PREMIUM  SALUD

Navarra alerta sobre el uso del cigarro electrónico y lo desaconseja como método para dejar de fumar

El Gobierno foral insiste en su programa para abandonar el tabaco, en el que participaron más de 6.000 personas entre diciembre del 2017 y el mismo mes del 2018.

Un cigarrillo electrónico. ARCHIVO
Un cigarrillo electrónico. ARCHIVO  

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha participado este lunes en Madrid en el pleno del Consejo Interterritorial, presidido por la ministra en funciones María Luisa Carcedo y en el que, entre otras cuestiones, se ha analizado el consumo de los cigarrillos electrónicos.

Como se recordará, esta cuestión ha generado ya alertas desde distintas instancias sanitarias internacionales sobre sus posibles consecuencias negativas para la salud, efectos aún no confirmados pero tampoco descartados. Navarra, en espera de más información, se ha sumado a la posición compartida a nivel estatal de que, en cualquier caso, lo que está demostrado es que no es una buena alternativa para dejar de fumar.

La consejera de Salud ha insistido en la necesidad de combinar una actuación preventiva, de sensibilización y educación desde Atención Primaria y Salud Pública, reforzada también con el uso de fármacos, que en el caso navarro son tres y financiados desde la Administración. Como es sabido, la Comunidad foral ha sido pionera al establecer fórmulas de financiación y equidad social, camino que ha sido seguido ahora parcialmente por el Gobierno central.

En el mismo encuentro se han abordado otros asuntos que también están de actualidad, como el plan del alzhéimer, en el que Navarra está alineada tanto desde las políticas de salud como desde los agentes de la sociedad civil. El impacto del brexit, los problemas con el desabastecimiento de algunos medicamentos, las medidas contra las agresiones a profesionales sanitarios o el reciente brote de listeria, que no ha afectado a la Comunidad foral, han completado el orden del día de la reunión.

Según se ha puesto sobre la mesa en el pleno de este Consejo Interterritorial, el pasado mes de agosto llegó una alerta sanitaria procedente de Estados Unidos sobre la sospecha de efectos nocivos para la salud del uso del cigarrillo electrónico. La Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha intervenido y la alerta, a través del Estado, ha sido trasladada ya a todas las comunidades autónomas.

Foto de grupo de la ministra Carcedo con los consejeros de las comunidades autónomas, entre ellos Santos Induráin. GOBIERNO DE NAVARRA

Los estudios en marcha sobre este tema no son aún concluyentes. No confirman la relación entre el empleo de este sistema y problemas graves de salud detectados en varias personas, pero no pueden asegurar que “no esté exento de riesgos”. En cualquier caso, sobre lo que sí hay un consenso a nivel autonómico es sobre el hecho de que existen otras alternativas sin riesgos potenciales y con eficacia contrastada para abandonar el tabaquismo, como el programa desarrollado por el departamento de Salud del Gobierno de Navarra desde el año 2017.

MÁS DE 734.000 EUROS

Según los datos de la primera evaluación realizada, al año de entrar en el programa de deshabituación tabáquica que ofrece el Servicio Navarro de Salud, el 35% de las personas participantes seguía sin fumar. Entre diciembre del 2017 y diciembre del 2018 recibieron tratamiento 6.139 personas, lo que supuso un coste en atención farmacológica de 734.222 euros, que, en su momento, fue valorado por el Gobierno navarro como una “inversión” y, además, “absolutamente rentable”, no solo por el ahorro de gasto sanitario por problemas derivados de fumar, sino por los años de vida ganados.

Recientemente, ha sido el Ministerio de Sanidad el que ha seguido esta estela, incluyendo en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud la subvención de la vareniclina, uno de los tres fármacos que financia la sanidad navarra (vareniclina, bupropión y nicotina). Esa medida, arropada con un acompañamiento educativo, se ha saldado con los resultados citados. Sobre lo que no hay datos actualizados es sobre el uso de los cigarros electrónicos. El último estudio Estudes (2016) señalaba que el 14,6% de las personas jóvenes de 14 a 18 años los había utilizado. En la próxima encuesta navarra sobre juventud y salud se va a incluir esa pregunta.

Además de este tema, en el Consejo Interterritorial se han repasado diferentes aspectos del Plan Nacional del Alzhéimer, una iniciativa “muy participada y con alto consenso” en la que, según explica Induráin, “es clave la coordinación de servicios sanitarios y sociales”.

En este sentido, la Comunidad foral también viene trabajando en esta línea desde la estrategia de envejecimiento activo y saludable, así como en la colaboración entre Atención Primaria y la red hospitalaria en el perfil de demencias dentro del programa de paciente crónico.

CAMPAÑAS DE RESPETO

La importancia de plantear campañas de respeto entre pacientes y profesionales de la salud o una declaración institucional en favor del acceso de personas con VIH a centros residenciales del sistema público de servicios sociales han completado una sesión que se ha prolongado hasta primera hora de la tarde.

Gobierno central y comunidades autónomas, según apunta el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, han acordado, además, las condiciones generales de planificación, coordinación, contratación, adquisición y suministro de medicamentos de terapia avanzada de las estructuras y servicios de titularidad pública integrados en el Sistema Nacional de Salud.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra alerta sobre el uso del cigarro electrónico y lo desaconseja como método para dejar de fumar