PREMIUM  SOCIEDAD

Paredes que hablan y proyectos solidarios, la actividad de la navarra que pintó el mural del 'pescaíto'

Olaia Chocarro y su compañero Mikel Herrero han realizado ya varios murales feministas en Pamplona y en la localidad donde residen, Puente la Reina.

La estudiante navarra de Diseño Gráfico Olaia Chocarro y el muralista y escultor donostiarra Mikel Herrero. EFE/Javier Etxezarreta
La estudiante navarra de Diseño Gráfico Olaia Chocarro y el muralista y escultor donostiarra Mikel Herrero. EFE/Javier Etxezarreta  

Utilizar paredes que hablan para abrir los ojos a la ciudadanía no es habitual entre los artistas callejeros, pero sí en el caso de Olaia y Mikel, sobre todo desde que emplearon su arte en Las Hortichuelas (Almería), en casa de la abuela de el pescaíto, Gabriel Cruz, el niño asesinado en febrero por la pareja de su padre.

La estudiante de Diseño Gráfico navarra Olaia Chocarro y el muralista y escultor donostiarra Mikel Herrero, los dos integrantes de la empresa Innovart 19, plasman desde entonces dibujos en muros con mensajes para que los paseantes "piensen por un momento" en los problemas con los que convivimos día a día.

El viaje a Almería que hicieron en marzo fue el detonante que ha hecho girar la trayectoria de estos grafiteros, cuya obra más conocida fue el retrato del niño acompañado de una imagen en la playa rodeado de peces, un emotivo homenaje que plasmaron en un lugar muy especial para la familia Cruz, la casa de la abuela en la que Gabriel pasaba los fines de semana.

A partir de este mural, Olaia Chocarro y Mikel Herrero se han volcado en proyectos con fines solidarios, sin descuidar otro tipo de encargos, como la escultura del excapitán de la Real Sociedad Xabi Prieto, instalada recientemente en la tienda oficial del club en San Sebastián.

El reciclaje es uno de los temas candentes en el mundo, y la pareja, muy concienciada con ello, también está elaborando en Puente la Reina, su lugar actual de residencia, un fondo marino con varias tortugas rodeadas por bolsas de plástico, que refleja el mal estado del mar.

En otra pared de esta localidad, de la que es natural Chocarro, los artistas han plasmado un retrato hiperrealista de un gato en "una postura relajada" para transmitir "un efecto de ternura e impacto", con el que llamar la atención sobre la causa de la defensa de los animales, ya que son muy conscientes del abuso que sufren. "Estos son temas que me matan", relata el donostiarra.

FEMINISMO EN PAMPLONA Y PUENTE LA REINA

El feminismo es otra de las cuestiones que les preocupa, por lo que durante el pasado mes han dibujado dos murales en Pamplona y Puente la Reina. Este último refleja "la mirada potente y fuerte del sexo femenino" a través de tres grandes ojos que representan distintas edades de una misma mujer.

Estos ejemplos únicamente han sido las primeras obras de las muchas que van a seguir dibujando con todas las ideas que tienen en la cabeza. "Pero tenemos que ir pidiendo permisos" para continuar dejando su marca personal allá por donde pasan, dice Herrero.

Otros grafiti responden a encargos concretos, como los que se pueden ver en San Sebastián, en homenaje al cantante Imanol Larzabal y al lingüista José Luis Álvarez Emparanza Txillardegi, además del mural dedicado a los bomberos de la capital donostiarra en su sede de la rotonda de Garbera.

El viaje que cambió su vida comenzó el 18 de marzo, cuando ambos emprendieron su aventura de 900 kilómetros (16 horas por carretera) hacia Las Hortichuelas, que terminó con el pescaíto Gabriel plasmado en un mural que "en ningún momento" pensaron en dibujar "en su propia casa", afirma el donostiarra.

VERDADEROS ABRAZOS

Para cuando salieron de San Sebastián, el pequeño Gabriel, de ocho años, había sido encontrado en el maletero del coche de Ana Julia Quezada, la pareja sentimental de su padre y quien días después confesó haberlo matado en Las Hortichuelas.

Cuando llegaron, no se esperaban lo que les iba a ocurrir unas horas después. Un encuentro inesperado con el padre de Gabriel, Ángel Cruz, convirtió un pequeño detalle en "sensaciones indescriptibles", cuenta Chocarro. "No podíamos aguantar la emoción que nos transmitía el padre a través de verdaderos abrazos", rememora su compañero.

El artista donostiarra nunca habría vivido toda esta aventura si su madre no le hubiera ofrecido hace cinco años la posibilidad de aislarse de los quehaceres de la fontanería (su trabajo en ese momento) para elaborar figuras a tamaño real de la saga de El Señor de los Anillos (Gollum o Gandalf), que lucirían en su nueva tienda de chucherías.

El devenir del comercio no fue el deseado y, en menos de un año, cerró, pero la imagen de Herrero como artista empezó a tomar fuerza y la demanda de locales de la Parte Vieja donostiarra lo obligó a crear la empresa Innovart 19 hace un lustro.

MENSAJES CLAROS

El último proyecto que ha elaborado la pareja ha sido una figura de Xabi Prieto de cera y plástico que la Real Sociedad le pidió para emplazarla en su renovada tienda y a la que no ha tardado ni tres meses en darle forma, una propuesta a la que respondieron con "mucha ilusión y ganas", y con la que el propio Prieto "quedó alucinado", explica el artista.

Mensajes claros dirigidos a la ciudadanía es lo que buscan con este nuevo estilo, que empezó muy lejos de sus casas, cuando marcaron en una vivienda muy especial un mensaje con la intención de que la pared hablase.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Paredes que hablan y proyectos solidarios, la actividad de la navarra que pintó el mural del 'pescaíto'