EDUCACIÓN

Tan solo el 31.4% de los navarros mayores de 15 años tienen formación en educación superior

Son las generaciones más jóvenes quienes tienen un nivel de estudios más elevado.

Varios jóvenes en la calle. ARCHIVO
Varios jóvenes en la calle. ARCHIVO  

El 31,4% de la población mayor de 15 años en Navarra tiene una formación en educación superior, una cifra que alcanza a casi 169.000 personas que con respecto a cinco años atrás suponen un aumento de 7.500 personas, según los datos del Instituto de Estadística de Navarra referentes a 2016.

En concreto, aumentan en casi 21.000 las personas con primera etapa de educación secundaria, tres décimas más que en 2011, representando el 31,5% de la población mayor de 15 años.

Asimismo, aumentan en casi 2.600 las personas con segunda etapa de educación secundaria con orientación profesional, que supone un ascenso de tres décimas porcentuales en 2016 respecto a 2011.

Disminuyen en casi 14.000 las personas con formación en estudios primarios e inferiores, que supone un descenso de tres puntos porcentuales en 2016 respecto a 2011.

Asimismo, disminuyen en casi 2.800 personas quienes han alcanzado la segunda etapa de educación secundaria con orientación general.

Respecto a 2001, se aprecia un aumento en la población con estudios profesionales, secundarios o superiores acompañado de una disminución de las personas con una formación de estudios primarios o inferior.

Así, la formación en segunda etapa de educación secundaria con orientación profesional aumenta dos puntos porcentuales desde 2001 y el porcentaje de personas con formación en educación superior pasa del 23,3% al 31,4%.

Los niveles formativos de mujeres y hombres son similares, si bien los hombres se concentran más en los niveles de secundaria.

En la educación superior destacan las mujeres (33%) frente a los hombres (29,8%), apreciándose en este nivel las diferencias más notables. También lo hacen en los estudios primarios o de más bajo nivel (18% de las primeras frente al 16,7% de los hombres).

La situación contraria se aprecia en la segunda etapa de educación secundaria con orientación profesional, nivel en el que tienen una mayor representación los hombres (9,7%) que las mujeres (7,5%). Por último, en los estudios secundarios con orientación general también hay mayor presencia de hombres (11,7%) que de mujeres (10,5%).

Si se tiene en cuanto la edad, se constata que la proporción de mujeres con este nivel educativo alcanza un equilibrio para las personas con edades comprendidas entre los 50 y 64 años, en cambio para las personas de 65 o más años se invierten las cifras observadas para el conjunto de la población y destaca que el 15,8% de los hombres de 65 o más años tienen un nivel educativo superior, frente al 9,5% de las mujeres.

MAYOR NIVEL ENTRE LOS MÁS JÓVENES

Las generaciones más jóvenes tienen un nivel de estudios más elevado. En la educación superior destacan las personas entre 35 y 49 años, 47,1%, frente a las de 65 o más años, 12,2%, apreciándose en este nivel las diferencias más notables.

También lo hacen en la segunda etapa de educación secundaria con orientación profesional (12,2% de personas entre 16 y 34 años, frente al 2,1% de las personas de 65 o más años).

La situación contraria se aprecia en los estudios primarios o de más bajo nivel, nivel en el que tienen una mayor representación las personas de 65 o más años, 41,5%, que las personas en los grupos de menor edad.

Por último, en la primera etapa de educación secundaria, las cifras también son más elevadas para las personas de mayor edad, 41,1% de la población entre 50 y 64 años y 39,6% de la población de 65 y más años, frente a unas cifras que rondan el 25% para el resto de grupos de edad.

DIFERENCIAS SEGÚN NACIONALIDADES

Por otro lado, la población nacional tiene un nivel de estudios más elevado. En la formación superior destacan las personas con nacionalidad española, 33,3%, frente a las de nacionalidad extranjera, 12,7%, apreciándose en este nivel las diferencias más notables.

También lo hacen en la segunda etapa de educación secundaria con orientación profesional (9,1% de personas de nacionalidad española, frente al 3,4% de las personas con nacionalidad extranjera).

La situación contraria se aprecia en los estudios primarios o de más bajo nivel, en el que tienen una mayor representación las personas con nacionalidad extranjera, 35,2%, que las personas con nacionalidad española, 15,5%, en los estudios secundarios con orientación general también hay mayor presencia de personas con nacionalidad extranjera (15,9%) que de personas con nacionalidad española (10,6%).

Por último, en la primera etapa de educación secundaria, las cifras muestran un mayor equilibrio, 31,4% en el caso de la población nacional frente al 32,6% de las personas con nacionalidad extranjera.

La tasa de analfabetismo de la población de 16 y más años en 2016 es del 0,4%, cifra idéntica para hombres y para mujeres. Esta tasa se concentra especialmente en las personas de mayor edad, de manera que, mientras hasta los 70 años era del 0,3% a partir de esa edad se eleva al 0,6%.

Asimismo, existen diferencias más pronunciadas atendiendo a la nacionalidad. De este modo, la tasa de analfabetismo se sitúa en el 0,3% para las personas de nacionalidad española, alcanzando el 1,1% para las personas de nacionalidad extranjera.

Por otro lado, teniendo en cuenta la distribución territorial, existen diferencias en el nivel de formación alcanzado. Así, la denominada 'área metropolitana' se caracteriza por tener el porcentaje más elevado de personas con educación superior (37,9%), seguido de 'valles', con un 36,9%.

En el lado contrario, 'Ribera alta' se caracteriza por el mayor porcentaje de personas analfabetas y con estudios primarios incompletos (9,2%), seguido de 'Ribera estellesa', con un 7,2%.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tan solo el 31.4% de los navarros mayores de 15 años tienen formación en educación superior