• viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 00:14

 

 
 

TIEMPO

Navarra no registraba temperaturas tan bajas desde 2012 pero se espera que el resto del invierno sea "cálido"

Pese a la situación vivida estas Navidades y a las previsiones para los próximos días, a largo plazo el pronóstico que se maneja es el de un invierno "cálido".

Pamplona se levanta cubierta de nieve en el segundo día del 2021. MIGUEL OSÉS
Pamplona se levanta cubierta de nieve en el segundo día del 2021. MIGUEL OSÉS

En la semana más fría del año, desde el punto de vista climatológico, Navarra está registrando temperaturas especialmente bajas, varios grados por debajo de lo habitual, que hacen remontarse a la ola de frío polar de febrero de 2012 para encontrar una situación similar.

Así lo ha indicado a Efe el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Pedro Oria, quien ha apuntado que pese a la situación vivida estas Navidades y a las previsiones para los próximos días, a largo plazo el pronóstico que se maneja es el de un invierno "cálido".

En las últimas horas las temperaturas mínimas se han situado en torno a los cuatro, cinco y seis grados bajo cero en la franja central de Navarra, en la cuenca de Pamplona, en la Zona Media, en la Ribera alta e incluso algún punto de la Ribera baja, lo que ha llevado a activar la alerta amarilla.

En el Pirineo, en los valles de Roncal y Salazar, han rondado los ocho o nueve grados bajo cero, con temperaturas que puntualmente han podido ser más bajas, lo que, ha señalado, entra dentro de un aviso naranja por temperaturas especialmente bajas.

Estas temperaturas se sitúan "varios grados por debajo de lo normal" en esta época del año, "climatológicamente la semana más fría del año", ha señalado Oria, quien ha apuntado que "desde febrero de 2012 que tuvimos una ola de frio polar en Navarra no se registraban temperaturas tan bajas y tan generalizadas en la comunidad".

En cuanto a las previsiones, este viernes se mantiene el frío, con temperaturas muy similares a las de esta noche y durante el día temperaturas también bajas en torno a uno o dos grados.

Lo más significativo en los próximos días serán las nevadas, si bien, ha comentado, "todavía hay incertidumbre sobre como va a afectar a Navarra" la borrasca Filomena que ya está dejando nevadas muy significativas en comunidades como Castilla la Mancha.

"Aunque queda por afinar el pronóstico, se prevé que la nevada llegue el sábado y toda la precipitación que caiga será en forma de nieve, sobre todo en el sur, en la Ribera, lo que no es lo habitual, lo normal es en las zonas montañosas del norte pero en esta ocasión la nevada entra por el sur hacia el norte", ha avanzado.

Esto ha llevado a activar el aviso naranja para el sábado en la Ribera ante la previsión de que se acumulen entre cinco y veinte centímetros de nieve, ha sostenido Oria, quien ha añadido que cuanto más hacia el norte se vaya esas cantidades serían menores y en la cuenca de Pamplona la nevada estaría en torno a dos, tres o cuatro centímetros.

Las nevadas se esperan el sábado, ese será el "día más crítico", aunque podrían alargarse el domingo de madrugada y por la mañana, pero por el momento "no se ve que puedan ir más allá".

Pese a que "llevamos prácticamente todas las Navidades con temperaturas por debajo de la normal, con nevadas en cotas bajas, y ahora estamos ante un episodio que es todavía más excepcional", la tendencia, ha manifestado, es "ir recuperando las temperaturas y tener un tiempo más tranquilo".

Más a largo plazo el pronóstico que se maneja para este invierno es el de que "sea cálido" y en este sentido ha comentado que es probable que para fin de mes se den condiciones "cálidas, como ha sucedido en los últimos inviernos".

"Sin descartar nada lo más probable es que volvamos a tener un tiempo más propio de la época o con temperaturas por encima de lo normal", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra no registraba temperaturas tan bajas desde 2012 pero se espera que el resto del invierno sea "cálido"