• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 06:02

 

 
 

SOCIEDAD

Navarra implantará el modelo Barnahus para atender a menores víctimas de violencia sexual

La Dirección General de Justicia encarga a Save The Children un informe de diagnóstico de la situación actual que permita la futura implantación de centros especializados.

Un grupo de menores extranjeros no acompañados (menas) en un parque EFE
Un grupo de menores en un parque. EFE

El Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Justicia, ha encargado a Save The Children un diagnóstico de la atención prestada actualmente a los niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual. El objetivo es mejorar dicha atención e implantar, en un futuro, el denominado modelo Barnahus para la configuración de entornos amigables en su contacto con la Justicia.

El encargo, ha informado el Ejecutivo, se realiza mediante un contrato con Save The Children, por el cual esta entidad deberá entregar los resultados de su estudio antes del 20 de septiembre de 2022, teniendo el contrato un importe de 15.000 euros, impuestos no incluidos. Save The Children aporta al proyecto la experiencia de haber elaborado los estudios previos que han permitido la implantación del modelo Barnahus en Cataluña, Cantabria y el País Vasco, ha añadido.

Para el director general de Justicia, Rafael Sainz de Rozas, "Save The Children puede dar, gracias a su trayectoria, un importante impulso para la implantación de este modelo, que garantiza un trato más amigable y adecuado a los menores que han sido víctimas de la violencia".

Sainz de Rozas ha explicado que el modelo Barnahus, también conocido como "la casa de los niños y niñas", establece la creación de centros multidisciplinares de atención a la infancia y adolescencia. Por medio de profesionales que trabajan en coordinación con juzgados y tribunales, se trata de atender en ellos a niños o niñas que hayan podido ser víctima de abuso, ofreciéndoles toda la ayuda que precisen ellos y sus familias, pero evitando "la victimización secundaria" que puede producirse cuando ha de reiterar su relato, como en ocasiones sucede, en diferentes estamentos y momentos de la investigación o el trámite judicial.

ADELANTÁNDOSE A LA FUTURA LEY FORAL

Aunque Rafael Sainz de Rozas ha señalado que "en Navarra contamos con protocolos muy garantistas", ha subrayado que el anteproyecto de Ley Foral de atención y protección a la infancia y adolescencia y de promoción de la familia, los derechos de los y las menores y de la igualdad, contempla en su articulado la configuración de entornos amigables a la hora de interactuar con la Administración de Justicia.

Antes de este futuro mandato legal, se han comenzado a dar los pasos oportunos, según el director general de Justicia, para "crear un centro que siga este modelo, y que los operadores jurídicos trabajen en coordinación con los profesionales que en él se integren".

La idea se ha contrastado con el Decanato de los juzgados de Pamplona, la Fiscalía y la Secretaría de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia, quienes "han acogido favorablemente la propuesta", ha indicado Sainz de Rozas.

El modelo Barnahus, que tiene su origen en Estados Unidos y Canadá, trata de evitar la victimización secundaria, tanto de los menores como de sus familias, creando entornos amigables para la atención integral de niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia. Son centros configurados para la atención de los menores víctimas de abuso sexual y de sus familias, si bien pueden extenderse a otro tipo de delitos según la configuración del mismo.

UN MODELO PROVENIENTE DE NORTEAMÉRICA

Bajo el nombre de Children's Advocacy Centers en Estados Unidos, el modelo se extendió en Europa con la denominación de Barnahus que se adoptó en Islandia, por ser este el primer país donde se implantó. Posteriormente, fueron los países nórdicos europeos los pioneros en su incorporación; mientras que, en España, Cataluña ha llevado a cabo la creación con una casa de los Niños en cada Provincia de la Comunidad Autónoma. Por su parte, Cantabria y País Vasco trabajan en proyectos a punto ya de ser implantados.

Precisamente, en las mencionadas comunidades autónomas, ha sido Save The Children la entidad responsable de realizar el estudio-diagnóstico del estado actual del circuito de atención de los niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual vigente en cada uno de los territorios. Por ello, la experiencia acumulada ha llevado a la Dirección General de Justicia a contar con dicha entidad para la realización de dicho diagnóstico para Navarra, ha precisado el Gobierno.

El diagnóstico deberá establecer previamente el modelo que mejor se ajuste a las características de la Comunidad foral; y tendrá en cuenta que el proyecto implica no sólo al Departamento de Políticas Migratorias y Justicia, sino que tienen gran implicación en los Departamentos de Derechos Sociales (protección), Salud y Educación. Y es que estos centros operan como lugares de detección de posibles abusos u otro tipo de delitos en los que la víctima sea un menor o adolescente, evitando que el contacto con la Justicia pueda ser una dificultad añadida para los menores y sus familias, ha detallado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra implantará el modelo Barnahus para atender a menores víctimas de violencia sexual