la contratación del personal temporal y de las subcontratas, poner fin a las "discriminaciones" en la carrera profesional y complementos como el de riesgo, concertar Mutua Navarra con el sistema sanitario publico, optimizar recursos pera evitar el pago "innecesario" de productividad por actividades extraordinarias e implementar medidas que mejoren la Atención Primaria.

REMÍREZ "ENTIENDE" LAS PROTESTAS

Por su parte, el vicepresidente Javier Remírez ha asegurado que el Gobierno "entiende" las reivindicaciones en materia sanitaria pero al mismo tiempo ha defendido que el sistema público navarro de salud ha respondido durante la pandemia "con solvencia y solidez".

Remírez ha indicado que el Ejecutivo asume "de buen grado las críticas constructivas y las aportaciones", pero también ha sostenido que, ante "el mayor reto" sanitario de los últimos cien años, el sistema "en líneas generales ha respondido".

Tras insistir en la gravedad de la crisis provocada por la covid, Remírez ha admitido que ahora queda por recuperar los "niveles perdidos" en Atención Primaria y las listas de espera en la especializada, a lo que ayudará el contingente covid al que se le ha renovado el contrato, unas 700 personas, y que con la positiva evolución de la pandemia se podrán redirigir a esos ámbitos y a la cobertura de vacaciones pendientes.

"La voluntad del Gobierno es clara y tenemos el mayor presupuesto de la historia en Salud", ha dicho, y ha añadido que ahora "la obligación es optimizar los recursos y recuperar lo dañado por la pandemia".

Por eso, ha precisado, "entendemos las reivindicaciones", es "lógico que la ciudadanía reclame el fortalecimiento del sistema publico" porque "gracias a él" se ha podido responder a la pandemia, por lo que ha abogado por "transformar esfuerzos en actitudes propositivas" y en esa línea ha confiado en que mociones como la de Geroa Bai, que pide liderazgo para el sistema público de salud, se desarrollen en su debate parlamentario en un tono "constructivo". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La sanidad navarra vuelve a salir a las calles contra el Gobierno de Chivite