• martes, 26 de octubre de 2021
  • Actualizado 20:22

 

 
 

INFRAESTRUCTURAS

Novedades en la carretera más peligrosa de Navarra: se licitan las obras para mejorar su seguridad

Las actuaciones, que discurrirán desde la travesía de Olave hasta la intersección de Lantz, tendrán un valor estimado de 14,2 millones.

Pintado de la doble línea continua en la N-121-A. GOBIERNO DE NAVARRA
Pintado de la doble línea continua en la N-121-A. GOBIERNO DE NAVARRA

El Gobierno de Navarra ha autorizado a la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras la licitación del contrato de las obras de construcción del segundo tramo de la N-121-A, que discurrirán a lo largo de 12 kilómetros desde la travesía de Olave (pk 10+500) hasta la intersección de Lantz (pk 22+500). Estas actuaciones tendrán un valor estimado de 14,2 millones de euros (IVA incluido).

Como principales novedades de este segundo tramo destacan la renovación de los accesos a Etulain y Lanz mediante la ampliación y modificación de las actuales intersecciones, que contarán con carriles independientes de entrada y salida señalizados en rojo, glorietas desplazadas de la carretera y sistemas de iluminación. Además, se ampliará la rotonda de la salida sur de Endériz y se reorganizarán los tramos de adelantamiento, siempre sin invasión de sentido contrario y con barrera metálica de separación, para reducir las colas de vehículos y aumentar la seguridad vial del recorrido.

Estas obras se enmarcan en la conversión del conjunto de la N-121-A en una vía 2+1. Cabe recordar que la solución vía 2+1 está muy extendida internacionalmente desde hace muchos años y ha demostrado su eficacia en cuanto a seguridad vial y funcionalidad. Sus principales ventajas son que suprime el 100% de los adelantamientos con circulación en sentido contrario, lo que reduce significativamente el riesgo de colisión frontolateral, que es la causa más lesiva de la accidentalidad actual de la N-121-A. Además, permite disipar las colas con mayor facilidad, ya que se optimizan las zonas de adelantamiento.

DETALLES DEL TRAZADO DEL TRAMO 2

El tronco principal de la N-121-A en la variante de Endériz - Ostiz  mantendrá una tipología de dos carriles en sentido Irún (Guipúzcoa) y uno en dirección Pamplona, pero añadiendo una mediana de 2 metros y barrera vertical infranqueable. En el trazado en dirección norte se incorporará una vía de servicio para eliminar los puntos de conflicto que se originan por los accesos y salidas a varias fincas situadas junto a la carretera y al enlace sur de Endériz.

El proyecto incluye la mejora de la salida de Endériz, en la actual intersección de acceso a Ostiz en la que se ubica una parada de autobús y una miniglorieta. Se ampliará la rotonda para posibilitar a los autobuses realizar cambios de sentido y suprimir así una parada que se sitúa actualmente al otro lado de la carretera, de manera que se centralizan todas las subidas y bajadas de pasajeros en la marquesina de la margen izquierda, mejorando la seguridad del transporte interurbano. Además, se prolongará el carril de aceleración para facilitar la incorporación del tráfico hacia la N-121-A en dirección sur.

Desde la salida de Burutain hasta Etulain, la carretera contará con dos carriles en sentido Pamplona, uno en sentido Irun y una mediana de 2 metros con barrera metálica. Se construirá un muro de 225 metros en la margen derecha para contener la ampliación de la plataforma y evitar la afección ambiental de los nuevos terraplenes.

CARRILES DE SALIDA E INCORPORACIÓN SEÑALIZADOS EN ROJO

En el cruce de Etulain se construirá un nuevo acceso. Consistirá en una intersección en forma de T con dos carriles centrales de espera para acceder a la localidad o para la incorporación a la N-121-A. Estos carriles se señalizarán en rojo sobre la propia calzada, para facilitar su identificación y diferenciarlos de los carriles centrales de adelantamiento. Asimismo, se construirá una rotonda desplazada de la carretera para permitir los cambios de sentido y se dotará de iluminación a esta nueva intersección.

Desde esta renovada intersección, en la primera mitad de la variante de Olague, se dispondrán dos carriles en sentido Irun y uno hacia Pamplona, con mediana de 2 metros y separación con barrera metálica. Posteriormente, en el tramo final se invierte el 2+1 con dos carriles hacia el sur y uno en dirección norte, manteniendo una mediana y barrera similares hasta el entorno del cruce a Lantz.

En la intersección a Lantz se construirá un nuevo acceso similar al proyectado en Etulain. La intersección en forma de T contará con dos carriles centrales de espera, señalizados en rojo, que mejorarán la seguridad vial de los giros a la izquierda tanto para acceder a la localidad como para incorporarse a la N-121-A. Para permitir los cambios de sentido se construirá una glorieta desplazada. Toda la intersección contará con iluminación.

VARIANTES EN OLAVE Y BURUTAIN

En este segundo tramo de la N-121-A está prevista la construcción de dos nuevas variantes en las localidades de Olave y Burutain que se realizarán y ejecutarán de forma independiente al proyecto de conversión en una vía 2+1 con un diseño compatible. Ambos proyectos se encuentran actualmente en estudio de alternativas.

La variante de Olave discurrirá por el oeste de la localidad, dada la topografía de la zona y la disposición del núcleo urbano y de la actual carretera. Se desarrollará por tanto entre la población de Olaiz y Olave y contará con dos carriles por cada sentido con mediana de 2 metros y una barrera vertical. El punto de conexión sur con la N-121-A se ha previsto a la altura del pk 9+900, prolongando la alineación de la recta de salida de Sorauren, y la conexión norte se realizará a la altura del pk 12+250, pasada la actual intersección con Zandio-Osacáin. También se prevé un enlace central con un paso inferior y una glorieta en cada margen, que conectará la actual carretera de Olaiz, NA-4212, y el antiguo trazado de la N-121-A.

La nueva carretera contará con cuatro estructuras: dos para atravesar el río en ambos extremos de la N-121-A, otra en el nuevo enlace previsto y una cuarta en el ramal de conexión del enlace con el núcleo urbano de Olave.

Una vez ejecutada la nueva variante, la actual travesía de la N-121-A tendrá capacidad suficiente para absorber el tráfico residual que transite por la vía. Se realizarán modificaciones en la señalización horizontal de la travesía para permitir los movimientos de giro necesarios para dirigirse a una u otra de las márgenes.

El tramo comprendido entre el pk 15+100 y 16+600 mantiene su trazado ya que se proyecta construir una nueva variante en Burutain y homogeneizar de esta forma toda la N-121-A con el diseño 2+1. Se construirá una vía con un nuevo trazado situado al este de la actual carretera. Aunque todavía se encuentra en fase de estudio de alternativas, se plantea que la nueva vía parta del tramo del final de la variante de Ostiz y enlace al norte una vez superada la gasolinera de la localidad, a la salida del núcleo urbano de Burutain.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Novedades en la carretera más peligrosa de Navarra: se licitan las obras para mejorar su seguridad