SOCIEDAD

Pamplona se involucra con las personas con movilidad reducida: "Estamos perjudicando a quienes lo necesitan"

La campaña busca concienciar a la ciudadanía de la importancia de la correcta utilización de esas plazas para evitar comportamiento incívicos que conllevan multas económicas.

Sillas de ruedas localizadas en la Calle Estella en la presentación de la campaña de comunicación municipal sobre las plazas para personas con movilidad reducida. PABLO LASAOSA
Sillas de ruedas localizadas en la Calle Estella en la presentación de la campaña de comunicación municipal sobre las plazas para personas con movilidad reducida. PABLO LASAOSA  

Esta mañana de martes el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha presentado una nueva campaña de comunicación municipal sobre las plazas para personas con movilidad reducida

Sillas de ruedas ocupando plazas de aparcamiento en rotación, figuras a tamaño real que recuerdan que las plazas reservadas para personas con movilidad reducida solo las pueden utilizar quienes tengan las tarjetas específicas y ‘multas’ para insistir en que hay personas a las que se perjudica con el mal uso de esas plazas.

El Ayuntamiento de Pamplona ha puesto en marcha una campaña para promover el respeto en el uso de las plazas de aparcamiento reservadas a personas con movilidad reducida bajo el lema ‘Ponte en mi lugar. No lo ocupes’.

La campaña busca concienciar a la ciudadanía de la importancia de la correcta utilización de esas plazas para evitar usos y comportamiento incívicos que conllevan multas económicas y, sobre todo, el perjuicio a las personas que tienen derecho a ocupar esos estacionamientos.

El inicio de la campaña se ha escenificado esta mañana con una acción en varias plazas de aparcamiento de la calle Estella, en el entorno de su confluencia con García Castañón, que han aparecido ocupadas por unas sillas de ruedas con la leyenda ‘¿Seguro que quieres ocupar mi lugar?’.

De esta forma, se quiere reflejar la sensación que tiene una persona con movilidad reducida y tarjeta para aparcar en las plazas reservadas al ver que los estacionamientos están ocupados por vehículos que no deberían estar ahí. 

"Después de un acuerdo de la Comisión de Presidencia del 19 de noviembre del pasado año, se puso en marcha una campaña para sensibilizar a los ciudadanos para que no ocupen las plazas de las personas con discapacidad. Todos sabemos que hay una picaresca en este asunto. Hay que tener claro que estamos perjudicando a una persona que lo necesita. Bastantes dificultades tienen en el día a día como para que, cuando vienen a hacer una gestión, por ejemplo, en el centro de Pamplona, se encuentren su plaza ocupada", ha indicado Maya. 

Esta campaña estaba prevista para finales del mes de marzo, pero se ha tenido que aplazar a septiembre, debido al coronavirus. "Lo que llama la atención son las sillas aparcadas. Puede que muchas personas no lo entiendan, pero es lo que sienten las personas con movilidad reducida cada día cuando ven estas plazas ocupadas con otros fines. Queremos conseguir que Pamplona sea una ciudad ejemplar en cuanto al respeto de estas plazas de aparacamiento para personas que de verdad sí lo necesiten", ha afirmado Maya. 

Enrique Maya junto a Manuel Arellano y miembros de la Comisión de Presidencia asisten a la presentación de la campaña de comunicación municipal sobre las plazas para personas con movilidad reducida. PABLO LASAOSA

"Vamos viendo que, de año en año, el índice de multas aumenta o se mantiene. La gente utilizaba fraudulentamente las plazas o las tarjetas, e incluso los propios familiares son los que están haciendo un mal uso. Por ello hemos decidido vestir esta zona de sillas de ruedas, para sensibilizar a las personas. Es una ampliación de una iniciativa pionera en España y estamos muy contentos de que Pamplona sea más accesible", Manuel Arellano Armisen, Consejero en representación de COCEMFE Navarra.

NÚMERO DE PLAZAS Y MULTAS

Se van a colocar 20 corpóreos, 20 figuras a tamaño real de un chico o una chica en silla de ruedas, en esas plazas reservadas de diferentes puntos de la ciudad. Las figuras se ubicarán en las señales que avisan de esas plazas para recordar que las deben utilizar aquellas personas con movilidad reducida acreditada.

Se colocarán, concretamente, en la zona hospitalaria (edificio de Urgencias, Consultas Externas Príncipe de Viana y parking general del Complejo Hospitalario de Navarra), en los centros de Salud de San Jorge, Txantrea, Ensanche y Buztintxuri, en las inmediaciones del Centro Dr. San Martín, en la plaza de la Cruz, en calle Estella, calle Amaya, calle Río Arga en la Rochapea, en Monasterio de Belate en la calle Iturrama, en la avenida de Pío XII y en el aparcamiento de la UPNA.

Asimismo, se han editado 80.000 tarjetas, a modo de multas de tráfico, que se colocarán en los parabrisas de los coches estacionados en la ciudad, que recogen la idea de la campaña.

En ellos se recuerda que “Lo peor de aparcar en una plaza para personas con movilidad reducida no es llevarte una multa” y se apela a hacer un buen uso de esos estacionamientos reservados. La campaña, creada por La Llorona Comunicación y con un presupuesto de 25.000 euros, completará su difusión con anuncios en prensa, radio, televisión, medios online y redes sociales. Más de 600 plazas reservadas

En Pamplona hay 3.150 personas con movilidad reducida que pueden aparcar en las más de 600 plazas reservadas y señalizadas. En lo que llevamos de este año 2020, la Policía Municipal de Pamplona ha denunciado a 175 personas por el uso indebido de esas plazas reservadas, es decir, por estacionar en ellas sin portar la necesaria tarjeta que acredita la movilidad reducida. El año pasado se interpusieron por ese mismo concepto 188 denuncias y en 2018 un total de 360.

Desde el Consistorio y Policía Municipal se quiere insistir también el correcto uso de esas tarjetas. En lo que llevamos de año se han retirado 64 tarjetas por mal uso, 25 de ellas expedidas por el propio Ayuntamiento y 39 expedidas por otros consistorios.

Ese mal uso conlleva multas de 500 euros. Además, se han abierto ocho expedientes judiciales por falsedad en uso de esas tarjetas, en casos de fallecimiento de la persona titular o de manipulación de los datos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona se involucra con las personas con movilidad reducida: "Estamos perjudicando a quienes lo necesitan"