• miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 12:47

 

 
 

TERREMOTO EN ECUADOR

Una pareja de navarros en Ecuador: "Todavía no sabemos si nuestra casa está en pie"

Dos pamploneses de 29 y 27 años y residentes en Ecuador desde hace dos, se encontraban de viaje en Colombia cuando tuvo lugar el terremoto. 

Efectos del terremoto en Ecuador.
Efectos del terremoto en Ecuador.

"Estamos en shock. Aunque nos han dicho que en el centro de Quito no ha habido daños, no sabremos cómo está nuestra vivienda hasta que volvamos a casa el miércoles". Son las palabras de un pamplonés de 29 años y residente en la capital ecuatoriana desde hace más de dos años.

Su testimonio, que suena con fuerza en un momento en el que la cifra de muertos por el terremoto que sacudió en la madrugada del sábado la costa norte de Ecuador ya se eleva a 350 personas, está encuadrado entre dos sentimientos. Son los que comparten el alivio y el miedo, puesto que él y su pareja, también pamplonesa y de 27 años, hablan de que "afortunadamente" ambos se encontraban de viaje en Colombia cuando sucedió la catástrofe. 

La pareja, que reside en la zona centro norte de Quito, supone que "se habrán caído las cosas" que tenían sobre la mesa, como "platos, vasos, alguna maceta...". "Aunque hasta que regresemos del viaje el miércoles no veremos cuál ha sido la realidad y si la casa está en pie, nos han dicho que la zona en la que residimos no ha sufrido grandes daños, así que imaginamos que serán averías sin importancia", reflexionan.

Sus palabras les delatan. En realidad lo que les preocupa es la situación por la que está pasando el país, algo que tal y como explican les conmueve por el hecho de encontrarse lejos. "Estamos preocupados por la gente que está desaparecida y por solucionar los problemas de los afectados". "Nuestros amigos están todos bien, pero hemos vivido momentos muy tensos escribiéndoles y necesitando saber cuál era su situación, sobre todo la de los que estaban en la costa", indican los navarros en referencia a que fue esta zona la más afectada.

En relación a esto, cuentan cómo algunos de sus amigos han pasado malos momentos a causa del terremoto y se han quedado sin casa

Ambos trabajan en el Ministerio de Salud Pública como arquitecto y psicóloga respectivamente, insisten en que su intención no es otra que poder colaborar en la organización de ayuda a los afectados. "Consideramos que nuestra labor desde el ministerio puede ser muy importante", inciden con contundencia. 

"Es impactante la cantidad de muestras de solidaridad que se está viviendo dentro de la población ecuatoriana. El jueves ya estaremos trabajando e intentando ayudar a encontrar más gente desaparecida. Después nos centraremos en mejorar sus condiciones y habrá que trabajar en cómo evitar esta serie de catástrofes, que siempre afectan a los más desfavorecidos".

Ella, psicóloga de profesión, hace hincapié en la necesidad que existe actualmente de que más profesionales acudan a paliar las secuelas del desastre. "No me esperaba que iba a ocurrir algo así, pero esto hace necesaria ayuda externa puesto que es muy importante trabajar el factor psicológico de la población en estas situaciones", observa.

La noticia del terremoto, con una magnitud de 7,8 en la escala de Richter, la conocieron a través de Twitter. Ambos se encontraban en Bogotá y, aunque parece que en la capital colombiana también se debieron sentir los temblores, confiesan no haberlos percibido.

Agradecen la preocupación que han mostrado sus familiares y amigos al enterarse de la noticia. "Nuestras familias estaban mucho más tranquilas sabiendo que no estábamos en peligro y hubiera sido mucho más duro para ellos si nos hubiésemos encontrado en Ecuador, donde sí que sentimos los temblores de 5,4 del año pasado", terminan.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una pareja de navarros en Ecuador: "Todavía no sabemos si nuestra casa está en pie"