PREMIUM  SOCIEDAD

Cuarenta niños con diabetes participan en Burgos en un campamento organizado por Anadi

Navarra registra en torno a 180 menores con diabetes tipo I, una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia.

Un grupo del campamento de niños con diabetes celebrado en Burgos CEDIDA
Un grupo del campamento de niños con diabetes celebrado en Burgos CEDIDA  

Un total de 40 niños con diabetes participan desde el pasado sábado en un campamento de verano organizado por la Asociación Navarra de Diabetes (Anadi) en Espinosa de los Monteros (Burgos) con el objetivo de adquirir mayor autonomía y aprender a manejar su diabetes con normalidad y garantías.

Para ello, cuentan un año más con la colaboración de la unidad de diabetes infantil del Complejo Hospitalario de Navarra, además de un equipo de siete profesionales sanitarios y nueve monitores de ocio y tiempo libre.

El campamento ofrecerá durante ocho días actividades y juegos para "fomentar la autonomía, la adhesión al tratamiento y la prevención de conductas de riesgo en la población infantil y juvenil", según ha explicado Anadi.

"Queremos que a través de actividades de ocio pero también de formación se diviertan y aprendan a controlar su enfermedad en situaciones cotidianas como la práctica del deporte, la alimentación, las hipoglucemias o el manejo de la insulina", ha señalado Juantxo Remón, presidente de ANADI, quien subraya que en conjunto se ofrece una educación en diabetes "adaptada a cada edad y que hace hincapié en los valores y el desarrollo emocional".

Esta actividad se enmarca en el programa de formación de la entidad, que considera la educación en diabetes como "un aspecto clave para aprender a vivir con una enfermedad que te acompaña toda la vida".

Navarra registra en torno a 180 menores con diabetes tipo I, una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia. En este sentido, Remón ha apuntado todavía no existe un protocolo de actuación en las escuelas navarras con los niños y niñas con diabetes, dependiendo "de la buena voluntad del profesorado". "Es el niño quien realiza el control de su diabetes, como ponerse la insulina o controlar los niveles de azúcar, pero hasta que adquiere la destreza necesaria depende en última medida de la supervisión de un adulto", ha explicado Remón, quien apuesta por una mayor formación del profesorado y personal del centro educativo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cuarenta niños con diabetes participan en Burgos en un campamento organizado por Anadi