PREMIUM  SOCIEDAD

Una ponencia esgrime en Pamplona que "sin la presencia de mujeres, nunca habrá un desarrollo sostenible"

Bèatrice Eyong, directora de programas de la ONU, relata su experiencia en Níger en la lucha contra la violencia sexista.

La directora de programas de ONU Mujeres en Níger, Bèatrice Eyong, una de las ponentes que asiste al congreso internacional sobre violencias sexistas que, entre profesionales del ámbito del derecho, la comunicación, la investigación y el activismo y participantes, congrega en la capital navarra a 300 personas. EFE/Iñaki Porto
La directora de programas de ONU Mujeres en Níger, Bèatrice Eyong, una de las ponentes que asiste al congreso internacional sobre violencias sexistas que, entre profesionales del ámbito del derecho, la comunicación, la investigación y el activismo y participantes, congrega en la capital navarra a 300 personas. EFE/Iñaki Porto  

La directora de programas de la ONU Mujeres en Níger, Bèatrice Eyong, ha advertido de que “a veces se ignora la fuerza de las mujeres africanas” y ha subrayado que, si las mujeres “no están involucradas en las estrategias de desarrollo, no va a ser un desarrollo sostenible nunca”.

Eyong es una de las ponentes que, desde el pasado jueves y hasta este sábado, asiste al congreso internacional sobre violencias sexistas que, entre profesionales del ámbito del derecho, la comunicación, la investigación y el activismo y participantes, congrega en la capital navarra a 300 personas y que pretende analizar, prevenir y erradicar las violencias contra las mujeres.

La nigerina ha señalado que la violencia de género tiene que ver “con hombres y mujeres, con niños y niñas”, y, por tanto, “no podemos dejar a los hombres fuera”. La entidad que dirige pretende que parlamentarios y líderes de opinión y religiosos ayuden en la lucha contra la violencia de género.

Así, a los parlamentarios nigerinos se les explicó los motivos para luchar por la igualdad de género, en concreto, cómo esta igualdad puede “afectar y mejorar la economía y el PIB”, unido también a cuestiones de derechos humanos.

Eyong  ha indicado que un grupo de estos parlamentarios acudieron, para conocer su situación, a Diffa, una ciudad ubicada en el sureste de Níger, donde se contabilizan más de 300.000 personas desplazadas, de las que un 70% son mujeres.

“Estos políticos, después, han sensibilizado a la población y ahora mismo se está trabajando en una legislación que ayude a proteger a estas mujeres”, ha remarcado Eyong durante su estancia en Pamplona.

CRISIS HUMANITARIA SIN PRECEDENTES

La activista ha apuntado que su país hace frontera con Libia, donde se está viviendo “una crisis humanitaria sin precedentes” y hay una gran parte de la población que se está desplazando a Níger.

Al respecto, ha señalado que la respuesta internacional ha sido “enorme”, está coordinada, y se han producido reuniones para “dar respuesta al problema que supone Boko Haram en la zona del Chad”.

En esa respuesta “integral” se están impulsando actividades para “proteger a las mujeres y niños desplazados, prevenir la violencia e implementar programas de apoyo económico y psicosocial”.

Níger tiene más de 20 millones de habitantes, y las mujeres representan un 50,2% del total. Asimismo, las mujeres que no saben leer y no han recibido una formación, tienen al menos siete niños.

MATRIMONIOS FORZOSOS

Eyong ha lamentado que en su país se producen matrimonios forzosos, matrimonios infantiles y la mutilación genital femenina, además de “otros tipos de violencia”. Ha resaltado que, dentro de los programas de su entidad, se destinó un microcrédito a 350 hogares (suponen entre 1.500 y 2.000 personas), una medida que mejoró el estándar de nutrición de las familias y favoreció que las mujeres gestionaran dinero y que se las “contemplara con mayor confianza”.

En el Parlamento de Níger hay 29 mujeres de un total de 171 parlamentarios, y uno de los objetivos es formar a cerca de mil mujeres para ser candidatas a puestos políticos en ayuntamientos en los próximos años.

“Sería una revolución”, ha asegurado Eyong, que ha considerado que “las cosas están cambiando”, ya que ahora hay padres que envían a sus hijas a la escuela y mujeres que son médicas y políticas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una ponencia esgrime en Pamplona que "sin la presencia de mujeres, nunca habrá un desarrollo sostenible"