• martes, 27 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Navarra recupera las ayudas para prótesis y sillas de ruedas de mayores y discapacidad

Al programa irán destinados 120.000 euros para mejorar la autonomía y accesibilidad de estas personas.

Varias personas con discapacidad y movilidad reducida descienden de un vehículo adaptado y se reúnen en el Paseo Sarasate dentro de un acto organizado por Cocemfe para que se respeten las plazas de aparcamiento reservadas. IÑIGO ALZUGARAY
IÑIGO ALZUGARAY

El Gobierno de Navarra ha recuperado una convocatoria de subvenciones para la adquisición de prótesis, sillas de ruedas, gafas o elementos que mejoren la autonomía y accesibilidad de las personas con discapacidad o las mayores de 65 años, programa al que se destinarán 120.000 euros.

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha explicado que su departamento ha atendido esta demanda “muy solicitada” por las personas mayores o con discapacidad, y ha abierto esta convocatoria para ayudar a la compra de estos materiales de apoyo, ha explicado el Ejecutivo foral en una nota.

La titular del departamento ha visitado este lunes el centro de productos de apoyo abierto hace cuatro años en Pamplona, donde ha recordado que el propio centro es una media que se suma a otras para favorecer la accesibilidad como el proyecto presentado a los fondos europeos para la creación de un centro de referencia en materia de accesibilidad universal que supondrá una inversión de 335.868 euros.

A la nueva convocatoria de ayudas podrán presentar solicitudes las personas con algún grado de dependencia, distinto según el tipo de producto, o mayores de 65 años que acrediten mediante informe médico la pérdida de autonomía en algún de las funciones de la vida cotidiana y la necesidad de estos productos de apoyo.

El Ejecutivo destinará a este programa 120.000 euros y las personas que reúnan las características para recibir la subvención pueden solicitarla hasta el 30 de noviembre. Se podrá solicitar la ayuda para productos adquiridos desde el 1 de enero hasta el 29 de noviembre de 2021.

Con este procedimiento, Derechos Sociales quiere colaborar económicamente en la compra de recursos que facilitan la participación social de las personas con alguna patología acreditada o discapacidad, o permiten su protección y ayuda para varias funciones corporales y otras actividades de la vida diaria, la prevención de deficiencias que limitan la participación.

En concreto, las subvenciones cubren las siguientes tipologías de productos: facilitadores del cuidado y la protección personal (de apoyo para el aseo o para levantarse); para la comunicación e información (gafas, lentillas, audífonos o moldes), para la movilidad personal (sillas manuales o de propulsión eléctrica y grúas), o elementos para el descanso (cama articulada, colchón antiescaras).

La cuantía de las ayudas irá en función de la renta per cápita de la persona solicitante y la subvención máxima será de 3.800 euros. Salvo causa justificada, no se podrá obtener ayuda por el mismo concepto dentro de los cuatro años siguientes.

En su visita, la consejera Maeztu ha conocido las instalaciones del Centro de productos de apoyo, ubicado en la calle Cuesta de la Reina, donde desde su apertura, se han atendido unas 700 consultas, con un promedio de unas 15 mensuales.

Este espacio, conocido como Centro de productos de apoyo a la accesibilidad, comenzó a funcionar en enero de 2017 y fue pionero en su momento. Hoy forma parte de IPROA, la red de Centros de Productos de Apoyo de España, y está atendido por profesionales del equipo de valoración del Departamento de Derechos Sociales.

En el Centro se ofrece información, asesoramiento y recursos técnicos o tecnológicos a todas las personas, o sus familiares, afectadas por alguna barrera de accesibilidad en viviendas, espacios arquitectónicos o sobre servicios y productos de distinta naturaleza, intentando responder a las necesidades específicas de cada persona.

Según indican sus responsables “recibimos muchas peticiones de asesoramiento relacionadas con las actividades de higiene, y ello conlleva un baño adaptado con ducha a ras del suelo y todos los productos de apoyo necesarios para la consecución de tales actividades, como barras de apoyo, silla de baño o alza con reposabrazos para wc, por ejemplo”.

Este asesoramiento también lo ofrecen en Tudela y La Ribera las profesionales del Equipo de valoración de Dependencias en Tudela.

SENSIBILIZAR A LA SOCIEDAD

Además de esta labor de asesoramiento, también tiene entre sus objetivos, sensibilizar a la sociedad navarra sobre la accesibilidad universal y a implementar la cultura del diseño para todas las personas, recogida en el artículo 2 de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Desde el centro también se forma a profesionales de servicios sociales y sanitarios, se organizan jornadas divulgativas y se apoyan otros proyectos innovadores en este terreno, en colaboración con el tejido asociativo o entidades privadas.

Por otro lado, las mismas fuentes explican que el Departamento de Derechos Sociales ha presentado a los fondos europeos un proyecto para la creación de un centro de referencia en materia de accesibilidad universal, conectado con los departamentos de Gobierno de Navarra, que impulse la transformación hacia la accesibilidad universal, con una inversión prevista es de 335.868 euros.

Desde este centro se espera ampliar y difundir el conocimiento existente en materia de accesibilidad para que se vaya incorporando tanto en los espacios públicos urbanizados, las infraestructuras y la edificación, los transportes, las comunicaciones, como en los productos y servicios a disposición del público, las relaciones con las administraciones públicas, la administración de justicia, el patrimonio cultural, las actividades culturales, deportivas y de ocio, el empleo y el sistema educativo.

Tiene previsto realizar un análisis de la situación en Navarra, prestar asesoramiento a entidades públicas y privadas, generar un foro de reflexión en materia de accesibilidad, y promover la investigación en materia de accesibilidad.

Se trata de un proyecto que “ha sido muy bien acogido por parte de las instituciones europeas, según ha trasladado el Gobierno de España al Ejecutivo Foral”, ha señalado Maeztu.

“También supondrá un impulso al II plan de discapacidad de Navarra 2019-2025, que contempla entre sus actuaciones, programas dirigidos a mejorar las condiciones de accesibilidad de los entornos, bienes, productos y servicios, en particular de aquellos de son de competencia pública. Garantizar la accesibilidad universal significa garantizar la igualdad de oportunidades, la promoción de la autonomía personal, la inclusión en la comunidad y la vida independiente de todas las personas y, en particular, de las personas con discapacidad”, ha concluido. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra recupera las ayudas para prótesis y sillas de ruedas de mayores y discapacidad