PREMIUM  SOCIEDAD

Olite y Eunate encabezan un atractivo método didáctico para acercar el patrimonio navarro a los escolares

La nueva fórmula consiste en el diseño de un itinerario educativo, materiales interactivos, ejercicios prácticos 'in situ' y un cuaderno o guía del monumento.

Momento de una visita didáctica de escolares de Primaria al Palacio de Olite. CEDIDA
Momento de una visita didáctica de escolares de Primaria al Palacio de Olite. CEDIDA  

Un equipo de historiadores, pedagogos, gestores culturales, ilustradores, maquetistas y editores de texto han desarrollado una nueva metodología didáctica para acercar el patrimonio cultural de Navarra a los escolares. Impulsada por Guiarte, empresa gestora del patrimonio cultural, en colaboración con historiadoras de la Universidad de Navarra, asesores históricos, especialistas en pedagogía y diseñadores, ha elaborado los materiales que sustentan esta nueva fórmula didáctica, ya aplicada en el Palacio Real de Olite y que comienza ahora en Santa María de Eunate.

La metodología ha consistido en el diseño de un itinerario didáctico (una serie de actividades articuladas para que el alumno adquiera un conjunto de conocimientos), combinado con materiales interactivos específicos de cada monumento, ejercicios prácticos para realizar in situ durante la visita y un cuaderno o guía didáctica. La interactividad que consigue esta fórmula entre el alumnado y el espacio monumental y su contexto histórico, así como la adaptación de los materiales al currículo escolar, hacen de este método una fórmula novedosa en su aplicación al patrimonio cultural de Navarra.

Los cuadernos dedicados al Palacio Real de Olite y a la iglesia Santa María de Eunate constituyen los dos primeros números de una colección, Ondare-Lab, que continuará con otros monumentos navarros. El primero, el de Olite, introduce al público escolar de Primaria al conjunto monumental bajo el título Diario de un viajero alemán.

El ejemplar didáctico que se ha presentado esta semana, titulado La última ermitaña, está dedicado a aproximar el conjunto de Santa María de Eunate a los alumnos de todo el ciclo de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO). El edificio octogonal dedicado a Santa María fue construido en la segunda mitad del siglo XII, hacia el año 1170.

Las visitas didácticas al Palacio Real de Olite se estrenaron en el 2016 siguiendo este mismo método, pero en esta ocasión están dirigidas a escolares de Educación Primaria. En el curso de estos tres años, las visitas escolares a Olite se han triplicado, alcanzando el año pasado los 2.881 alumnos. En vista de los resultados obtenidos en este espacio monumental, el equipo ha continuado trabajando en esta línea y, así, el 2019 se ha dedicado al diseño de los materiales para Santa María de Eunate.

Rueda de prensa para presentar el material sobre la iglesia Santa María de Eunate. CEDIDA

El desarrollo de esta nueva metodología se enmarca en un proyecto de colaboración entre la Universidad de Navarra y la empresa Guiarte, entidad encargada de la dinamización cultural y turística de la iglesia de de Eunate y de otros monumentos de la Zona Media de Navarra e impulsora de este trabajo.

TRABAJO DE FIN DE MÁSTER

La actividad didáctica fue propuesta como Trabajo de Fin de Máster de Profesorado, dirigido por la profesora Julia Pavón, del departamento de Historia, Historia del Arte y Geografía, y elaborado por Estíbaliz Domínguez Díaz, graduada en Historia del Arte con estudios especializados en el período medieval.

Para la producción de los materiales de Eunate, Guiarte ha formado un equipo multidisciplinar compuesto por las guías del propio monumento, el historiador Mikel Ramos como asesor histórico, los ilustradores Patricia de Blas y Álvaro Corcín, de Musgo Ilustradores, los maquetistas Luis y Mikel Sarasola, de Maquetas Ederlan, la empresa Comunicamos la Tira, para la edición y adaptación de los textos de la guía, y Katrin Setuain, responsable de Guiarte y coordinadora del proyecto.

Para Setuain, socia fundadora de Guiarte junto a Javier Adot, la clave de este proyecto reside en la idea de que “los espacios patrimoniales también son entornos susceptibles de desarrollar experiencias educativas, además de las aulas. Podríamos decir que son laboratorios de historia. Este método trata de tender puentes entre las aulas y los espacios patrimoniales".

Con ayuda de los guías que dirigen las dinámicas en la visita, estos materiales didácticos suponen un elemento mediador entre el monumento y los propios escolares. Así, a lo largo del recorrido por la iglesia de Santa María de Eunate, “los alumnos van a descubrir aspectos relativos al contexto histórico del monumento, al Camino de Santiago en Navarra, al arte románico y a la arquitectura y geometría en la Edad Media”, ha detallado Setuain.

NOCIONES DEL ROMÁNICO

Entre otros conceptos, durante la visita a Santa María de Eunate, los alumnos van a trabajar nociones del románico en general y las especificidades de esta iglesia en particular. El material didáctico está compuesto por láminas con ilustraciones del vestuario del peregrino, herramientas de construcción y medición medievales, y maquetas que muestran la diferencia entre un arco de medio punto y un arco apuntado.

