PREMIUM  SALUD

Pablo Rodríguez, director del Banco de Sangre: "Facilitamos que la extracción de médula sea cómoda para el donante"

El director del Banco de Sangre señala que en Navarra hay más de 9.500 donantes activos y en 2015 se llevaron a cabo 5 donaciones a pacientes de dentro y fuera de nuestras fronteras.

Pablo Rodríguez Wilhelmi, director del Banco de Sangre de Navarra. ESCALADA
Pablo Rodríguez Wilhelmi, director del Banco de Sangre de Navarra. ESCALADA  

Uno de cada cuatro pacientes que necesita un trasplante de médula ósea encuentra un donante compatible entre sus familiares. Dentro de la red de donantes, la posibilidad de localizarlo se dispara: más del 65%. En total, en el mundo hay 22 millones de donantes, un puente quienes quieren ayudar a otros y quienes lo necesitan. La donación es voluntaria, altruista y anónima. Ni el donante ni el receptor suelen llegar a conocerse, aunque si ambos lo desean, pueden hacerlo.

Pablo Rodríguez Wilhelmi, director del Banco de Sangre y Tejidos de Navarra, explica cuál es la situación en Navarra y cómo es el proceso desde que una persona decide registrarse como donante hasta que, si es compatible con un paciente, se realiza la donación.

¿Cuántos donantes de médula ósea hay en Navarra?

Faltan los datos de 2015, pero en la memoria del Redmo (Registro de Donantes de Médula Ósea) de 2014, tenemos más de 9.500 donantes activos en Navarra.

¿Una cifra positiva?

Muy positiva. El plan nacional de donantes de médula del año 2012 planteaba que en 4 años el objetivo era duplicar el número de donantes de médula en nuestro país. Estábamos, aproximadamente, en los 100.000 donantes activos en España, y el plan asignaba a cada comunidad autónoma, dependiendo de la población, un número de donantes estimado que tendría que incorporar al año. En Navarra, 340. Estamos haciendo en torno a 800. Superamos con creces las expectativas. Al inscribirse en el registro de donantes de médula, que gestiona la Fundación José Carreras, en Barcelona, está interconectado a nivel internacional. Y lo hace para cualquier paciente de cualquier parte del mundo. 

¿Cuántas donaciones se han realizado?

En los dos últimos años, estamos haciendo bastantes donaciones efectivas respecto a los años anteriores. En 2014 hicimos 3 y el año pasado 5. Para este año, ya hay programada otra. 

¿Qué requisitos hace falta para ser donante de médula ósea?

Los que utilizamos para el donante de sangre: ser mayor de edad y estar sano.

¿Hasta qué edad se puede donar?

Hasta hace poco estaba el límite en los 55 años, pero el Redmo ha incrementado hasta los 60.

¿Qué enfermedades excluyen?

Enfermedades graves como el cáncer, la diabetes tipo 1, graves de corazón, infecciosas que se transmiten por la sangre...

¿Qué enfermos precisan la donación?

Enfermedades hematológicas oncológicas. El paradigma es la leucemia aguda. Pero hay otras, como los linfomas, los mielomas y enfermedades congénitas.

¿Cómo es el proceso de donación?

En Navarra, somos la entidad que se ocupa del registro. Lo primero que hacemos es informar al donante en qué consiste. Se hace la primera fase del estudio, un análisis de sangre y, posteriormente, informar de cómo se extraería la médula en el caso de que esa persona que sea un candidato. 

¿Qué formas hay de extracción?

Facilitamos que la extracción sea lo más cómoda para el donante. Lo primero, le preguntamos si quiero o no quiere y después le facilitamos al máximo la extracción, que sea en el mejor momento, coordinado con las necesidades del paciente. 

¿Cómo se extrae?

Hay dos formas básicas. Una es extraerlo directamente del hueso. Aquí quiero puntualizar, porque a veces hay confusión entre la médula ósea y la espinal. La espinal tiene que ver con el sistema nervioso central, que no se puede tocar, y la ósea, en realidad, es sangre rica en progenitores, en células madre, que producen las células sanguíneas. Está dentro del hueso, sobre todo, en los planos: costillas, esternón y, donde más, en la pelvis. 

¿Cómo se realiza?

Con unas agujas especiales, con anestesia general o raquídea, pinchamos dentro de ese hueso y aspiramos esa sangre rica en progenitores. Esta forma está prácticamente recluida. Solo se hace para una enfermedad hematológica.

¿Y el otro método?

Extraerlo directamente de una vena. Un proceso de aféresis: se pincha y la sangre pasa a través de una máquina que es capaz de seleccionar las células madre que nos interesan para hacer el trasplante. Por otra vena, se devuelven aquellos componentes que no interesan.

¿Se parece al proceso que siguen las personas con enfermedades de riñón?

Es parecido a una diálisis, pero son diferentes. 

¿Qué caracteriza a esta segunda forma de extracción?

Por las venas circula un porcentaje muy bajito de estas células de médula ósea. Hay que estimularla para que en un proceso de 4 o 5 horas podamos captar las células suficientes. Unos días antes se da una medicación que hace que la médula ósea produzca muchas células. Son unas inyecciones subcutáneas (una diaria), 5 días antes. Se hace en domicilio, hospital de día o centro de salud.

¿Tienen efectos secundarios estos procesos?

El de la extracción directa de hueso sería el propio de una anestesia general o epidural. Al extraer cantidad de sangre, no eliges las células, y puede bajar los niveles de hemoglobina y desencadenar un poco de anemia. Por eso, a veces se programa previamente una extracción de sangre de autodonación de una o dos bolsas. En el segundo caso, el efecto secundario es el de la medicación: un proceso catarral, a veces con un poco de fiebre o dolorimiento de hueso. Es algo muy llevadero que se controla con analgésicos y antitérmicos si sube la temperatura. Dura los días de las inyecciones.

¿Cómo se elige el método?

Habitualmente, siempre el de aféresis, excepto en la anemia plásica.

¿Por qué hablamos de trasplante de médula?

Sustituimos las células de médula ósea por otras y cuando se infunden tienen que dirigirse hacia la médula ósea e implantarse. Son células que se van regenerando a lo largo de toda la vida.

¿Hay que combatir todavía ciertos mitos que rodean a este trasplante?

Cada vez estamos más informados. Otra cosa es que haya personas que ni se lo hayan planteando y no sepan exactamente lo que es. Pero si uno busca información o es donante de sangre y quiere dar un paso más, va a encontrar la información.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pablo Rodríguez, director del Banco de Sangre: "Facilitamos que la extracción de médula sea cómoda para el donante"