SALUD

Las UCI acogen en Navarra a 47 pacientes con Covid-19, la cifra más baja desde el pasado 23 de marzo

El número de personas ingresadas en las unidades de cuidados intensivos llegó durante la pandemia al pico de 95 hospitalizados simultáneos.

Trabajadores sanitarios totalmente protegidos atienden a un paciente con coronavirus ingresado en la UCI del Hospital Arnau de Vilanova, en Valencia, Comunidad Valenciana, (España), a 24 de abril de 2020.

24 ABRIL 2020;COVID19;CORONAVIRUS;EPIDEMIA;PANDEMIA;HOSPITAL VILANOVA;VALENCIA

24/4/2020
Trabajadores sanitarios totalmente protegidos atienden a un paciente con coronavirus ingresado en una UCI. EUROPA PRESS

El Gobierno de Navarra ha informado de que, a día 25 de abril, son 47 los pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos de toda la Comunidad foral, tanto en centros públicos como privados.

Se trata del valor más bajo en algo más de un mes, cuando el 23 de marzo se situaba en 46 pacientes. El número de ingresados en las UCI navarras había empezado a escalar desde aproximadamente una semana antes de esa fecha, situándose el 16 de marzo en la decena, hasta alcanzar el pico de ocupación de 95 pacientes, cifra a la que se llegó en poco más de dos semanas, concretamente el 3 de abril. En ese momento, el acumulado de las personas que en algún momento habían requerido atención en alguna unidad de críticos de la Comunidad soral se situaba en 119.

En estas últimas semanas, la contención y posterior desescalada de la curva epidemiológica ha permitido, en primer lugar, que el acumulado de casos ingresados en todas las UCI navarras haya aumentado en tan solo diez casos, situándose a día de hoy en 129.

Asimismo, la labor de los equipos de las unidades de intensivos ha permitido variar la tendencia en el número de pacientes que requerían esta clase de atención, manteniendo una línea descendente sin apenas fluctuaciones hasta el día de hoy.

Las proyecciones estadísticas de los planes de contingencia con los que ha contado el departamento de Salud han permitido adelantarse a las necesidades de ocupación, habilitando nuevos puestos para la atención a pacientes críticos en la mayor parte de los centros.

En concreto, estos planes contemplaban la posibilidad de aumentar hasta 120 el número de puestos, equipándolos con recursos tanto materiales como humanos. En este sentido, Juan Pedro Tirapu, responsable de las unidades de cuidados intensivos de todos los hospitales, tanto públicos como privados, ha valorado que la dotación de recursos humanos adecuados “ha sido un aspecto fundamental y decisivo durante esta epidemia. En ocasiones se ha puesto el foco en la necesidad de respiradores y camas de UCI, cuando la cuestión esencial era la disponibilidad de profesionales formados”.

BUEN ENSAMBLADE DE LOS EQUIPOS

Tirapu ha destacado al respecto el buen ensamblaje de los equipos que han trabajado en las unidades de críticos: “Desde un primer momento, han sido necesarios el trabajo multidisciplinar y la colaboración estrecha con los intensivistas por parte de  profesionales de otros perfiles, como enfermeras, fisioterapeutas o auxiliares, así como por parte de médicos de otras especialidades (anestesia, medicina interna, urgencias, cirugía, rehabilitación). Esta colaboración se ha producido tanto en el momento del ingreso de los pacientes en situación de extrema gravedad, como a lo largo de su evolución en las UCI, trabajando con la dificultad añadida de utilizar espacios reconvertidos en puestos de críticos, diferentes de los box usados habitualmente”.

El Ejecutivo foral ha recordado que, en este proceso, se ampliaron a 62 los puestos específicos de UCI y se adecuaron otros 58 fuera de las unidades de intensivos, ubicados en espacios como salas de endoscopias, de despertar y de cirugía mayor ambulatoria.

En la situación actual, en la que, como se indica, hay un descenso mantenido en la presión de la demanda sobre las unidades de intensivos, se ha iniciado progresivamente un proceso de reversión, en el que varios de esos puestos excepcionales han ido recuperando su utilidad original, monitorizando la situación por si pudiera producirse un cambio de tendencia.

En cualquier caso, Tirapu ha subrayado que “queda todavía un trabajo muy importante para sacar adelante a los casi 50 pacientes que permanecen en las UCI, todos ellos todavía en situación de gravedad, dependientes en mayor o menor grado de ventilación mecánica y con terapias rehabilitadoras intensas. Queda también la recuperación física y emocional de nuestros pacientes, así como la de los profesionales, otro aspecto muy relevante. De este trabajo depende la vuelta a una relativa normalidad en las semanas que vienen”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las UCI acogen en Navarra a 47 pacientes con Covid-19, la cifra más baja desde el pasado 23 de marzo