• martes, 27 de septiembre de 2022
  • Actualizado 08:40
 
 

SOCIEDAD

El Valle de Erro y Magna recurrirán la sentencia contra la mina de Zilbeti

Tras reunirse este sábado, han decidido recurrir el fallo judicial por "razones de coherencia y de responsabilidad".

El Valle de Erro y Magna recurrirán la sentencia contra la mina de Zilbeti. EP
El Valle de Erro y Magna recurrirán la sentencia contra la mina de Zilbeti. EP

Representantes municipales del Valle de Erro, dirigentes sindicales y la dirección de Magnesitas Navarras (Magna) han mantenido este sábado un encuentro para valorar la sentencia que anula la mina de Zilbeti y han decidido recurrir el fallo judicial por "razones de coherencia y de responsabilidad".

Según ha informado Javier Creixell, director general de Magnesitas Navarras, la empresa y las entidades locales del Valle "acatamos con respeto el fallo del alto tribunal navarro, aunque estamos convencidos de que debemos agotar la vía judicial, porque no compartimos el contenido de la sentencia".

El director general de Magnesitas Navarras ha comparecido este sábado en una rueda de prensa junto al alcalde del Valle de Erro, Enrique Garralda; el presidente del Concejo de Zilbeti, Pello Garrido; el concejal de Erro Sergio Murillo; y el presidente del Comité de Empresa de Magnesitas Navarras, Gonzalo Ugalde (UGT).

En la comparecencia, Enrique Garralda ha manifestado que "si el magnesio es un bien escaso, que sólo se encuentra en determinadas áreas del planeta y nuestro valle es una de esas pocas zonas agraciadas", cómo van a explicar a los vecinos que "no podemos extraerlo porque una mínima parte, el 0,25%, toca una zona declarada de protección".

"¿Qué les decimos a nuestros jóvenes cuando se preguntan por qué una sentencia les priva de un prometedor futuro y del acceso a un trabajo estable? ¿Acaso contempla la sentencia qué va ser de las 200 familias de Magna que dependen de este proyecto para continuar manteniendo su modo de vida?", ha expuesto.

Por su parte, el presidente del Concejo ha opinado que los grupos ecologistas "nos quieren vender la idea de que el futuro del valle se puede sostener únicamente sobre una sola pata, la de la economía rural", pero que "en nuestra experiencia, esto no funciona cuando es una actividad única". "Ni aquí ni en ningún otro lugar de estas características", ha remarcado.

Por ello, ha considerado "imprescindible" que "nuestro pueblo mantenga su actividad rural, pero combinándola con una importante base en otro sector; en este caso, industrial". "Y lo bueno de este proyecto, es que ambas actividades pueden convivir perfectamente", ha apuntado.

En este sentido, el director general de Magnesitas Navarra ha defendido que "todos los demandados (Gobierno, Concejos, Ayuntamientos y Magna) debemos recurrir la sentencia por razones de coherencia con el proyecto presentado y la demostrada capacidad y la solvencia técnica de todas las personas que han participado en la tramitación de los expedientes durante los años transcurridos desde el inicio del proyecto empresarial hasta el momento en que fue autorizado".

"Siendo muy importante todo lo anterior, creemos que no lo es menos el hecho de que esta decisión judicial, de convertirse en definitiva e irreversible, tendría un impacto muy negativo en la puesta en marcha de otros proyectos industriales en Navarra", ha advertido.

Además, ha subrayado que "en estos momentos, lógicamente, todos los que formamos parte de Magnesitas Navarras estamos preocupados por nuestro futuro", ya que "la capacidad extractiva del yacimiento de Azcárate (Eugui) se encuentra en su última fase y el mantenimiento de la actividad en Zubiri exige una fuente alternativa a corto plazo".

En este sentido, ha incidido en la idea de que "el proyecto del Valle de Erro es una alternativa real, que aporta estabilidad a la compañía a medio y largo plazo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Valle de Erro y Magna recurrirán la sentencia contra la mina de Zilbeti