PREMIUM  SOCIEDAD

El Orfeón Pamplonés arrasa en San Petersburgo: seis minutos de aplausos en las 'Noches blancas'

Se trata del primer coro español que actúa en este prestigioso festival. 

El Orfeón Pamplonés en San Petersburgo. EP.
El Orfeón Pamplonés en San Petersburgo. EP.  

El Orfeón Pamplonés cerró ayer sábado, entre aplausos, su participación en las 'Noches Blancas' de San Petersburgo tras dos conciertos que pusieron en pie al público del Mariinsky Concert Hall. Se convertía así en el primer coro español en actuar en este festival.

Los cien miembros del Orfeón Pamplonés llegaron a San Petersburgo el miércoles invitados por Valéry Gergiev, director de honor del coro y miembro de su Consejo Asesor.

Fueron de nuevo más de seis minutos de aplausos los que recibía al coro navarro tras interpretar el 'Réquiem Alemán' de Brahms, bajo la dirección de Yoren Traub. El concierto contaba en el público con el embajador español en Moscú, Ignacio Ibáñez, y representantes del consulado en San Petersburgo, entre ellos el cónsul Juan Antonio Martínez-Cattáneo.

"Unas horas antes se había producido una actuación peculiar del Orfeón Pamplonés en uno de los conciertos dirigidos por Valéry Gergiev, que solicitó al coro intervenir en la última parte como sorpresa para Verónica Atkins, mecenas que se encontraba entre el público y que recibió sorprendida la propina musical en forma de la conocida aria de la 'Traviata el Brindis'", ha destacado el coro en una nota.

La relación del Orfeón Pamplonés con Valéry Gergiev y la orquesta del teatro Mariinsky comienza en 2009, con dos conciertos en el auditorio de Zaragoza y en Baluarte, en los que interpretan la Octava Sinfonía de Mahler.

Con Gergiev y Mariinsky el Orfeón interpreta en 2010 la Segunda y Octava Sinfonías de Mahler en Estados Unidos, donde actúa en Kennedy Center de Washington y se convierte en el primer coro español en entrar en la programación musical del Carnegie Hall de Nueva York. En diciembre de 2010, interpretan la Segunda Sinfonía en Baluarte.

El 19 de marzo del 2015, el día en que el Orfeón celebra los 150 años de su fundación, vuelve a cantar bajo la dirección de Gergiev, en esta ocasión con la Novena Sinfonía de Beethoven, concierto tras el cual el maestro ruso es distinguido como Director Honorífico del Orfeón Pamplonés.

Posteriormente han vuelto a colaborar en varios conciertos, interpretando obras como la Segunda y Octava Sinfonías de Mahler, el Réquiem de Verdi o Alexander Nevsky, de Prokofiev, hasta un total de once ocasiones en las que han compartido escenario, la última de las cuales tenía lugar en el Auditorio Nacional de Madrid el mes de febrero pasado. El Orfeón además creó un Consejo Asesor en 2017 del que forma parte Valéry Gergiev.

El 16 de marzo de 2019, el Orfeón volverá a reunirse con el director ruso para interpretar la 'Condenación de Fausto', de Berlioz, dentro de la programación del Baluarte de Pamplona.

"La recepción fue fenomenal, porque ya en el primer saludo el público se puso de pie, 'bravos', palmas para todos. Fueron unos siete minutos de ovación. Creo que el programa fue un éxito", dijo hoy en conversación telefónica con Efe el director musical del Orfeón Pamplonés, Igor Ijurra.

Agregó que es un programa que hace muchos años no se hacía en el Mariinsky y que era esperado por el público, como lo demuestra el hecho de que ya ayer por la mañana quedaban por vender apenas veinte entradas.

"Había mucha expectativa, y por muestra parte, misión cumplida", dijo Ijurra, quien destacó que hubo "momentos verdaderamente espectaculares", sobre todo en las partes de las voces masculinas, que tienen más presencia en la obra.

El director elogió a los solistas, todos del Mariinsky, que "mostraron un grandísimo nivel" y resaltó que entre el maestro Gergiev y el coro hubo "mucha comunicación", lo que siempre agradecen los cantores.

"No es un auditorio muy grande, para 1.200 personas, pero es un auditorio, para mí, con una de las mejores acústicas del mundo. Pocos auditorios tiene esa acústica. Es un auténtica maravilla", dijo sobre el Mariinski.

Ijurra señaló que la participación en Noches Blancas, que en su opinión es uno de los festivales más importantes del mundo, es una "experiencia muy especial", que comparó, en términos futbolísticos, con "jugar la Champions".

Destacó que el coro navarro tiene una gran vinculación desde hace muchos años con el maestro Gergiev, quien desde 2015 es su director de honor y visita regularmente Pamplona.

Fue el propio director ruso quien a comienzos de 2017 invitó al Orfeón Pamplonés para la edición de este año de Noches Blancas, que es "un festival donde no son muchos ni los coros ni orquestas extranjeras invitadas", resaltó Ijurra.

La invitación, añadió, constituye un "doble reto", porque tanto La Condenación de Fausto como el Réquiem Alemán, de Johannes Brahms, que se brindará hoy el público del Mariinsky, son "dos grandes obras del repertorio sinfónico-coral, las dos difíciles, duran dos horas, hay que tener mucho aguante físico".

"En un principio veníamos al festival para ofrecer solo un concierto, pero el maestro (Gergiev) dijo: 'Ya que venís, vais a hacer dos conciertos'", reveló Ijurra.

Entre las dificultades que plantea la participación en este tipo de festivales, sobre todo con directores de la talla de Gergiev, señaló que "no suele haber mucho espacio para los ensayos; todo está muy condensado".

"Para nosotros esto es un hito, además somos el primer coro español en venir al festival Noches Blancas, y con un doble programa y dos obras de gran peso", resaltó.

Sobre la elección del repertorio, Ijurra indicó que el Orfeón pensaba hacer otra obra, pero que en cierta ocasión Gergiev lanzó la idea de "hacer música francesa", por lo que propuso La Condenación de Fausto, propuesta que fue aceptada por el director ruso.

"Luego, (Gergiev) dijo que teníamos que hacer un segundo concierto, y ese fue variando hasta que hace menos de un mes concretamos que iba a ser el Réquiem Alemán", explicó.

En este sentido, Ijurra destacó que el Orfeón tiene "la suerte con el maestro de discutir, en el buen sentido, de poder hablar del repertorio, y esto con un número uno como él no es lo habitual, porque los grandes directores normalmente lo que dicen es: 'vamos a hacer esto y punto'".

"Estamos muy contentos de que (Gergiev) ponga esa confianza y apueste por nosotros, y aquí estamos para devolverle esa confianza en modo de un buen concierto", concluyó. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Orfeón Pamplonés arrasa en San Petersburgo: seis minutos de aplausos en las 'Noches blancas'