• lunes, 05 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Los niños de Chernóbil trasladan su angustia a sus familias navarras: "Planteamos fletar un avión"

Desde la asociación desconocen por ejemplo si se han podido utilizar los vales de comida que proporciona a las familias para adquirir alimentos en supermercados.

El Parlamento de Navarra acoge a los niños y niñas que participan en el Programa de Acogida de la Asociación Chernóbil Elkartea. IÑIGO ALZUGARAY
El Parlamento de Navarra acoge en 2019 a los niños y niñas que participan en el Programa de Acogida de la Asociación Chernóbil Elkartea. IÑIGO ALZUGARAY

La Asociación Chernóbil vive con preocupación la situación de Ucrania, desde donde las familias de los niños que acogen los veranos en Navarra y el País Vasco les trasladan el miedo y la angustia por el ataque de Rusia, mientras se plantea cómo podrían ayudar a los pequeños y evacuarlos del país.

Constituida en 1997, el objetivo de esta asociación es proporcionar ayuda humanitaria a menores ucranianos víctimas del desastre nuclear de Chernóbil, que pasan temporadas, fundamentalmente las vacaciones de verano y Navidad, en familias de acogida navarras y vascas.

Las estancias sirven para que los menores recuperen las defensas de su organismo debilitado por la radiación y mejoren su estado de salud al pasar una temporada en un lugar no contaminado.

Voluntarios de la asociación viajan todos los años a Ucrania para conocer y seleccionar a los niños que formarán parte del programa.

La portavoz de la Asociación Chernóbil, Lide Álvarez, ha señalado este jueves a EFE que están en "contacto permanente", vía whatsapp o por llamadas telefónicas, con los menores y sus familias, que viven en aldeas al norte de Kiev, en una zona cercana a la frontera con Bielorrusia.

Algunos han "oído los cohetes rusos las 5.00 horas de esta mañana y otros ven entrar a las tropas y los tanques desde Bielorrusia", una situación que observan "angustiados" y algunos de ellos han enviado mensajes llorando a las familias en las que han pasado temporadas.

Según les han trasladado, "todo está cerrado, incluidos los colegios y los trabajos, salvo farmacias y hospitales" y los cajeros automáticos están bloqueados por lo que no pueden retirar dinero.

"Los que pueden se han refugiado en los sótanos", señala la portavoz de la asociación que asegura que el Gobierno ucraniano ha pedido a la población "que se quede en casa y tenga preparada una bolsa por si tienen que salir corriendo".

"Además la central nuclear de Chernóbil está situada a 30 kilómetros" de esta zona, lo que acrecienta los temores, aunque "se supone que nadie va a bombardear" el sarcófago que sella el reactor numero cuatro que estalló en 1986 provocando el mayor accidente nuclear de la historia.

En todo caso, las familias y los niños ucranianos que han pasado los veranos en Navarra y el País Vasco aseguran que las autoridades repiten las directrices que prohíben tomar fotografías de cualquier movimiento para "no dar pistas al enemigo", por lo que "es difícil saber exactamente lo que está pasando", asegura.

Desde la asociación desconocen por ejemplo si se han podido utilizar los vales de comida que proporciona a las familias para adquirir alimentos en supermercados.

"En la asociación sentimos una gran inquietud y las familias de acogida quieren hacer algo ya. Nos planteamos si fuera posible fletar un avión, pero es complicado porque el espacio aéreo está cerrado y por carretera es muy difícil", asegura.

"Estamos estudiando qué podríamos hacer para ver si, en caso de evacuación, los niños pudieran ser trasladados al País Vasco", pero para ello "habría que hablar con el Gobierno Vasco si pudieran ser trasladados en calidad de refugiados porque provienen de una zona de conflicto".

Tras un parón de dos años debido a la pandemia, los "niños de Chernóbil" volvieron a País Vasco y Navarra esta pasada Navidad.

En esta ocasión fueron 83 los pequeños procedentes de la zona afectada por el accidente nuclear los que viajaron, de los cuales 69 repitieron la experiencia y 14 lo hacen por primera vez. 

Más de 1.500 ucranianos y 720 rusos residen en Navarra

Un total de 1.549 personas de nacionalidad ucraniana y 720 de nacionalidad rusa residen en Navarra, según se desprende de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), recogidos por Europa Press, actualizados a 1 de enero de 2021.

En el conjunto de España residen un total de 112.034 personas de nacionalidad ucraniana y 95.239 de nacionalidad rusa, y ambas comunidades que residen en el país tienen perfiles muy similares.

Unas 90 empresas navarras exportaron en 2021 a Ucrania

Unas 90 empresas navarras exportaron el año pasado a Ucrania, 26 de ellas de manera regular, ha informado Ana Cañada, responsable de Comercio Internacional de la Cámara de Comercio de Navarra, quien ha declarado que las ventas a este país se mantienen en cifras "interesantes".

El año pasado, ha señalado cañada a Efe, las ventas de Navarra a Ucrania llegaron a 37 millones de euros. Las exportaciones fueron fundamentalmente semillas (12 millones de euros), maquinaria eléctrica, aceite, vino, chorizo, jamón y productos de protección de cultivos.

Se trata de una cifra que ha ido creciendo en los últimos años: respecto a 2020, las exportaciones a Ucrania han crecido un 23 % y desde 2001 se han multiplicado por siete, ya que ese año eran de solo cinco millones.

"Sería una pena que se detuviera" esta evolución creciente por el conflicto en Ucrania, ha asegurado Cañada.

Navarra es la quinta provincia española que más exporta a Ucrania, después de Barcelona, Pontevedra, Madrid y Valencia. Este país es el destino número 35 de las exportaciones navarras.

Por su parte, las importaciones de Navarra procedentes de Ucrania ascendieron el año pasado a 9 millones de euros. El 80 % de las compras fueron grasas y aceites vegetales, seguidos de conservas vegetales y maderas.

A Rusia, en 2021 exportaron 110 empresas navarras, 44 de ellas de forma regular. Las ventas llegaron a 68 millones, un 21 % más que el año anterior.

Los productos más vendidos a Rusia fueron componentes de automoción (unos 20 millones de euros), semillas, galletas, vino, conservas, maquinaria de construcción y obra pública.

Las ventas a Rusia "son más irregulares", porque es un país "complejo para la exportación", ha comentado Cañada, quien ha resaltado que Rusia es el destino número 26 de las exportaciones navarras.

El año pasado bajaron mucho las importaciones de Rusia (un -58 %) y se situaron en 18 millones de euros. Se compró sobre todo productos de química inorgánica (un 40 %), equipos de automoción y material de fundición.

Cañada ha aseverado que, aunque "siempre es una pena perder cuota de mercado", estos dos países no están en el "top ten" de las ventas de Navarra en el exterior.

Ha precisado que este miércoles la Cámara de Comercio hizo ocho trámites de documentos a Rusia, "es decir, que el comercio no está detenido".

La responsable de Comercio Internacional de la Cámara ha indicado que "preocupación de momento no hemos visto de una forma masiva" en las empresas, pero "entiendo que internamente las empresas que más exportan estarán preocupadas y buscando mercados alternativos". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los niños de Chernóbil trasladan su angustia a sus familias navarras: "Planteamos fletar un avión"