• miércoles, 26 de enero de 2022
  • Actualizado 13:03

 

 
 

SOCIEDAD

Iniciadas las obras de la tercera fase de la restauración fluvial del Arga en Funes

Los trabajos de la CHE se han iniciado esta semana y se centrarán en la conexión hidráulica de entrada entre el cauce actual del río Arga y el meandro de Soto Sardillas.

La localidad navarra de Funes se prepara para entrar en el confinamiento desde este miercoles por el elevado numero de casos por coronavirus. MIGUEL OSÉS
El río Arga a su paso por la localidad navarra de Funes. MIGUEL OSÉS

Las obras de conexión hidrológica y mejora de hábitats en los meandros del tramo bajo del Arga, en Navarra, arrancan su tercera fase, para completar esta restauración fluvial promovida por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro y que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Funes y el Gobierno de Navarra. Este proyecto supone la transición entre el espacio urbano de Funes y el río.

Esta última fase de trabajos tiene un presupuesto de 3,9 millones de euros que se suman a los 8,3 ya invertidos para la reducción del riesgo de inundación y la mejora de hábitats fluviales a través de la recuperación de la llanura de inundación en la confluencia del Arga y Aragón, la mejora de la calidad del agua en el meandro de Soto Sardillas y la naturalización de las zonas de intervención, ha informado el CHE.

Los trabajos de la CHE se han iniciado esta semana y se centrarán en la conexión hidráulica de entrada entre el cauce actual del río Arga y el meandro de Soto Sardillas, que se realizará a través de un canal naturalizado que se ubicará entre el campo de fútbol y el polígono industrial de la localidad de Funes. Esta conexión permitirá que, en crecidas, el agua del río circule por el meandro, saneando las aguas y reconectando ambos cauces. En avenidas importantes, el nuevo canal permitirá que las aguas desbordadas por la margen izquierda del río Arga retornen al cauce, aliviando la zona urbana.

Además, se recuperará la continuidad longitudinal del meandro mediante la mejora de la permeabilidad de los obstáculos actuales. En concreto, se intervendrá en el trazado de la madre vieja del meandro del Soto Sardillas, en la sustitución de un paso de tubo con terraplén que se sustituirá por una batería de marcos que permeabilizarán toda la anchura del cauce. También, se desmantelará el actual azud de Las Mesicas y se sustituirá por uno nuevo adaptado al paso de los caudales sobre la estructura y que cuente con órganos de desagüe efectivos.

Por último, se repondrán los servicios afectados por la intervención y se realizarán actividades complementarias de puesta en valor de los trabajos.

La actuación en el Arga es un ejemplo y una propuesta piloto para las futuras intervenciones coordinadas entre las Administraciones que se están desarrollando en otras zonas de la cuenca, destacando el tramo medio del Ebro, a través de la estrategia Ebro Resilience.

EFICACIA DE LAS MEDIDAS

Los trabajos ejecutados para la recuperación de los meandros del Arga han confirmado ya su eficacia cumpliendo los objetivos de la actuación: la reducción del riesgo de inundación en el municipio de Funes y la mejora de los hábitats que permitan devolver al río, antes canalizado, unas condiciones cercanas a las naturales. La renaturalización se ha realizado de forma compatible con los cultivos agrícolas, ha añadido.

En los episodios de crecida ocurridos desde el comienzo de las obras, se ha comprobado el efecto positivo de recuperar la llanura de inundación, disminuyendo los niveles de las aguas a la altura de la zona urbana. Además, los humedales que se han creado y los brazos que conectan el meandro de Soto Sardillas con el río Arga, se han convertido en una zona de hábitats fluviales apropiados para la presencia de visón europeo. También se ha hallado una colonia de más de 200 ejemplares de náyades autóctonas del Ebro en el meandro de Soto Sardillas, en concreto de Anodonta anatina, Unio mancus y Potomida littorali, no inventariada hasta la fecha.

La renaturalización de la confluencia de los ríos Arga y Aragón se enmarca en el Plan de Impulso al Medio Ambiente para la Adaptación al Cambio Climático en España (PIMA-Adapta) y en el Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la cuenca del Ebro (PGRIEbro).

En los trabajos en el meandro de Soto Sardillas se aplican técnicas de bioingeniería, recuperando la llanura de inundación, conectando los antiguos meandros con el cauce actual y creando pequeños humedales de lámina permanente similares a los que existían por estos sotos ribereños. Además, ha indicado la CHE, se ha mejorado la calidad de esta masa de agua con la retirada de fangos acumulados en el cauce abandonado y procedentes de un antiguo vertido.

La financiación de la obra corre a cargo de la Dirección General del Agua del MITECO, mientras que el Gobierno de Navarra se ha hecho cargo de las indemnizaciones por el lucro cesante de los cultivos de chopo y el Ayuntamiento de Funes ha puesto a disposición los terrenos comunales necesarios para los trabajos.

Durante la definición de la intervención se han realizado reuniones divulgativas y jornadas participativas con estudiantes y vecinos de la localidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Iniciadas las obras de la tercera fase de la restauración fluvial del Arga en Funes