Por su parte, la profesora Julia Pavón destaca la necesidad de “ser conscientes de que los escolares son capaces de conectar sensible y emocionalmente con la cultura y el legado artístico-cultural de su entorno a partir de preguntas, juegos y elementos de interactuación”. Asegura así que “la curiosidad es innata a la infancia y a la adolescencia, y, si se llena de contenidos adecuados, se les puede dotar de instrumentos muy valiosos para comprender el mundo que les rodea. Un mundo en el que el medio ambiente, la cultura, la diversidad religiosa o los cambios tienen unos orígenes y procesos de desarrollo”.

En concreto, estos materiales didácticos interactivos, con sus juegos y propuestas, tienen como objetivo “fomentar la necesidad de la protección y difusión del patrimonio artístico-cultural”, ha subrayado Estíbaliz Domínguez, historiadora y autora del trabajo de fin de máster.

En el proceso de elaboración de los materiales, “la cercanía y el diálogo entre el ámbito académico y los gestores culturales son fundamentales para saber transmitir a las generaciones futuras el valor del patrimonio en su más amplio sentido (medio ambiente, especies animales, arte, historia, tradiciones, lenguas, etc.)”, apunta Domínguez.

AJUSTAR LOS CONCEPTOS BÁSICOS

Para el asesor histórico Mikel Ramos, su aportación al método desarrollado para Santa María de Eunate ha sido su experiencia y conocimientos en arqueología e historia medievales, “con el fin de contribuir a clarificar y ajustar los conceptos básicos que se quieren transmitir”. Ramos ha añadido la experiencia en comunicación y transmisión del conocimiento de la historia, adquirida durante su trabajo como guía en distintos lugares históricos de Navarra, incluida la propia iglesia de Eunate.

“Esa trasmisión del conocimiento se hace particularmente necesaria para los grupos de estudiantes, adaptada siempre al currículum escolar, pues, a mi entender, una introducción, amena pero científica, de la historia y de nuestro patrimonio histórico ayudará a sembrar las semillas para la protección, preservación y disfrute de nuestro pasado por las generaciones siguientes”, defiende el historiador.

Arriba, Mikel Ramos, Julia Pavón y Katrin Setuain; en la segunda fila, Estíbaliz Domínguez y Álvaro Corcín; y en la fila de abajo, Patri de Blas. CEDIDA

La última Ermitaña, título del cuaderno didáctico que reciben los escolares al término de la visita, les permitirá afianzar sus conocimientos por medio de juegos y actividades. De este modo, consolidan los conceptos históricos del medievo y los artísticos propios del románico, trabajados antes en el aula.

De particular importancia ha sido el trabajo realizado por los ilustradores de la guía, Patri de Blas y Álvaro Corcín, que han desarrollado la imagen de los personajes, de las situaciones y actividades que introducen a los alumnos en la historia de Eunate.

ACTIVIDAD DE LOS PIGMENTOS

Como diseñadores, su trabajo empezó con una fase inicial de investigación centrada en la experiencia del Camino de Santiago, tanto en la Edad Media como en la actualidad, así como en la búsqueda de las herramientas de construcción medieval que se utilizaron durante la edificación de Santa María de Eunate.

En cuanto a la fase de desarrollo, además del contenido teórico, los ilustradores han resaltado que “resultó muy atractivo incluir actividades que completaran la visita escolar guiada a Eunate”. Durante esta fase, explican, “realizamos las ilustraciones de la guía con un estilo amable pero no demasiado infantil. Los dibujos están diseñados con herramientas digitales, lo que nos ha permitido cambiar o incluir nuevos elementos en las composiciones y adaptarlas lo mejor posible a la maquetación”.

De Blas y Corcín asumen que cada apartado de la guía ha sido un reto, aunque de todos ellos destacan la actividad de los pigmentos: “Nos sorprendió, porque era un apartado del que no teníamos conocimiento, más allá de lo estudiado en la universidad, pero, gracias a la documentación histórica a la que tuvimos acceso, fue una de las partes más apasionantes”, recuerdan.

El título de la guía de Eunate, La última ermitaña, hace alusión a Concha Osés Arriazu, última persona que custodió la iglesia en los años 70 y 80, y que sustituyó a su padre en esta labor. El documento pretende ser también un homenaje a ella y a su familia, que con tanta entrega se dedicaron a esta tarea. El personaje de Concha es, además, el hilo conductor de los conocimientos que ofrece la guía didáctica. En formato de diálogo con el arquitecto de la restauración de Eunate, José Yarnoz, va desgranando los detalles históricos y artísticos de la peculiar iglesia.

RESERVAS

Las indagaciones realizadas para elaborar los materiales didácticos llevaron al equipo desarrollador a contactar con Concha Arriazu, que, junto a su hermana Irene, no dudaron en acceder a una entrevista con el equipo, necesaria para recabar información fidedigna para el contenido de la guía.

Las visitas didácticas a Eunate, dirigidas a escolares de Educación Secundaria Obligatoria, se ofrecen en castellano y en euskera, en grupos reducidos (máximo 25 personas) y es necesario reservar con antelación. Las guías didácticas, además de obtenerlas tras la visita guiada al monumento, podrán adquirirse próximamente en librerías.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Olite y Eunate encabezan un atractivo método didáctico para acercar el patrimonio navarro a los escolares