TIEMPO

Pamplona desactiva su alerta por inundaciones bajo la 'amenaza' de otro fenómeno meteorológico en camino

El dispositivo de vigilancia permanece "muy atento" ante cualquier cambio en la situación, señala la Policía Municipal.

El Río Arga a su paso por la Magdalena en Pamplona (12). IÑIGO ALZUGARAY
El Río Arga a su paso por la Magdalena en Pamplona (12). IÑIGO ALZUGARAY

Esta noche de miércoles se ha desactivado en Pamplona el nivel de alerta por inundaciones que durante la jornada de ayer permaneció activo y esta mañana el nivel de las aguas del río Arga se encuentra "dentro de la normalidad", con todo el entramado urbano abierto al tráfico y sin restricciones por este asunto.

Así lo ha señalado la Policía Municipal de Pamplona, que indica no obstante que se mantiene colocada la señalización de "zona inundable" en las inmediaciones de la calle Magdalena, Camino de Caparroso y también en la zona peatonal más próxima al parque de la Runa.

El dispositivo de vigilancia permanece "muy atento" ante cualquier cambio en la situación, pero todo parece indicar que la normalidad será la nota dominante.

Con ello, la Policía Municipal reitera los consejos de precaución a todas las personas que transiten por la orilla del río, a cuyo cauce recomienda no acercarse demasiado para evitar resbalones y posibles caídas.

También recuerda la necesidad de respetar las zonas valladas o perimetradas que Policía Municipal determine.

Después de desactivar la alerta por inundaciones, otro fenómeno meteorológico 'amenaza' a la Comunidad foral.

En este caso, la cota de nieve bajará en Navarra de los 800-1.000 metros a entre 400 y 600 en las horas centrales del día, según la Agencia Estatal de Meteorología que anuncia además vientos del norte y noroeste con algunas rachas muy fuertes al principio en zonas altas de Pirineos y montañas del noroeste.

Los cielos permanecerán nubosos o cubiertos, sin descartar bancos de niebla y brumas matinales en zonas altas de la mitad norte, tendiendo a poco nuboso de sur a norte en una jornada con lluvias débiles y chubascos, más probables e intensos en el noroeste y tercio norte, sin descartarlas al principio en el resto y remitiendo a mediodía.

Las temperaturas sufrirán un descenso, que será localmente notable en el caso de las mínimas, las cuales se alcanzarán al final día. Se esperan heladas débiles generalizadas en la mitad norte, más intensas en el Pirineo.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, los termómetros se situarán en Estella entre 2 y 8 grados, en Pamplona entre 0 y 7, en Roncal entre -2 y 6 grados y en Tudela entre 3 y 10 grados.

Mañana predominarán los intervalos nubosos en los tercios norte y oeste, donde no se descarta alguna precipitación débil por la mañana y poco nubosos en el resto. La cota de nieve estará entre 200 y 400 metros y las temperaturas experimentarán un ligero descenso, más acusado en el tercio norte.

Excepto en la Ribera del Ebro, se esperan heladas débiles generalizadas, más intensas en zonas de montaña y el viento soplará del noroeste, flojo en general aunque con intervalos más intensos, salvo en la vertiente cantábrica, durante las horas centrales del día.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona desactiva su alerta por inundaciones bajo la 'amenaza' de otro fenómeno meteorológico en camino