• martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 16:06

 

 
 

SOCIEDAD

Señalan que unos 4.000 trabajadores de la construcción podrían estar en peligro en Navarra

Apuntan que el Gobierno "ha tenido tiempo" para hablar con las empresas y acordar unas medias "intermedias".

Un operario trabajando en una obra ARCHIVO
Un operario trabajando en una obra ARCHIVO

El presidente de la Asociación de Empresas Constructoras y Promotoras de Navarra, Juan Las Navas, ha criticado la manera "unilateral" en la que el Gobierno central ha decidido suspender toda actividad que no sea esencial, una medida que teme por sus consecuencias para el sector y sus 4.000 trabajadores.

La Navas ha señalado en este sentido en declaraciones a Efe que la salud es lo prioritario pero el Gobierno "ha tenido tiempo" para hablar con las empresas y acordar unas medias "intermedias", pero sin embargo no lo ha hecho y "parece que actúa según hacen otros", mientras que ayudas previstas en decretos anteriores las ve difícil de obtener porque "aquí todo son promesas pero luego todo se vuelven pegas".

"Todo lo que antes era intentar ayudar a las empresas, ahora se va a cargar todo sobre ellas", ha criticado, y ha añadido que se están "evitando los ERTEs por fuerza mayor que era lo que queríamos porque no se pagaban cargas sociales ni sueldos", aunque los trabajadores cobraban, y al terminar esta situación se "podría retomar la normalidad".

Con este último decreto ya no, dice, porque "se para la actividad y no se exonera el pago cuando muchas empresas de este sector viven al día y si no trabajan los pagos a proveedores y trabajadores van a quedar en el aire".

Ha calculado así que pueden ser del orden de 4.000 los trabajadores de constructoras y promotoras que en Navarra se vean afectados "si dura mucho" la restricción porque la mayoría son micropymes que "no se sabe cómo van a poder sobrevivir".

Para Juan Las Navas esto puede ser si se prolonga "el caos total" cuando el Gobierno debería haber buscado "un equilibrio" entre salud publica y actividad económica, y ha asegurado que en su sector las empresas estaban aplicando "estrictamente" la ley de prevención de riegos laborales aunque ha reconocido la "imposibilidad" de mantener las distancias de seguridad para evitar el contagios por coronavirus.

NAVARRA ENTRE LAS MÁS AFECTADAS

La paralización del sector de la construcción afectará previsiblemente a un 89 % de las obras en España, según los arquitectos técnicos, que sitúan a Navarra entre las comunidades más afectadas.

Estos profesionales celebran la medida sobre las actividades no esenciales anunciada el fin de semana por el Gobierno.

Hasta ahora, y según una encuesta realizada por el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España (CGATE) entre parte de sus colegiados, solo un 34% de las obras en España se habían paralizado por la crisis del coronavirus.

La consulta efectuada por medios telemáticos revela, además, que tan solo un 11 % de las obras que seguían activas en España tienen un carácter urgente o un interés general, por lo que el resto son susceptibles de interrumpirse entre hoy y mañana.

El presidente del CGATE, Alfredo Sanz, señala en una nota que los datos colocaban a los trabajadores del sector de la construcción en una "situación de vulnerabilidad frente a la expansión del virus".

Las comunidades autónomas que se pueden ver más afectadas por esta nueva medida son Navarra (donde el 100 % de las obras se mantenían operativas), Cantabria (97 %) y el País Vasco (87 %).

Por el contrario, Castilla-La Mancha (donde el 48 % de las obras seguían en desarrollo), Canarias (49 %) y Madrid (56 %) son las regiones con una menor posible incidencia en cuanto a la medida aprobada el domingo por el Gobierno.

En el caso concreto de Madrid, el epicentro de la pandemia, solo el 3 % de las obras que se están ejecutando son urgentes o de interés general, dice la encuesta.

Los arquitectos superiores y técnicos y los ingenieros técnicos de obras públicas expresaron la semana pasada que la rápida transmisión del coronavirus "ya no garantizaba completamente" las condiciones de seguridad y protección de la salud de los operarios que están a pie de obra.

Sanz indica que "era casi imposible" que las cuadrillas realizaran algunas de sus tareas a una distancia de seguridad de más de metro y medio.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Señalan que unos 4.000 trabajadores de la construcción podrían estar en peligro en Navarra