• jueves, 19 de mayo de 2022
  • Actualizado 21:01

 

 
 

SOCIEDAD

Un pamplonés en la Superbowl: el 'sueño americano' que llega tras tres años de espera

Íñigo Aísa presenció la LVI Edición de la Superbowl en el SoFi Stadium de Los Ángeles gracias a la sorpresa de su mujer.

Íñigo Aínsa en la LVI edición de la Superbowl en el SiFi Stadium de Los Ángeles.
Íñigo Aísa en la LVI edición de la Superbowl en el SiFi Stadium de Los Ángeles.

Ínigo Aísa era solo un ‘moco’ cuando en 1997 se enganchó al fútbol americano. Su padre solía ver los partidos en el Plus y conocedor de que a su hijo le gustaban deportes muy variados unos de otros, le invitó a aficionarse al mundo de la NFL. Por aquel entonces, los Green Bay Packers acababan de ganar el campeonato y en nuestro país los bowls eran donde se echaban los cereales.

“Lo único seguro es que a este deporte te enganchas con una Superbowl. A partir de ahí, ya uno puede ver más o menos partidos, seguir la liga a diario o como en mi caso, llegar a organizar durante años reuniones para ver la Superbowl cada temporada en una cervecería de Orcoyen”, comenta el pamplonés.

Lo que seguro que no imaginaba aquel niño que apenas podía ver partidos por las horas intempestivas en las que se disputaban, es que, veintiséis años más tarde, iba a cumplir el sueño de ver en directo una Superbowl. Una experiencia “irrepetible” que trata todavía de asimilar y de la que declara sentirse “complemente agradecido”.

“Miré el marcador y estábamos ya en el último cuarto. Es una avalancha que que te pasa por encima sin que te enteres. Empiezas a darte cuenta de la magnitud conforme pasan los días”, cuenta cuarenta horas más tarde de haber presenciado la LVI Edición de la Superbowl en el SoFi Stadium de Los Ángeles.

El viaje, organizado desde hace tres años y para el que lleva ahorrando ese mismo tiempo, fue una sorpresa de su mujer como regalo, y llegaba como colofón de experiencias previas en Estados Unidos. Tras visitar haber viajado a Chicago, Boston y Miami para ver partidos de fútbol americano y de la NBA, tocaba presenciar la cita estrella de la NFL.

Gracias a la empresa Stripes, de Fidel Vázquez y Txema Azcarete que organiza viajes deportivos por Estados Unidos, Íñigo Aísa conseguía el privilegio de ser una de las diecisiete personas en volar desde España para ver la final del campeonato entre Los Ángeles Rams y Cincinnati Bengals.

UN NAVARRO EN LA SUPERBOWL

Como alojarse en Los Ángeles era “imposible” por el precio desorbitado de las habitaciones, el grupo escogió Las Vegas como base de operaciones. Desde ahí, en los días previos a la gran final, organizaron salidas a San Francisco donde pudieron visitar Alcatraz y ver un Warriors Knicks de la NBA o al Cañón del Colorado.

Una serie de experiencias que sirvieron de aperitivo para el plato principal del pasado domingo 13 de febrero en Los Ángeles. Tras recorrer el Paseo de la Fama y una breve escapada a Santa Mónica, llegaba por fin el ansiado momento de vivir una Superbowl desde dentro. El instante de llegar a la grada del SoFi Stadium y disfrutar de las cerca de cuatro horas de encuentro.

“No tiene nada que ver con lo que he visto, nada se parece lo más mínimo”, cuenta Íñigo sobre el estadio y la experiencia del partido. Y es que, para la cita las entradas llevaron a revenderse por cerca de 9.000$, las cervezas dentro del recinto costaban 20$ y todo ello se daba en una infraestructura con una inversión cercana a los 5.000.000.000$.

Con todo ello, asegura que la experiencia superó con creces todas las expectativas, tanto a nivel deportivo como de entretenimiento.

“Los americanos ven el deporte como un espectáculo. El fútbol americano es una pasión, pero no pasa nada porque haya aficionados de los Bengals y Rams juntos. Eso es una fiesta donde montan conciertos en las fan zone para amenizar todo y donde en el show del descanso uno es parte", comenta.

Sobre la posibilidad de repetir la experiencia, el pamplonés reconoce que le gustaría ver una Superbowl de los Green Bay Packers, su equipo, pero que es consciente del esfuerzo económico y organizativo que supone y se muestra agradecido por "poder haber vivido algo así una vez en la vida".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un pamplonés en la Superbowl: el 'sueño americano' que llega tras tres años de espera