SOCIEDAD

Sindicatos nacionalistas defienden en Pamplona servicios públicos y empleo digno "para Euskalherria"

La manifestación, que ha partido de la antigua estación de autobuses, ha congregado a cientos de personas.

Una manifestación en la que participa el sindicato ELA. EFE/Villar López
Una manifestación en la que participa el sindicato ELA. EFE/Villar López  

Cientos de personas, convocadas por la Carta de Derechos Sociales de Euskalherria, en la que se integran sindicatos como LAB y ELA y numerosos colectivos sociales, se han manifestado este viernes en Pamplona para reclamar unos servicios públicos de calidad y el empleo digno.

La manifestación ha partido de la antigua estación de autobuses de Pamplona encabezada por una pancarta con el lema "Publikoa funtsezkoa zaindu aberatasuna banatuz (para reforzar lo público y lo esencial hay que repartir la riqueza). Primero la vida".

Los participantes en la marcha, que ha terminado frente al Parlamento de Navarra, han portado asimismo carteles con lemas como "Decrecimiento y buen vivir", "El dinero del TAV, para sanidad", "Competitividad=Guerra social", "Reforma fiscal, que pague el capital" y "Gastos militares para gastos sociales".

El secretario general de ELA, Imanol Pascual, ha señalado a los medios de comunicación que en este momento se debe optar por llevar a cabo una reforma fiscal o aplicar recortes, "es decir, volver a aplicar las mismas recetas que antes de la crisis de 2008 o buscar una salida justa y social a esta situación".

Desde la Carta de Derechos Sociales, ha asegurado, se considera que es necesario hacer una reforma para cambiar la fiscalidad navarra "de arriba a abajo", porque la actual "es injusta, principalmente recae en los trabajadores y trabajadoras, y es una fiscalidad insuficiente".

Pascual ha hecho un balance "muy negativo" de la gestión del Gobierno de Navarra, porque a su juicio la única medida que ha adoptado es "eliminar el impuesto al patrimonio empresarial y a eso se suman las declaraciones de la consejera de Hacienda en las que, a la vez que anunciaba una caída en la recaudación de 800 millones de euros, aseguraba que no era necesario subir impuestos a las empresas".

"Necesitamos la reforma para conseguir unos servicios públicos de calidad, unas condiciones de trabajo dignas y para combatir la pobreza", ha dicho Pascual, quien ha resaltado que, "para conseguir esa reforma creemos que es necesaria la movilización social y eso es lo que estamos haciendo hoy volviendo a las calles, porque creemos que el diálogo social no va a ser la solución".

En ese sentido, ha declarado que el diálogo social en Navarra "históricamente se ha utilizado para financiar a UGT y CCOO a cambio de paz social" y "se acaba convirtiendo en un instrumento de los gobiernos para legitimar políticas antisociales".

Por su parte, el secretario general de LAB en Navarra, Imanol Karrera, ha recordado que el 30 de enero, en la huelga general, "decíamos que nada había acabado, que era el inicio de algo potente que iba a traer un trabajo, una pensión y una vida digna a Navarra". Por eso, ha agregado, "salimos con más razones y más urgencia" que entonces.

Karrera ha señalado a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, que solo hay dos opciones, una de las cuales es "llegar a acuerdos con la CEN, UGT y CCOO, acuerdos fantasma, acuerdos para un futuro acuerdo que no concreta nada y que va a afectar a una parte muy pequeña de la sociedad navarra".

"O llega a esos acuerdos fantasma que benefician a la patronal y a las élites económicas de Navarra como hasta ahora a través del diálogo social o bien se sitúa a favor de la mayoría social de Navarra y toma medidas a favor de lo que estamos reivindicando, que no es otra cosa que servicios públicos", ha manifestado.

Para Karrera, "hay que publificar las residencias, porque han muerto 431 personas en las residencias de Navarra, hay que desarrollar una fiscalidad justa, porque la patronal, como se ha visto en el acuerdo fantasma, no está dispuesta a dar un euro para complementar los ERTE".

En definitiva, ha opinado, "hay que iniciar una transición en Navarra para cambiar el modelo actual", porque "la gente ha visto ya que este modelo es insostenible". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sindicatos nacionalistas defienden en Pamplona servicios públicos y empleo digno "para Euskalherria"