MÚSICA

La ONU por un día: Gazteluleku le rinde homenaje a La Pamplonesa con la presencia de bandas internacionales

La banda municipal de la capital navarra ha recibido un pequeño galardón conmemorativo por su centenario en la Sociedad Gastronómica.

Una jóvenes de la banda japonesa Iwakura Wind Orchestra posan frente a la Sociedad Gastronómica Gazteluleku en uno de los actos celebrados durante el Festival Internacional de Bandas. PABLO LASAOSA
Una jóvenes de la banda japonesa Iwakura Wind Orchestra posan frente a la Sociedad Gastronómica Gazteluleku en uno de los actos celebrados durante el Festival Internacional de Bandas. PABLO LASAOSA

"Esto va a parecer la ONU". Pello Mariñelarena, presidente de la Sociedad Gastronómica Gazteluleku, ha hecho así alusión al acto conmemorativo que se ha celebrado este jueves en su local, situado en la calle San Francisco de Pamplona desde 2009. Músicos procedentes de Japón, Canadá, Puerto Rico y Alemania han participado en este acontecimiento que ha contado con muchas sorpresas. 

El homenaje ha estado dirigido a la banda municipal La Pamplonesa por el cumplimiento de sus 100 años de historia el próximo sábado 15 de junio. A él, han acudido unas 200 personas, entre las que han destacado el presidente de la centenaria banda, José Andrés Palacios, y su director, Vicent Egea.

Ambos han recogido un pequeño regalo con el que les ha obsequiado la Sociedad. Palacios ha aprovechado la ocasión para agradecer a todos los músicos por su labor, incluso a "todos los anónimos que han pasado por La Pamplonesa". 

Joserra Azcoiti, miembro de la Junta de Gaztelulekuha explicado en qué consiste este premio, como recompensa al esfuerzo ejercido para mantener la tradición de La Pamplonesa: nacida el 24 de septiembre de 1919. Se trata de un encargo elaborado por el taller Agustín Aguirre, ubicado en la calle Francisco Bergamín.

El presidente de La Pamplonesa, Andrés Palacios, recibe el regalo que conmemora sus casi 100 años de historia. PABLO LASAOSA

El resultado es una pequeña vidriera que enmarca una pieza musical grabada, el popular Vals de Astrain, sobre un papel que imita la textura papiro. En la entrega, más de un centenar de personas de diversas nacionalidades han aplaudido a los homenajeados.

PUNTUALIDAD JAPONESA

Para este acto, Mariñelarena ha tenido que aprender alguna que otra expresión en japonés: Ohayō (buenos días) ha sido la palabra con la que ha dado la bienvenida a una de las cuatro bandas internacionales que han acudido a la cita.

Los 50 jóvenes de la agrupación musical japonesa Iwakura Wind Orchestra, dirigida por Minoru Otaki, han sido los primeros en llegar al local. La madrileña Nuria De La Nava y la japonesa Yasuko Ishikawa son las principales coordinadoras del viaje de estos menores, que apenas rondan los 16 años.

De la Nava ha afirmado que esta formación cuenta especialmente con instrumentos de viento y percusión. Ishiwaka, por su parte, ha confirmado que permanecerán en España hasta el cierre del IFOB (Festival Internacional de Bandas), que será el domingo 16 de junio. 

Los miembros de Iwakura Wind Orchestra a las puertas de Gazteluleku. PABLO LASAOSA

Sus miembros han presenciado el acto perfectamente uniformados de forma muy discreta y han disfrutado de muchos de los manjares servidos en el comedor de la Sociedad, como el pintxo de melón con jamón. Nada más llegar este jueves, a eso de las 14 horas, han brindado todos juntos ante la expectación de varios medios presentes para cubrir el acontecimiento.

UN PAÍS AMABLE Y ACOGEDOR

La banda canadiense Maritime Community Ensemble ha sido la segunda en llegar. Sus 42 miembros tratan de representar cada uno de los estilos musicales que se distribuyen por todas las regiones de su país. Linda Casselman es una de los muchos músicos que están disfrutando de su primera visita a España. La canadiense ha destacado lo amables y cercanos que son sus ciudadanos y ha sostenido que, desde que llegaron el 10 de junio a Pamplona, se ha sentido realmente acogida por los voluntarios y organizadores del IFOB.

La Banda Sinfónica de la Escuela Libre de Música Antonio Paoli de Caguas, procedente de Puerto Rico, también ha sido partícipe de este evento internacional. Tras ocho horas de viaje, 39 de sus miembros de entre 12 y 18 años llegaron a Pamplona acompañados de sus familiares, quienes también han acudido al acto en Gazteluleku.

Su director, Miguel Rivera Trinidad, ha lamentado muchas bajas en la formación musical puertorriqueña que han impedido viajar a muchos de sus músicos. A pesar de todo, la banda municipal de Caguas ha salido a la calle San Francisco para amenizar el evento, a un ritmo marcado por sus instrumentos de viendo y percusión.

Finalmente, los 50 músicos alemanes, componentes de la formación Junge Bläserphilharmonie han sido los últimos en llegar. Así se ha cumplido con la intención de "reunir a diferentes culturas" en un solo evento, tal y como lo ha anunciado Mariñelarena.

AGRADECIMIENTOS AL CHEF

El presidente de la Sociedad Gastronómica también ha agradecido el trabajo tan eficaz del cocinero, Pío Barbería. El chef, quien ha asegurado llevar toda su vida cocinando, ha satisfecho el paladar y los estómagos de los allí presentes con fuerte éxito.

Gazteluleku se ha impregnado de un ambiente muy cosmopolita gracias al alto número de participantes, quienes han permanecido de pie durante toda la ceremonia debido a la falta de espacio suficiente. El objetivo, tal y como ha corroborado Mariñelarena, se basaba en crear "una especie de lunch".

Palacios ha despedido la ceremonia en diversos idiomas y les ha dado la bienvenida a todos en su llegada a la capital navarra. Uno de los organizadores del IFOB, Vicente Piqueras, ha valorado este buenísimo ambiente nacido entorno a Gazteluleku: "Se está creando un triángulo maravilloso". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La ONU por un día: Gazteluleku le rinde homenaje a La Pamplonesa con la presencia de bandas internacionales