• viernes, 22 de octubre de 2021
  • Actualizado 12:46

 

 
 

SOCIEDAD

Navarra no aclara cuántos test rápidos puede hacer y los implanta en centros de salud sólo para sintomáticos

El Gobierno foral se niega a facilitar la cifra de test disponibles y tampoco hará cribados masivos con esta herramienta para detener la pandemia. 

Vista de uno de los test rápidos de antígenos que se implantan en todos los centros de salud de Navarra. CEDIDA
Vista de uno de los test rápidos de antígenos que se implantan en todos los centros de salud de Navarra. CEDIDA

El Gobierno de Navarra sigue son su ejercicio de ocultación de datos y de baile de cifras, incapaz de informar con nitidez sobre el número de test rápidos (antígenos) que dispone. 

Aunque fue la propia consejera la que aseguró que habría unos 10.000 test semanales de estas características que se sumarían a los más de 20.000 test PCR semanales que ya se practican, lo cierto es que Santos Induráin no ha querido facilitar una cifra concreta y se ha limitado a decir que "hay disponibilidad". 

Estos test rápidos son fundamentales para el control de la pandemia, ya que permiten conocen en 15 minutos si una persona es positiva, algo que con la PCR se dilata casi 24 horas que se pierden en rastrear contactos y poner a más personas en cuarentena. 

Además, el test de antígenos puede conseguirse por unos 5 euros y no precisa de laboratorio. En una misma consulta médica se obtiene el resultado y son fiables tanto para casos asintomáticos como personas que un cuadro compatible con el coronavirus. 

Para entender la diferencia, el kit necesario para la PCR cuesta al Gobierno de Navarra entre 24 y 28 euros, a lo que hay que sumar el laboratorio y el trabajo de varias personas, que elevan la cifra hasta cerca de los 100 euros por cada prueba. 

Un estudio efectuado por el Instituto Carlos III certificó la validez y fiabilidad de estos test mediante pruebas con unos 600 pacientes. En las conclusiones se indica que la técnica rápida de detección de antígenos del SARS-CoV-2 Panbio COVID-19 AG (Abbott) es una técnica fiable en nuestro medio con sensibilidad superior al 93% y especificidad al 99%. 

En pacientes asintomáticos, "la fiabilidad parece comparables". De hecho, en una de las pruebas con 92 pacientes asintomáticos con menos de 7 días desde el contacto epidemiológico, los 23 que tuvieron PCR positiva fueron también positivos con el test rápido de detección de antígeno. 

A pesar de la utilidad de estos test que efectuados de forma masiva podrían controlar la epidemia de manera eficaz, el Gobierno de Navarra se resiste a su uso en cribados masivos y se limitará a practicar la prueba a pacientes con síntomas. Es decir, en lugar de hacer la PCR a los pacientes con sospecha de Covid como ya se hacía hasta ahora, se pasará a una prueba rápida en el mismo centro de salud. 

Navarra ganará rapidez en el diagnóstico, un ahorro en el gasto, pero se limita a mantener el mismo sistema de rastreo que ha llevado a la comunidad a los peores índices de España, sin anticiparse al bloqueo de pacientes positivos con test masivos. 

A partir de este lunes, todos los centros de salud de Navarra dispondrán de test de antígenos, con el objetivo de reforzar la capacidad de detección temprana.

Hasta ahora las pruebas PCR han sido la principal herramienta de diagnóstico. La introducción de los nuevos test de antígenos se ha realizado de manera escalonada, atendiendo a la carga asistencial de cada centro y teniendo en cuenta la repercusión que el adelanto de la campaña de vacunación antigripal ha tenido en esta carga, ha explicado en conferencia de prensa la consejera. 

Los test de antígenos, indica el Gobierno de Navarra, no sustituyen a las PCR en la estrategia global de detección, sino que complementan su utilidad en determinadas situaciones y se prevé que su uso sea creciente. De hecho, desde su introducción a mediados de este mes, su utilización ha ido en aumento hasta situarse en los 600 diarios (el 14% de las pruebas de una jornada, aproximadamente) antes de finalizar su despliegue.

SÓLO PARA SÍNTOMAS RECIENTES

Estos test rápidos serán la prueba de elección en los centros de salud para personas con inicio de síntomas reciente (igual o inferior a cinco días) y sin criterios de hospitalización. Ante un resultado negativo, pero con alta sospecha de infección por razones clínicas o epidemiológicas, aunque hayan pasado más de cinco días, el diagnóstico definitivo podrá confirmarse por PCR.

Asimismo, podría incorporarse la utilización de estas pruebas rápidas a otros entornos y situaciones clínicas o epidemiológicas, en función de las actualizaciones que vayan señalando los informes ministeriales.

Los test de antígenos se realizan mediante la toma de una muestra a través de un frotis nasofaríngeo y, en los casos previstos, tienen un grado de fiabilidad comparable a las PCR y aportan sobre éstas la ventaja de una mayor rapidez en el diagnóstico, que se obtendría en unos 15 minutos.

CIRCUITO CERRADO

Las personas con síntomas compatibles con el Covid-19 recibirán en el día una cita presencial en el centro de salud para realizarse la prueba, que se llevará a cabo en una consulta de enfermería, integrada en el circuito específico para pacientes respiratorios.

Si el paciente tiene una clínica leve y no presenta factores de riesgo, será valorado por enfermería. Si existen factores de riesgo o síntomas de gravedad, se le derivará además a una consulta presencial médica, que será urgente en los casos en que se precise.

La consulta de enfermería se realizará en dos tiempos. En el primero de ellos, se realiza la valoración y toma de constantes del paciente, y, en caso de que esté indicado, se realiza el test de antígenos. Después de los quince minutos necesarios para procesar la prueba, se lleva a cabo la segunda parte de la consulta, adaptada al resultado positivo o negativo del test y a la situación clínica del paciente.

La distribución de los test entre los centros de Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea se inició la semana del 12 de octubre por las zonas básicas de Sarriguren, Lodosa, Viana y Burguete, además de Cadreita y Carcastillo, debido a la alta incidencia registrada en ese momento en estas dos últimas localidades.

La semana siguiente se amplió su difusión a las zonas básicas de Leitza, Irurtzun, Ultzama, Doneztebe, Elizondo, Salazar, Tafalla y Zizur-Echavacoiz, así como a los Servicios de Urgencias Extrahospitalarias ubicados en los centros de Buztintxuri y San Martín. A lo largo la presenta semana, se han incorporado nuevos centros, hasta alcanzar el 60% de la red.

Finalmente, para el 2 de noviembre culminará el reparto entre todos los centros de la red de Atención Primaria del SNS-O.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra no aclara cuántos test rápidos puede hacer y los implanta en centros de salud sólo para sintomáticos