PREMIUM  TIEMPO

Fin de semana de cara y cruz en Navarra: sábado veraniego y domingo pasado por agua

El sábado llega con temperaturas cálidas que pueden quedarse cerca de los 30 grados, mientras que las lluvias están aseguradas el domingo.

Varios grupos de turistas ha aprovechado el buen tiempo para acercarse a la zona de termas descubierta por la escasez de agua del embalse de Yesa. EFE/Jesús Diges
Varios grupos de turistas ha aprovechado el buen tiempo para acercarse a la zona de termas descubierta por la escasez de agua del embalse de Yesa. EFE/Jesús Diges   jesus diges

El primer fin de semana de otoño llega a Navarra con un tiempo profundamente veraniego, al menos durante el sábado, ya que el domingo la lluvia y la bajada de temperaturas está asegurada en todo el territorio de la Comunidad Foral.

Para este sábado, la Agencia Estatal de Meteorología anuncia cielos poco nubosos o despejados, aunque puede haber alguna nube baja o algún intervalo de niebla en la zona centro y la Ribera. En general el sol va a ser la tónica predominante y llega acompañado de unas cálidas temperaturas que suben respecto a los últimos días.

En Pamplona se espera que se alcance una máxima de 25 grados, el mismo registro que alcanzará el mercurio en Baztán. Estella llegará hasta los 26 grados y la capital de la Ribera, Tudela, rozará los 28 grados. En cuanto a las mínimas, se mantienen las temperaturas frescas de las primeras horas del día que se han registrado durante los días previos.

El domingo va a estar marcado por las lluvias que recorrerán toda Navarra y que van a hacer bajar los termómetros, en algunos puntos de manera abrupta. Es el caso de Baztán, donde mañana se quedarán 10 grados por debajo de la máxima de este sábado, con 15 grados. A los 17 llegará Pamplona, 19 en Estella y 22 grados será la barrera de las máximas temperaturas en Tudela.
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fin de semana de cara y cruz en Navarra: sábado veraniego y domingo pasado por agua