SOLIDARIDAD

El "Pañuelico solidario" recauda más de 360.000 € para Cáritas y la Meca durante la crisis del Covid-19

Esa aportación se destinará a financiar la actividad de ambas entidades y a paliar en parte las pérdidas de la tómbola y los festejos taurinos.

De izquierda a derecha, Ángel Iriarte (Cáritas Diocesana), Javier Martínez (director de Acción Social de Caja Rural de Navarra) y Jesús Cía (director de la Casa de la Misericordia). PABLO LASAOSA
De izquierda a derecha, Ángel Iriarte (Cáritas Diocesana), Javier Martínez (director de Acción Social de Caja Rural de Navarra) y Jesús Cía (director de la Casa de la Misericordia). PABLO LASAOSA  

La iniciativa del "Pañuelico solidario" impulsada por Caja Rural de Navarra ha conseguido recaudar más de 360.000 euros para Cáritas Diocesana de Pamplona y Tudela y la Casa de la Misericordia con la venta de más de 20.000 ejemplares.

Esa aportación se destinará a financiar la actividad de ambas entidades y a paliar en parte las pérdidas de la tómbola y los festejos taurinos.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el director de Acción Social de Caja Rural de Navarra, Javier Martínez, quien ha estado acompañado por el director Cáritas Diocesana de Pamplona y Tudela, Ángel Iriarte, y el director de la Casa de la Misericordia, Jesús Cía.

En concreto, ha indicado Martínez, se han vendido 20.047 pañuelos rojos por 8 euros cada unidad, recaudándose un total de 160.376 euros que se suman a los 100.000 aportados por Caja Rural para cada una de las entidades, lo que suma 360.376 euros a repartir a partes iguales entre las dos entidades.

“Tanto Cáritas como la Casa de la Misericordia nos sentimos muy queridos por toda la gente que ha decidido participar, sentimos que la ciudadanía las siente como algo propio”, ha manifestado Cía, reconociendo tanto Iriarte como Martínez que el resultado de la iniciativa ha sido bastante mejor del esperado inicialmente, cuando se plantearon 10.000 pañuelos.

Los representantes de ambas entidades han coincidido en que la situación generada por el Covid-19 les ha afectado duramente, ya que a la pérdida importante de ingresos que consiguen durante los Sanfermines se le une un incremento en los gastos que tienen que afrontar para garantizar la seguridad de sus usuarios y trabajadores.

En el caso de Cáritas, ha indicado Iriarte, estos 180.000 euros suponen aproximadamente la mitad de los ingresos obtenidos en los últimos años con la tómbola, en la que la recaudación ronda los 400.000 euros, si bien ha reconocido que “Cáritas no va a tener problemas económicos porque la gente se muestra solidaria” y están compensando estas pérdidas y las de la campaña del Corpus con donativos.

“Vivimos en una sociedad donde hay un porcentaje alto de población solidaria y hay mucha gente que no espera a un llamamiento especial”, ha asegurado comentando que incluso durante el confinamiento se acercaban personas a su sede para hacer donativos.

Para la Casa de Misericordia, según su director, esta cuantía supone aproximadamente el 15 % de sus ingresos de las fiestas a través de los festejos taurinos y, aunque la solidaridad también es un factor importante en su financiación, ha reconocido que tendrán que valorar retrasar las obras previstas en la residencia.

Esta ayuda, ha señalado Cía, servirá para “paliar el déficit económico que genera la actividad asistencial”, un déficit “estructural cada año por la naturaleza social de la institución”, puesto que “se da prioridad para el ingreso a personas con menos recursos y un buen número de los residentes no pueden pagar el coste de su atención”.

El 79% de los pañuelos han sido adquiridos en las oficinas de la entidad financiera tanto en Navarra como en La Rioja y País Vasco y el 21 % restante online, un número importante desde otras comunidades e incluso desde otros países como Israel, Estados Unidos o Mexico.

La pandemia ha trastocado el día de las entidades sociales y, aunque siguen prestando sus servicios, son palpables los cambios en momentos como la comida, que desde Cáritas se continúa haciendo con su comedor cerrado y entregando los alimentos para consumirlos en casa y en La Misericordia con turnos de comida y una mesa por usuario.

La experiencia de la crisis del 2008, según Iriarte, les hace prever que “lo peor está por venir”, ya que en Navarra la peor situación se vivió en 2013, cinco años después, y esperan que la situación empeore a los seis meses del estado de alarma conforme vayan acabando los ERTE.

“Al principio del confinamiento la gente se encerró en casa”, ha apuntado, pero “conforme pasaba el tiempo fueron incrementándose las peticiones de ayuda para cuestiones muy básicas, alimentación fundamentalmente, y sigue aumentando gradualmente”.

La iniciativa del "pañuelico solidario", ha recordado Martínez, surgió a iniciativa de los propios trabajadores de la entidad, quienes se han implicado en ella llegando a indicar una de las empleadas que “la ilusión con la que se acercaba la gente a por los pañuelos era lo único que le recordaba a la ilusión de los Sanfermines”.

Ha agradecido la colaboración de diferentes figuras del deporte, la cultura o la restauración por prestar su imagen y apoyo a esta iniciativa, algo que “ha permitido llegar a muchísimos más ámbitos”, así como a los medios de comunicación por su labor de difusión. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El "Pañuelico solidario" recauda más de 360.000 € para Cáritas y la Meca durante la crisis del Covid-19