• martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 07:44

 

 
 

TECNOLOGÍA

Un operador sueco de fibra óptica desembarca en Navarra para ofrecer servicio a una población

Un operario trabaja en la instalación del cable de fibra óptica en un tejado de Pamplona (08). IÑIGO ALZUGARAY
Un operario trabaja en la instalación del cable de fibra óptica en un tejado de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

El operador sueco de fibra óptica Adamo invertirá unos 10 millones de euros en su despliegue en La Rioja y zonas limítrofes, como la localidad navarra de Viana, donde ha empezado esta labor, a través de la operadora riojana Knet, que también ha adquirido, ha anunciado hoy su director ejecutivo, Fredrik Gillstrom.

La operación permitirá al grupo sueco, con sede en Barcelona, llevar la fibra óptica -en los próximos 3 años- a más de 50.000 hogares y municipios de La Rioja y a otros próximos a Logroño de zonas limítrofes de Navarra y Álava.

Tras la adquisición de la operadora riojana, los responsables de ambas compañías han presentado hoy, en una rueda informativa, sus planes de despliegue para la zona.

Gillstrom, quien ha comparecido junto al director general de Knet, Jesús Hijazo, ha informado de que este acuerdo forma parte de la estrategia de Adamo de seguir desplegando su red por todos los rincones de España.

Actualmente, Adamo cuenta con cobertura propia en Cataluña, Madrid, Valencia, Andalucía, Cantabria, Navarra, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Galicia.

En todas estas ciudades, el objetivo de Adamo es que muchos usuarios puedan beneficiarse de la fibra óptica de alta velocidad y no solo las personas que vivan en las grandes ciudades, ha detallado.

Hijazo ha precisado que la primera fase del despliegue en La Rioja ya se ha comenzado a ejecutar y en el plazo de un año la compañía espera finalizar con una cobertura de 30.000 hogares a una velocidad de despligue "bastante alta".

El despliegue ha comenzado en Viana (Navarra) y continuará con los municipios del cinturón de Logroño.

La primera fase incluirá también el despligue hasta Nájera, en La Rioja Alta, incluidos los municipios pequeños de Tricio, Uruñuela y Baños de Río Tobía.

En La Rioja Baja, esta primera fase también alcanzará Arrúbal y Murillo de Río Leza, ha informado Hijazo.

El director genera de Knet ha precisado que, de manera paralela, la compañía negociará con empresas para extender la fibra también a sus instalaciones, como ya ha comenzado a realizarse en los polígonos de Lentiscares, en Navarrete, y Fuenmayor.

Ha recordado que Knet es una operadora que actualmente tiene un recorrido de más de 10 años, con más de 5.000 clientes, una facturación interanual de unos 3 millones de euros y una plantilla de 20 trabajadores, que es "estable".

Ha recalcado que el motivo de este acuerdo con Adamo es ampliar su capacidad de crecimiento, algo que, según ha recalcado, no le resultaba posible, desde el punto de vista financiero, por si sola.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un operador sueco de fibra óptica desembarca en Navarra para ofrecer servicio a una población