• lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:39

 

 
 

SALUD

Navarra, en alerta: los casos de Covid-19 se quintuplican en las últimas semanas, especialmente entre jóvenes

Se espera que el departamento de Salud confirme este viernes la aparición de un brote en el barrio de Mendillorri que afecta a varias cuadrillas de veinteañeros.

Estudiantes navarros se presentan a la EVAU tras la crisis del coronavirus en Pamplona. MIGUEL OSÉS
Varios jóvenes sentados en un banco de la Plaza de la Cruz, en Pamplona. MIGUEL OSÉS

Hace tan sólo un mes la situación de la Comunidad foral en relación al coronavirus parecía estar bajo control después de haber sido uno de los territorios más azotados por el virus durante la primera ola de esta pandemia que ha dejado, por el momento, más de 258.000 contagiados en toda España.

En la fecha comprendida entre el 15 y el 21 de junio (inicio de la denominada 'nueva normalidad') Navarra reportó 30 casos de Covid-19 al Ministerio de Sanidad, una cifra que dista mucho de lo detectado en esta última semana en la que los casos se han quintuplicado respecto a esa fecha hasta alcanzar una detección de 152 casos (del 9 al 16 de julio).

Los continuos brotes que surgen en la Comunidad foral, unidos a la falta de transparencia del Ejecutivo de Chivite en cuanto a los lugares en los que surgen estos focos, están dificultando el control de la epidemia que pronto puede pasar factura a la Comunidad foral, al igual que ya está ocurriendo en el vecino territorio de Aragón o en Cataluña.

De hecho, Navarra ha escalado rápidamente posiciones en el ranking de comunidades más afectadas volviéndose a situar como la tercera con mayor incidencia del virus en España.

Actualmente, la media nacional de casos por cada 100.000 habitantes se sitúa en unos 17'7 casos, mientras que en Navarra ha pasado en solo dos días de 21,9 (14 de julio) a 26,4 casos (16 de julio), bastante superior a los datos de España y sólo por debajo de Aragón (81,6) y Cataluña (57,9).

Conseguir aislar todos los contactos de positivos es ahora la meta a la que se enfrenta el departamento de Salud que dirige Santos Induráin en Navarra; una labor de la que se ocupan un equipo de rastreadores que se supuestamente se pone en contacto con cada una de esas personas que, por algún motivo, ha tenido un contacto "estrecho" con alguno de los últimos casos detectados.

Entran dentro de este tipo de contacto, según la definición del Ministerio de Illa, aquellas personas que sin protección han cuidado de otras o que han permanecido más de 15 minutos a una distancia inferior a los 2 metros estipulados.

Sin embargo, la detección de un gran número de casos asintomáticos, especialmente entre el sector más joven, pone el palo en la rueda a Salud que ya ha asegurado que casi 8 de cada 10 pruebas positivas corresponden a gente de entre 12 y 30 años.

Por ejemplo, según Sanidad, en los últimos 7 días se han detectado 152 casos mediante la técnica de PCR en Navarra, de los que solo 60 han presentado síntomas lo que supone que, ahora, un 52% de los casos son asintomáticos y se detectan después haber 'cazado' a uno que sí registra algún malestar.

Por eso, el departamento de Santos Induráin hizo un "llamamiento firme" a este segmento de la población a seguir las medidas preventivas y de protección; es decir, la distancia física, el uso de mascarilla y la higiene de manos. Asimismo, solicitaron evitar, en lo posible, las actividades y encuentros de un número importante de personas y pidieron "solidaridad, compromiso y sentido común".

Navarra informó que esté pasado miércoles se habían detectado 22 nuevos casos positivos de coronavirus. Dos de estos casos corresponden a un nuevo brote en la Comarca de Pamplona, que suma hasta el momento cuatro casos.

En lo que respecta al brote anterior de la Comarca de Pamplona, se ha registrado un nuevo positivo y el foco suma un total de 13 casos.

El brote del almuerzo del día 6 de julio y el de la boda de Tudela permanecen, de momento, en un acumulado de 24 y 37 casos, respectivamente, según ha informado el Gobierno de Navarra, mientras que el de Sunbilla no ha registrado ningún nuevo contagio desde hace más de dos semanas, por lo que parece que se encuentra en vías de extinción.

No obstante, otro nuevos brotes como el desencadenado en Obanos, Cintruénigo o el que, previsiblemente, Salud comunicará este mismo viernes en Mendillorri y que afecta a un importante número de jóvenes hacen pensar que la situación lejos de estar aún controlada, puede agravarse más.

NAVARRA OBLIGA A USAR MASCARILLA

Este viernes a las 00.00 horas ha entrado en vigor la orden foral que obliga a los ciudadanos mayores de 12 años a usar mascarilla en Navarra aunque se cumpla la distancia de seguridad de 1,5 metros. La multa por el incumplimiento será, con carácter general, de 100 euros.

Según se recoge en la Orden Foral, "las personas de más de 12 años quedan obligadas al uso de mascarilla en todo momento, en la vía pública (y otros espacios al aire libre de núcleos poblacionales) y en la mayoría de espacios cerrados de uso público, independientemente de que se pueda garantizar la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros".

La norma también recuerda la obligatoriedad ya vigente de usarla "en todo tipo de transporte público o privado, excepto cuando los ocupantes sen convivientes en el mismo domicilio".

La Orden Foral también incluye una serie de excepciones. No será obligado su uso "en el momento del consumo de alimentos y bebidas" o "durante el ejercicio de la actividad deportiva, siempre que se pueda garantizar la distancia de seguridad interpersonal". En este caso sí se precisa que "se utilizará la mascarilla durante todo el tiempo de circulación entre espacios comunes en instalaciones o centros deportivos".

También se exceptúa de la obligación de mascarilla si se puede mantener la distancia de 1,5 metros "durante el momento de baño en piscinas u otros lugares habilitados para el baño y en actividades de naturaleza fuera de los núcleos de población, como senderismo, escalada, ciclismo, montañismo y similares, siempre y cuando se pueda garantizar la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros".

El mismo criterio rige "en los centros de trabajo de titularidad pública y privada, siempre y cuando se pueda garantizar la distancia interpersonal de seguridad entre las personas trabajadoras".

Por otra parte, "no será exigible el uso de mascarillas en personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada con el uso de la mascarilla o en personas que, por su situación de dependencia o discapacidad o alteraciones conductuales de la conducta, hagan inviable su utilización" o en situaciones de "fuerza mayor".

Se recomienda también el uso de mascarilla "en espacios abiertos o cerrados, de carácter privado, cuando se celebren reuniones de personas procedentes de diferentes núcleos familiares, a pesar de que se pueda garantizar la distancia de seguridad", sin perjuicio de las excepciones que se establecen en esta orden foral. El uso de la mascarilla en los centros escolares se regirá por una norma específica educativa según la situación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra, en alerta: los casos de Covid-19 se quintuplican en las últimas semanas, especialmente entre jóvenes