PREMIUM  SALUD

Navarra supera las mil monitorizaciones neurofisiológicas, técnica que evita daños neuronales en cirugías de riesgo

El Complejo Hospitalario de Navarra que incorporó esta técnica de forma rutinaria hace ya diez años, destaca entre los hospitales con más experiencia.

Imagen de una operación realizada por varios facultativos médicos en un quirófano. ARCHIVO
Imagen de una operación realizada por varios facultativos médicos en un quirófano. ARCHIVO   joc kevin elliott

El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ha alcanzado las 1.100 monitorizaciones neurofisiológicas intraoperatorias, una técnica de seguimiento de pacientes que permite evitar posibles daños en estructuras nerviosas en operaciones en las que existe riesgo de afectación neuronal.

Esta técnica de control se utiliza principalmente en intervenciones de Neurocirugía y Traumatología, según informa el Ejecutivo foral que indica que su introducción ha supuesto uno de los mayores avances en cualquier cirugía que ponga en riesgo alguna vía nerviosa, debido a la posibilidad de detectar y revertir cualquier posible daño de forma temprana (los tiempos de daño neuronal agudo se sitúan en el orden de pocos minutos) y de evitar la aparición de déficits funcionales tras la operación.

El CHN, que incorporó esta técnica de forma rutinaria hace ya diez años, destaca entre los hospitales con más experiencia en este campo a nivel nacional y europeo, según indica.

La técnica se basa en la estimulación eléctrica del sistema nervioso del paciente anestesiado mediante electrodos de aguja o superficie y el control constante de las respuestas que se generan como consecuencia de estos estímulos, que pueden ser registradas y amplificadas gracias a diferentes aparatos.

DETECTAR DAÑOS NEURONALES

Aunque el paciente no nota nada, se perciben pequeños impulsos en los brazos, piernas o distintas partes de la cara, lo que permite al equipo de Neurofisiología que está presente en la intervención detectar cualquier posible riesgo de daño neuronal durante la operación y activar las medidas correctoras necesarias.

La monitorización neurofisiológica es un soporte "clave" en el ámbito de la cirugía oncológica con riesgo de afección neuronal, ya que ofrece mayor margen para la eliminación quirúrgica total o subtotal de la lesión, lo que ha demostrado ser la herramienta más eficaz en muchos tipos de tumores para aumentar la tasa de supervivencia.

La información que aporta permite intervenciones más seguras y precisas, enfocadas a conseguir el máximo grado de extirpación o resección del tumor con el mínimo grado de daño.

Antes de la introducción de estas técnicas no se podía conocer la evolución del paciente hasta que se despertaba, por lo que podía haberse producido una lesión en los tejidos nerviosos sanos que, cuando era detectada, ya no podía ser rectificada. En algunos casos, la alternativa para evitar daños era despertar a la persona intervenida antes de finalizar y volverla a dormir para continuar.

Al poder detectar y revertir cambios en el mismo momento en que se producen se ha minimizado la aparición de nuevos daños, lo que mejora los resultados quirúrgicos y la calidad asistencial.

Aunque en la mayoría de operaciones en las que se aplica la persona intervenida está anestesiada, el CHN ha comenzado también a aplicar esta técnica en paciente despierto en casos muy específicos de operaciones con riesgo de daño en funciones nerviosas superiores (lenguaje o memoria).

Entre ellas, destaca la primera operación de tumor cerebral en paciente despierto llevada a cabo en la sanidad pública navarra, realizada en octubre por un equipo de 13 profesionales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra supera las mil monitorizaciones neurofisiológicas, técnica que evita daños neuronales en cirugías de riesgo