PREMIUM  SOCIEDAD

Once jóvenes trabajan en la rehabilitación de pisos municipales para realojar familias en situaciones de emergencia

El Fondo Social Europeo y el Gobierno de Navarra subvencionan esos contratos de seis meses, destinados a jóvenes de baja empleabilidad.

Pisos San Pedro garantía juveniL.
Pisos San Pedro garantía juveniL.  

Once jóvenes, menores de 30 años y acogidos al Sistema de Garantía Juvenil, han sido contratados por el Ayuntamiento de Pamplona para rehabilitar viviendas municipales en desuso que puedan ser destinadas a las situaciones de emergencia para familias. El Consistorio cuenta con unos 170 pisos vacíos en la ciudad, con distintos grados de necesidad de rehabilitación y, de seis de las viviendas en San Pedro, se están encargando desde diciembre las personas contratadas: dos arquitectos técnicos, dos oficiales de albañilería, un oficial de electricidad y seis peones de albañilería.

El proyecto, que coordinan las áreas de Ciudad Habitable y Viviendas y Acción Social y Desarrollo Comunitario, está tutelado por el Programa de Empleo Social Protegido a través del Tajo de Obras y el Tajo de Pintura del Ayuntamiento. Los once jóvenes cobran desde el primer día en función de su categoría profesional (aparejadores, oficiales o peones) y por lo correspondiente al 80% de una jornada laboral. Su trabajo comenzó el 21 de diciembre y se extenderá hasta el mes de junio.

Los contratados fueron seleccionados a través del Servicio Navarro de Empleo y sus salarios están subvencionados por el Gobierno de Navarra a través de sus subvenciones otorgadas a entidades locales con ese fin y por el Fondo Social Europeo (FSE) de la UE, que está haciendo especial incidencia en mejorar las tasas de empleo juvenil. En este caso los jóvenes, además de cumplir los requisitos del Sistema de Garantía Juvenil debían encontrarse en situación de exclusión social por lo que está en consonancia con los principios del programa de Empleo Social del Ayuntamiento de Pamplona que ofrece trabajo a personas que tienen problemas para acceder al mercado laboral dentro de un itinerario de incorporación individualizado incidiendo en personas con escasa formación, minorías étnicas, personas con una precaria situación económica o en procesos de inserción sociolaboral, mujeres con cargas familiares...

Trabajando desde y para situaciones de emergencia social

Los jóvenes contratados están terminando de rehabilitar tres viviendas en San Pedro, y en puertas de acometer la intervención de otras tres. Esas viviendas son una pequeña parte de un parque municipal que se quiere poner a disposición de los ciudadanos en situación de emergencia conforme se vayan diagnosticando y solventando su necesidad de rehabilitación y tras la aprobación de la futura Ordenanza de acceso y utilización de viviendas municipales para situaciones de emergencia habitacional.

En ese proceso de rehabilitación hay alumnos de escuelas taller y pequeñas empresas privadas seleccionadas mediante un procedimiento público para ejecutarlo. Aquí es donde, desde diciembre, entra también el trabajo de este grupo de jóvenes con contrato de seis meses que cumple tres objetivos diferenciados: sumarse a las acciones globales de rehabilitación municipal, incrementándolas, y mejorar la cualificación de los jóvenes contratados; en definitiva aumentar su empleabilidad, paliando su situación anterior de exclusión o riesgo.

Además de realizar las rehabilitaciones previstas, uno de los arquitectos técnicos del grupo está colaborando en la realización de una auditoría que pretende conocer el estado de las más de 60 instalaciones adscritas al área de Acción Social y Desarrollo Comunitario, tanto en aspectos funcionales, como sobre su uso y proceso constructivo o de rehabilitación. Al final de la auditoría está previsto que se elabore un ‘Manual de procesos constructivos’ y que se obtenga una visión global y actualizada del estado del patrimonio inmobiliario gestionado por el área.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Once jóvenes trabajan en la rehabilitación de pisos municipales para realojar familias en situaciones de emergencia