PREMIUM  SOCIEDAD

Una cadena de supermercados lleva a Navarra un proyecto pionero de reciclaje a través del café

A través de esta iniciativa, se puede recuperar el 100% de las materias primeras de la cápsula.

Varias cápsulas de café. ARCHIVO
Varias cápsulas de café. ARCHIVO  

Eroski continúa avanzando en su compromiso de facilitar que el consumidor pueda adoptar patrones de consumo más sostenibles y por ello ha extendido su proyecto pionero de recogida de cápsulas de café a toda su red comercial en Navarra.

El año pasado puso en marcha un proyecto piloto en quince tiendas de su red en la Comunidad foral, así como del País Vasco y Baleares, convirtiéndose en la primera cadena de alimentación en España en instalar contenedores específicos propiamente identificados en sus puntos de venta para que los clientes depositen las cápsulas de café a reciclar.

A través de esta primera experiencia se han recogido ya más de diez toneladas de cápsulas de café en total, alrededor de 500 kilos en la capital navarra.

Se estima que con la extensión a las 111 tiendas de su red comercial en Navarra se recojan alrededor de diez toneladas de residuos de este tipo al año.

De esta manera, Eroski se adelanta a la nueva normativa foral que prohibirá la venta de cápsulas el próximo año, salvo que sean compostables o fácilmente reciclables mecánica u orgánicamente.

“Existe una creciente demanda de café en cápsulas monodosis, el residuo generado cada vez es mayor y el número de puntos de recogida es reducido ya que no se puede depositar en el contenedor amarillo como otros envases. Esta iniciativa nos permite recuperar el 100% de las materias primas de la cápsula y del residuo del café y facilitar a nuestros clientes minimizar el impacto ambiental asociado su consumo”, ha explicado el director de Salud y Sostenibilidad de Eroski , Alejandro Martínez Berriochoa.

Además de Navarra, el pasado noviembre la cadena ha comenzado también la implantación progresiva de este sistema pionero de reciclaje de cápsulas al resto de su red comercial. Una implantación que prevé completar a finales de verano del 2020 y con la que prevé recoger más de 130 toneladas de residuos de este tipo al año.

Eroski ha desarrollado este proyecto de reciclaje en estrecha colaboración con la empresa PLS POOLING. Se ha diseñado un proceso de logística inversa que contempla el envío de las cápsulas recogidas en cada tienda a las plataformas de Eroski, reduciendo así el impacto del transporte en la gestión del residuo.

Después, el gestor autorizado PLS POOLING las retira para su tratamiento y reciclado. El café se convierte en abono para sustrato de setas, hongos y otros compost, y el plástico y aluminio son reciclados y fundidos para generar nuevos envases.

Finalizado el proceso, el PLS POOLING emite un certificado mensual de la gestión de las cápsulas retiradas y recicladas que incluye un cálculo de su huella de carbono y las emisiones evitadas gracias a él.

REDUCCIÓN DE PLÁSTICOS DE UN SOLO USO

Esta medida se suma al conjunto de acciones adoptadas por la cadena para avanzar en su compromiso para reducir el consumo de plásticos de un solo y que están en línea con la nueva Ley Foral de Residuos afecta al sector de la distribución que entrará en vigor próximamente.

Un trabajo que sitúa a Eroski como uno de los líderes del sector en la reducción del impacto ambiental del plástico. Su objetivo es alcanzar para 2025 una reducción de al menos el 20% de las toneladas de plástico convencional de un solo uso de sus envases.

Entre las numerosas líneas de acción para reducir el consumo de plástico en sus supermercados, destaca la sustitución de sus bolsas de plástico del supermercado online a bolsas compostables fabricadas con material renovable de origen vegetal el pasado año.

En 2019 ha continuado en la misma línea con la sustitución progresiva de las bolsas de caja de plástico en todas sus tiendas, introduciendo una bolsa compostable, que se puede reutilizar como bolsa de basura para la fracción orgánica, y una bolsa de papel 100% reciclable y con sello FSC®, que garantiza que proviene de fuentes responsables.

Destacan también las medidas para potenciar la reutilización entre sus clientes. Así, permite al consumidor el uso de sus propios envases reutilizables, como fiambreras o táperes, en las secciones de carnicería y pescadería. Además, hace unos meses, incorporó una nueva bolsa de malla reutilizable como alternativa a la bolsa de plástico de un solo uso para la compra de fruta y verdura a granel.

Estas nuevas bolsas de malla son lavables, lo que facilita su reutilización. Asimismo, Eroski tiene ya avanzado un proyecto para incorporar bolsas compostables u otros embalajes como alternativa a las bolsas de plástico de un solo uso en las secciones de frescos.

Las acciones de la cadena no se circunscriben únicamente a envases y embalajes, sino que también dispone de vajillas y cubiertos compostables en sus hipermercados y trabaja para sustituir el plástico convencional de estos productos en todas sus tiendas.

POTENCIAR LA ECONOMÍA CIRCULAR

Eroski está fuertemente comprometida con el respeto al medio ambiente y para ello desarrolla diversas iniciativas que tienen como objetivo minimizar el impacto de su actividad en el entorno en el que opera.

El uso sostenible de los recursos, la reducción de la huella ambiental, la promoción de la economía circular, la prevención del cambio climático, la defensa de la biodiversidad… son imperativos ineludibles que Eroski recoge en sus Compromisos en Salud y Sostenibilidad y en los que también se enmarca esta iniciativa de instalación de puntos de recogidas de cápsulas de café para su reciclaje.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una cadena de supermercados lleva a Navarra un proyecto pionero de reciclaje a través del café