SOCIEDAD

Los navarros gastarán 73 euros de media en este nuevo periodo de rebajas

Son los datos que maneja Irache, que aconseja llevar a cabo un consumo responsable y equilibrado.

Comercio en temporada de rebajas. EFE.
Comercio en temporada de rebajas. EFE.  

Se mantiene el gasto medio que los navarros hacen en época de rebajas, 73 euros, según indica una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache y realizada a cuatrocientas personas. Si sólo se observa a las personas que efectivamente compraron algo en la última época de rebajas, el desembolso medio por consumidor fue de 111 euros, un gasto ligeramente superior -5%- al del año anterior.

La encuesta indica igualmente que el 64% de los vecinos de la Comunidad foral aprovecha la época de rebajas para comprar y el 38% espera expresamente a estas promociones para realizar alguna adquisición, unos porcentajes ligeramente menores a los del año anterior. Según los últimos datos, hay un 34% de personas que no compra ningún producto rebajado.

En cuanto al gasto, son los más jóvenes, menores de treinta años, los que más gastan  -84 euros-  en estas fechas y los mayores de 65 años los que menos -61 euros-. Según indica la encuesta, el gasto medio de hombre y mujer es similar -74 y 75 euros, respectivamente-, aunque si sólo se tiene en cuenta los consumidores que sí compraron algo en rebajas, el gasto medio masculino -120 euros- es superior al femenino -105 euros-.

El comerciante puede elegir el tiempo de rebajas

La mayor parte de los establecimientos comienzan en julio las rebajas de verano -aunque algunos se han adelantado y ya anuncian estas promociones- si bien desde este año en Navarra existe libertad de elección por parte de los comerciantes para elegir las fechas, ya que el Tribunal Constitucional ha anulado la Ley Foral de Comercio que establecía un tiempo concreto para hacerlo. En cualquier caso, los establecimientos deben exponer las fechas elegidas para su venta en rebajas en el exterior del comercio en lugar visible al público.

En el anterior periodo, en Irache se recibieron 315 consultas y reclamaciones que tenían que ver con las compras realizadas en estas fechas, sobre todo en el sector textil.

El establecimiento no tiene obligación de aceptar devoluciones

No son pocas las personas que llaman a Irache, especialmente en época de rebajas, porque creen que pueden devolver el producto comprado siempre que quieran. Es habitual que en época de rebajas las personas compren prendas de vestir, para ellas mismas o para familiares o amigos, y se las prueben luego en su casa. En ocasiones, vuelven  al comercio a cambiar o devolver la prenda y, aunque en muchas ocasiones los comercios lo aceptan, no tienen obligación de hacerlo según la normativa. Por ello, siempre que sea posible es más conveniente probarse la ropa antes de comprarla.

Algunos de los problemas surgen porque las prendas compradas están dañadas, defectuosas o no son lo que supuestamente ha comprado el consumidor. En principio, en estos casos el consumidor tiene derecho a que el artículo adquirido sea reparado o sustituido por otro igual en perfectas condiciones, es decir, conserva los mismos derechos que con cualquier otra compra fuera de periodo de rebajas. En cualquier caso, conviene comunicar el defecto de la compra tan pronto como es detectado.

Algunos comercios ofrecen vales que permiten la devolución de los productos pero el consumidor tiene que estar atento a las condiciones que indiquen, ya que en algunos casos no permiten hacer uso de ellos en rebajas, lo que ha provocado la queja de algunos consumidores.

Precio anterior y precio rebajado

En los productos rebajados debe constar el precio anterior y aquél al que ya se le ha aplicado el correspondiente descuento. Sin embargo, ha habido algún caso en el que al cliente le han cobrado un precio mayor que el anunciado en la etiqueta. Cuando se lo ha hecho saber a la dependienta, ésta le ha dicho que la etiqueta estaba equivocada y el precio real era mayor. Sin embargo, la normativa establece que el consumidor tiene derecho a pagar lo que marque la etiqueta y en ningún caso un coste superior.

Algunos consumidores se han quejado porque en algún comercio no les han dejado pagar con tarjeta. En este sentido, la forma de pago es potestad del establecimiento y sólo si éste anuncia que se puede pagar con tarjeta, el consumidor tiene derecho a exigirlo, ya sea en periodo de rebajas o fuera de él.

CONSEJOS DE IRACHE PARA COMPRAR EN REBAJAS:

Haga una lista detallada de lo que necesita.

Compare precios. El mismo artículo puede ser más caro en un establecimiento, a pesar de estar rebajado, que en otro, aunque no tenga descuento.

Asegúrese de que junto al precio rebajado figura el precio antiguo y que se trata de un artículo actual que está en perfecto estado.

Pruébese la prenda antes de comprarla.

Exija factura o comprobante de compra y guárdela, por si tiene que reclamar. Cuanto más detallada sea, mejor. Si le dan un vale, consérvelo también.

Recuerde que los productos rebajados tienen la misma garantía que uno en venta ordinaria.

Revise el etiquetado y la forma de lavado porque puede haber prendas muy rebajadas pero que hay que llevarlas a la tintorería cada muy poco tiempo.

Solicite las hojas de reclamaciones si entiende que se han transgredido sus derechos y no dude en acudir a su asociación de consumidores.

Diferencia entre rebajas, promociones, saldos o liquidaciones

Las rebajas: Los productos rebajados tienen que haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento. Su calidad no puede diferenciarse de la que tenían antes de estar rebajados.

Las promociones: Consisten en la venta a precio reducido o en condiciones más favorables que las habituales de productos concretos con el fin de incentivar su venta o de potenciar el desarrollo de los establecimientos promotores.

Los saldos: Corresponden a la venta de productos cuyo valor de mercado está disminuido por alguna razón; es decir se tratan de productos defectuosos, deteriorados, obsoletos... El comerciante debe especificar que los saldos son tales y aquellos productos que estén deteriorados o sean defectuosos.

Las liquidaciones: Son ventas excepcionales que pretenden agotar las existencias de algunos artículos o de todos porque el negocio va a cerrar, trasladarse o cambiar de orientación. El comerciante debe señalar el carácter excepcional de la venta, que ha de durar como máximo un año.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los navarros gastarán 73 euros de media en este nuevo periodo de rebajas