SOCIEDAD

Voluntarios se ofrecen para ayudar a alumnos de Primaria de Pamplona a mejorar su lectura

La intención de este programa de Lecxit es la de inculcar el hábito lector a los alumnos.

Imagen de archivo de varios libros. ARCHIVO
Imagen de archivo de varios libros. ARCHIVO  

Un total de 60 personas se han ofrecido voluntarias para ayudar a alumnos de Primaria a mejorar su comprensión lectora dentro del programa municipal Lecxit. Se trata de un programa que el Ayuntamiento de Pamplona viene desarrollando desde hace dos cursos en doce centros escolares, y en el que han participado ya 97 personas que han atendido a 97 menores de 4º a 6º de Primaria, a los que han ayudado a mejorar su comprensión lectora.

Este curso escolar, los 60 nuevos voluntarios se suman a las 28 que participaron en el programa el curso pasado y que quieren continuar con su labor durante este curso también. De este modo, Lecxit dispone este curso de 88 personas voluntarias para atender a otros tantos niños, ha destacado el Consistorio pamplonés en una nota.

Los 60 nuevos voluntarios fueron convocados este miércoles por el Ayuntamiento de Pamplona a una sesión informativa a cargo del técnico municipal de Educación, José Manuel Santana, y del pedagogo y experto en dinámicas grupales Blas Campos que, junto con la directora del Área, Maitena Muruzabal, expusieron en qué consiste el Lecxit.

Y es que este programa consiste básicamente en que alumnado de 4º a 6º de Primaria comparta de forma individual una hora de lectura semanal con personas voluntarias, fuera del horario lectivo del centro. Los voluntarios contribuyen a la creación de un tiempo de trabajo efectivo en el que la lectura es el centro, pero también es una forma de entretenimiento intergeneracional entre los lectores y las personas adultas.

La clave del Lecxit está, precisamente, en trabajar de forma lúdica y amena, gracias al voluntariado y a la implicación del entorno de los niños y niñas que participan en el programa, ha resaltado el Consistorio pamplonés. Según ha indicado, como resultado, los niños y niñas participantes no sólo incrementan su competencia lectora, sino que también les ayuda a consolidar sus aprendizajes en otras materias.

El perfil del voluntario es el de una mujer de 52 años de edad, con formación universitaria o superior y que se encuentra trabajando. Según los datos de los inscritos al programa, 42 voluntarios se encuentran actualmente trabajando, 14 están jubilados, 11 en situación de desempleo y tres no han aportado este dato.
Aunque la media de edad es de 52 años, el voluntario más joven tiene 26 años y entre los más veteranos se encuentran dos personas que superan los 70. Del total, hay 15 personas con más de 60 años.

Aunque la formación universitaria no era requisito, es la predominante: 47 de los 60 voluntarios tienen estudios superiores, mientras que 13 han finalizado Bachillerato o Formación Profesional. Entre los voluntarios predominan los relacionados con el ámbito educativo, pero la variedad es amplísima: desde ingenieros técnicos industriales hasta actrices y amas de casa.

De los 60 nuevos voluntarios, 15 se han ofrecido para leer en euskera, que se suman a las cuatro personas que continúan del curso pasado, y 45 para leer en castellano, que a su vez se suman a las 24 personas voluntarias que continúan en Lecxit.

Tras la reunión informativa, el Ayuntamiento ofrecerá al voluntariado una formación específica para esta tarea de acompañamiento lector, que concluirá antes de las vacaciones escolares de Navidad, para comenzar la actividad en los centros escolares en el segundo trimestre del curso.

Las sesiones de lectura se harán en el centro educativo, en un espacio previamente seleccionado por el colegio, que disponga de abundante material de lectura adecuado a su edad para permitir a la pareja alumno-voluntario escoger el texto que van a leer.

La actividad se desarrolla una vez por semana con cada participante, en horario no lectivo, también para inculcar el hábito lector. Además, se programarán sesiones abiertas a las familias, en las que un especialista en lectura y literatura infantil y juvenil desarrolle una sesión dinámica y participativa, ofreciendo ejemplos prácticos de pequeñas cosas que pueden hacerse en casa y que les ayuden a poner en valor el hábito lector.

El voluntario se responsabilizará de atender al niño o niña que le sea asignado, y motivarle durante todo el proceso para hacerle creer en sus capacidades.

Tras el ensayo de Lecxit el año pasado en siete centros de Educación Primaria de Pamplona, este año el Ayuntamiento abrió la participación a todos los centros públicos y concertados de la ciudad y 14 colegios se han apuntado para desarrollar este. Se trata de Liceo Monjardín, Amaiur, Iturrama, Doña Mayor, García Galdeano, Santa Teresa, Cardenal Ilundáin, Mendigoiti, Sanduzelai, Patxi Larrainzar, Mendillorri, Ikastola Hegoalde, Bernart Etxepare y San Francisco (castellano).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Voluntarios se ofrecen para ayudar a alumnos de Primaria de Pamplona a mejorar su lectura