SOCIEDAD

La alternativa para no cocinar estas Navidades: la comodidad del 'catering' va ganando fuerza en Navarra

La falta de tiempo y que se prefiera estar acompañado de la familia a encerrado en la cocina motivan el cambio hacia la comida ya preparada.

Catering de comida Maite Montes en la Calle Tafalla. MIGUEL OSÉS
Catering de comida Maite Montes en la Calle Tafalla. MIGUEL OSÉS

Cada vez son más las personas que, de cara a estas fechas, renuncian a pasarse el día encerradas en la cocina pero, a la vez, quieren seguir disfrutando de las comidas y cenas familiares que caracterizan las Navidades.

Muchos restaurantes cierran y, aunque algunos sigan abiertos, hay mucha gente que prefiere pasar estos días de Navidad en su hogar. Esta es la razón por la que en los últimos años se ha puesto de moda una opción cada vez más popular: la del catering.

Numerosas empresas de catering y restaurantes recogen encargos durante estas fechas para llevar comidas y cenas a domicilio, con menús de lo más variados. La cocinera pamplonesa Maite Montes es una de las encargadas de elaborar la comida de muchas familias durante estas fechas, mediante su empresa Comidas Maite Montes.

“La gente se esta acostumbrando cada vez más a encargar la comida en lugar de hacerla. En Navidad hay muchos pedidos para cenas y comidas familiares, y también durante todo el mes de diciembre para empresas. Aunque durante el resto del año, también tenemos clientes fijos, a los que llevamos la comida a diario”, explica Montes.

“Creo que las razones por las que la gente elige esta opción son la falta de tiempo y que cada vez las personas optan por estar menos tiempo en la cocina y más con la familia”, alega.

Según la cocinera, el perfil de gente que encarga en estas fechas es el de “madres o padres de familia, aunque también hay muchos jóvenes que celebran cenas o comidas en casas rurales o sociedades gastronómicas, y que optan por no cocinar”.

PRODUCTOS ESTRELLA

Los productos estrella de Maite Montes en Navidades son “los asados, las ensaladas de marisco, los pescados, los solomillos y el roast beef, y como postres, la más famosa es la compota de Navidad”. Sin embargo, platos que tienen éxito durante todo el año, como “el cardo, las alcachofas frescas, los mariscos y los asados” mantienen su éxito también durante estas fechas.

En cuanto a los precios, varían un poco respecto a los del resto del año, porque “se preparan platos muy elaborados. Los precios durante el año son económicos y oscilan entre los 8,50 euros por menú completo, con primer plato, segundo y postre”.

Maite trabaja junto a sus dos hijos y otras cuatro personas más en el número 34 de la calle Tafalla de Pamplona. “Somos una empresa familiar y tengo a mis hijos de apoyo. Ellos se involucran mucho. Tengo un hijo que es cocinero, Gustavo, y mi hija Adriana es supervisora y atiende al público”, resalta.

Esta cocinera lleva más de diez años en este negocio, que creó en en el 2007. “Siempre nos gustó el mundo de la gastronomía, y en Pamplona no había tiendas de comida para llevar”, explica.

COMIDA PARA ACTORES

Una curiosidad que ha hecho famosa la compañía de esta cocinara es que ha tenido la oportunidad de dar de comer a numerosos actores de relevancia nacional. “Hemos ofrecido nuestros servicios en varias películas rodadas en Navarra, como por ejemplo El Reino, dirigida por Rodrigo Sorogoyen, entre otras muchas”, destaca.

Sobre estos encargos, apunta que "son jornadas de mucho trabajo y los cuidamos muy bien. En general, recibimos muchas felicitaciones por un trabajo bien hecho y siempre con amor”.

Una de las apuestas más relevantes de la empresa familiar durante la Navidad es la comodidad, razón por la que “puedes hacer tus pedidos de forma online, sin necesidad de llamarnos. Además, si no quieres desplazarte, lo llevamos a casa por un coste de dos euros”, añade.

A DOMICILIO EN TUDELA

Así como en Pamplona y su comarca, lo más habitual es encargar la cena el día de Nochebuena, en la Ribera es más tradicional hacerlo el día de Nochevieja, ya que en muchos sitios es común cenar con los amigos o la cuadrilla.

Uno de los restaurantes más conocidos por este servicio es el hostal Remigio, situado en el corazón de la ciudad. “Ofrecemos platos de temporada y guisos tradicionales directamente en las casas o peñas, sin que tengas que ponerte el delantal, ya que buscamos la comodidad de nuestros clientes. Eso sí, manteniendo la calidad y el servicio del hotel”, informan desde el hostal.

Es una forma de “olvidarse de cocinar y disfrutar de las comidas y cenas en la mejor compañía. Nosotros nos encargamos de todo”, remarcan en el local de restauración de la capital ribera.

En el hostal Remigio disponen de dos menús, uno de 16 euros y otro de 23, con centros de mesa a elegir, un plato principal y el postre. Los centros de mesa suelen ser ensaladas, vieiras, milhojas, canelones o jamón ibérico, y un plato fuerte a elegir entre carne o pescado. Además, el postre suele ser sorbete de limón con o sin cava, flan de huevo al caramelo o pastel de queso fresco.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La alternativa para no cocinar estas Navidades: la comodidad del 'catering' va ganando fuerza en Navarra