SOCIEDAD

Navarra, con Amaia: la victoria de la pamplonesa en OT hace rugir a sus seguidores en Itaroa

Cientos de jóvenes acudieron a los cines Yelmo a presenciar entre aplausos y ovaciones la gala final de OT.

Cientos de personas siguen a Amaia Romero en la final de OT en los cines Yelmo del centro comercial de Itaroa. PABLO LASAOSA
Cientos de personas siguen a Amaia Romero en la final de OT en los cines Yelmo del centro comercial de Itaroa. PABLO LASAOSA  

A media hora del gran evento televisivo que ha tenido durante meses a media España encandilada, el ambiente en los cines Yelmo de Itaroa confirmaba una vez más que Pamplona tenía ganas de espectáculo.

Los cientos de niños, adultos, ancianos y, en especial, grupos de jóvenes de 16 a 25 años que predominaban en la sala dejaban claro que el espíritu de Operación Triunfo había pegado fuerte en la ciudad y que la gente se quería despedir del programa a lo grande.

A pocos pasos de la sala, el olor a palomitas, los "yo estoy con Amaia" o los "pues yo, aunque prefiero a Amaia, creo que va a ganar Aitana" eran norma. 

Así, con la sala de la gran pantalla abarrotada, todas las especulaciones que los fans se atrevían a comentar entre ellos apuntaban a una peleada final entre Aitana y Amaia.

“¡Este concurso lo ha hecho genial, Amaia es la que más se merece ganar!”, exclamaba una fan emocionada a Navarra.com justo antes de entrar en la sala.

“Todo está entre Amaia y Aitana. Por otro lado creo que la canción que le ha tocado a Amaia envuelve perfectamente lo que ha sido su paso por el programa y, como despedida de todo lo que ha pasado pues, en general, creo que ha sido muy buena elección”, comentaba otra joven.

¡SILENCIO! EMPIEZA LA GALA

A las 22:30 horas, las luces de la sala se apagaban...una ola de gritos con el nombre de Amaia acompañaban a la sintonía de inicio. Los aplausos tampoco eran precisamente escasos. En unos segundos, el "¡Amaia ganadora!" se había vuelto 'trending topic' en los cines.

Así, con el paso del tiempo fueron llegando las actuaciones de Alfred, Ana Guerra y Aitana. Aunque sus temas cautivaron uno tras otro a la sala dejándola en completo silencio no eran más que la calma que precedería la tormenta de aplausos que estaba por llegar.

TURNO DE LA PAMPLONESA: ESTALLA LA SALA

Si hubiese que escoger a un concursante para alegrarte en un momento de bajón, Amaia sería una buena candidata. El repaso que hizo el programa de sus mejores momentos en la academia logró poner a funcionar los diafragmas de toda la sala. Frases como: “¿Pero qué rollo surfero si yo soy de Pamplona?” o “estoy bastante bien, aunque yo me estoy haciendo un pis”, volvían a desatar las carcajadas.

Ahora, si bien las tres primeras actuaciones lograron conquistar los corazones de muchos, la concursante ‘made in Navarra’ conseguía levantar al auditorio entero en un estallido de euforia que, a base de aplausos y halagos efusivos, dejaba en un completo segundo plano a los potentes altavoces del cine. Pamplona estaba con Amaia.

EL PÚBLICO TOMA SU DECISIÓN

Las votaciones habían hablado y llegaban con sorpresas. La primera era que ni Ana Guerra ni Alfred se iban a hacer con el podio. Amaia, Aitana y Miriam eran favoritas. 

Los aplausos al conocer los resultados no se hicieron esperar...y menos cuando el programa anunciaba un concierto de OT en Pamplona. Desde la gigantesca pantalla del cine se sembraba a los fans el gusanillo de vivir próximamente la función en directo y prácticamente en las puertas de sus casas.

EL SHOW DEBE CONTINUAR

Conocidos los resultados, comenzaron las actuaciones definitivas. Aitana, Amaia y Miriam era el orden que seguiría el concurso. De nuevo, Pamplona estaba con la voz de la cantante autóctona.

Eso sí, aunque alguno se atrevió a lanzar un "¡ganadora!", el público prefirió esta vez guardarse los aplausos, silbidos y ovaciones para el momento de los resultados que cerrarían esta edición. Poco a poco, la tensión iba ganando al éxtasis con el que empezó todo.

Tras las actuaciones y algunos problemas de sonido en el plató, la multitud iba apagando sus emociones. Eran más de la una de la madrugada y, desde hacía casi tres horas, los espectadores casi pedían a gritos saber de una vez por todas quién era la ganadora.

Incluso Miriam se llevaba algún que otro pitido cuando comenzó a explayarse con un mensaje de agradecimiento a su novio y a su familia por el apoyo recibido.

Pero llegó el momento de abrir los sobres con los resultados. Una banda sonora de música tensa paralizó a los espectadores pamplonicas que dejaron de estar cómodos en las mullidas butacas. Los corazones de los allí presentes subían el ritmo cardíaco y no había tiempo para reír, llorar o comentar algo al compañero de al lado. Era cuestión de segundos saber cómo se resolverían meses de galas, ensayos y momentazos televisivos varios.

“¡Miriam!”, dijo el presentador, Roberto Leal para señalarla como la finalista con menos votos. Un suspiro generalizado y un leve aplauso a medio camino entre la compasión por la concursante y la alegría por saber que aún quedaba otra oportunidad sonó en la sala.

Entonces llegó la segunda ronda. El silencio volvió a tomar las riendas del momento. Los segundos se alargaban y todas las miradas se clavaban en la pantalla. Y llegó el momento: “¡En primer lugar…¡Amaia!”. Un rugido de aplausos y gritos reventó en los cines en una micra de segundo.

Era la plena definición gráfica de ‘euforia’ en su máximo esplendor. El fenómeno de Amaia había llegado a lo más alto y arrastraba a la cima a todos sus fans de la ciudad, que celebraban entre saltos, abrazos entre amigos y aplausos esa victoria que pasará a la posteridad.

Con la alegría ‘dentro del cuerpo’ y sin importar lo tarde que fuese o lo pronto que hubiese que madrugar en unas horas, el auditorio se fue vaciando. La victoria de Amaia se había convertido en otro ‘trofeo’ más para Pamplona.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra, con Amaia: la victoria de la pamplonesa en OT hace rugir a sus seguidores en Itaroa